LA NECESARIA PAZ.

Por Froilán González y Adys Cupull.

 

Ojalá que la visita  del presidente de Estados Unidos Barack Obama,  a  La Habana  sea el inicio de una nueva  era en las relaciones de  ese país con  América Latina y el Caribe.

Ojalá que la  resistencia del pueblo cubano y la solidaridad internacional le enseñaron  que  fue más poderosa que los cincuenta y seis años de bloqueo económico y financiero, amenazas, agresiones, campañas desinformadoras, actos terroristas y  enemistad.

Ojalá que se inicie una era de  respeto a la soberanía, la independencia, la no injerencia en los asuntos internos, la  diplomacia, el diálogo, la tolerancia,  el multilateralismo, incluso la voluntad y capacidad de admitir los errores y los fracasos.

Un amigo  nos comentaba: “El imperialismo  es  una locomotora que marcha rumbo al abismo, cada día  le pone mayor velocidad, cuando  se despeñe, se llevará con ella, los coches de primera, de segunda y de tercera categoría.  Hay que poner freno a ese sistema o iremos a parar a ese abismo”.

Ojalá Obama y  los intereses que representa  y sirve, comprendan que conducen a la humanidad al desastre. Europa y el Medio Oriente deben servirles de referencias.

El imperialismo norteamericano y sus cómplices han lanzado una ofensiva contra los líderes y gobiernos que no se someten a sus dictados y para ello utilizan sus campañas mediáticas a través de sus poderosos medios..  Están a tiempo de pararla.   La Paz es una buena  inversión. Un incendio en cualquiera de nuestros país no les conviene.

El anuncio  de que  van a desclasificar documentos sobre el papel del gobierno de Estados Unidos durante la etapa de la dictadura Argentina, seguramente ayudará a  comprender el proceso que se vivió en   la década de los años 70..

En el mes de diciembre de 1977 también  desclasificaron documentos, que  revelaron lo que casi todo el mundo sabía. La forma en que orquestaron las  campañas mediáticas contra los pueblos latinoamericano.

Las informaciones provocaron un gran escándalo cuando el  The Times publicó una serie de documentos sobre las  vinculaciones de la  CIA y los medios de difusión, con un titular de primera plana que decía “Red mundial de propaganda construida y consolidada por la CIA”.

“Nueva York, Dic. 28 (UPI). El diario The New York Times, concluyó hoy la publicación de una serie de tres artículos sobre la penetración del Servicio Central de inteligencia (CIA) en la prensa norteamericana, coincidentemente con el comienzo de audiencias de una subcomisión del Congreso en Washington sobre el tema.

“En uno de los artículos, el diario neoyorkino sostiene que la CIA habría montado en décadas pasadas, durante el tenso período de la “guerra fría” entre Estados Unidos y la Unión Soviética, una vasta red mundial de propaganda, utilizando algunos corresponsales norteamericanos y periodistas extranjeros y financiando periódicos y revistas y la publicación de libros….

“Entre las organizaciones periodísticas extranjeras subsidiarias, llegaron a contarse publicaciones de renombre como París Match. Además, añade el artículo, la CIA habría financiado periódicos, en su mayoría órganos de habla inglesa en capitales extranjeras, mencionando entre ellos a Daily American de Roma, el Times de Bruselas, el Times de Manila, el World de Bangkok y el Evening News de Tokio. También dice que la CIA habría colocado agentes suyos en el South Pacífic  Mail de Santiago de Chile, el Chronicle de Guyana, el Sun de Haití y el Daily Journal de Caracas…

“La CIA tuvo agentes en una cantidad de servicios noticiosos extranjeros, incluyendo Latín, la agencia de noticias latinoamericana operada por la agencia británica Reuters y la organización Rithaus de Escandinavia.

“Aunque hubo agentes de la CIA en oficinas extranjeras de The Associated Press y United Press Internacional, se dice que la CIA no tuvo ninguno en Reuters debido a que esa agencia es británica y por lo tanto un blanco potencial del Servicio de Inteligencia británico. Pero fuentes familiarizadas con la situación dicen que la CIA ocasionalmente tomó prestados “bienes” (periodistas simpatizantes) británicos en Reuters con el fin de plantar informaciones. (…)

“Según el diario, la CIA habría penetrado también en diversas formas a otras grandes organizaciones periodísticas de Estados Unidos, como las cadenas de televisión ABC y CBS, las revistas Times y Newsweek y los diarios The New Times, The Christian Science Monitor y otros, algunas veces con el conocimiento de sus editores.

“El diario dice también que la CIA habría canalizado propaganda por medio de agencias de artículos especiales, como Editors Press Service, pertenecía a Joshua B. Powers. Este declaró que este no era el caso aunque tenía amigos en la CIA, en que sólo recuerda un vínculo ocasional con la CIA, en que, fondos de la organización fueron utilizados para pagar un viaje del columnista Guillermo Martínez Márquez por América Latina en la década de 1960…

“Según The Times, la CIA habría subsidiado asimismo en el pasado publicaciones en Estados Unidos, en su mayoría vinculadas a periodistas cubanos exiliados por intermedio de una compañía llamada Foreign Publicationes Inc …

“En el último artículo, publicado hoy,  el Times se refiere a la vinculación de algunos corresponsales norteamericanos con la CIA, muchas veces sin el conocimiento de sus editores. Señala dos clases de relación, una en base al pago de honorarios y la otra como cooperación no rentada de periodistas simpatizantes con la organización. Entre estos últimos menciona al fallecido Jules Dubois, del Chicago Tribune, que fuera prominente corresponsal sobre asuntos latinoamericanos, y a Sam Poper Brewers, un corresponsal del propio The New York Times en el Oriente Medio.”

Los trabajos periodísticos del Times confirmaban lo que era conocido por analistas y observadores políticos. Se sabe que la CIA financió por determinados períodos e incluso años, a periodistas, escritores y académicos sociales para que escribieran  o investigaran sobre determinados temas de interés para esa agencia de espionaje, con el propósito de desinformar, difamar y  encubriéndose en la actividad de investigación académica o periodística, tergiversar los hechos históricos y ocultar la verdad.

Cuando toda su propaganda no logró los objetivos propuestos y no pudieron contener a los pueblos, implantaron  las dictaduras, con ella llegó la resistencia,  huelgas,  manifestaciones,  a las que siguieron masacres, represión y  torturas. Los pueblos se rebelaron, llegaron las guerrillas rurales y urbanas. La Guerra Civil,  el Plan Cóndor con sus crímenes, desaparecidos, secuestrados, las invasiones, intervenciones militares, la guerra sucia.

En los últimos años, el imperialismo norteamericano,  sus cómplices locales y asalariados han orquestado campañas calumniosas contra personas,  dirigentes y países que no se doblegan a sus intereses.

El imperialismo norteamericano y sus  aliados locales, deben reflexionar sobre el alto costo de una marcha atrás, el incendio puede arrasar con todos.

Ojalá entiendan que la vía correcta es el respeto a la soberania de los pueblos, la no injerencia en los asuntos internos, el diálogo civilizado. A todos conviene que América Latina y el Caribe sea una zona de Paz.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: