Historias de Irma: El símbolo que nos une

Texto y foto: Rolando Almirante, tomado de Cubadebate.

El mar entró. Demoró casi un día en regresar a su sitio, desvencijó todo a su paso, arrancó de cuajo casas, pertenencias (…) Todos estábamos consternados.

A casi tres días del suceso y cuando las circunstancias me lo permitieron, salí en busca de un sitio donde pudiera conectarme y dar señales de vitalidad. Allí, leyendo la prensa: la de aquí, la de allá y la de todos los lados, observé en un medio extranjero la malintencionada instantánea de la destrucción del almacén destinado a las Banderas Cubanas en La Tribuna, justo a metros de mi casa (no tengo que explicar hasta donde llegó y subió el agua).

Sin el más mínimo ánimo de polemizar, les entrego estas fotos que alguna prensa no vio, y añado, que el deseo y la voluntad de colgar las banderas ocurrió como resultado de un movimiento espontáneo de los vecinos, quienes observaban preocupados cómo yacían decenas de ellas en el piso, en medio de la confusión que generaba el trabajo de excavadoras, técnicos de Aguas de la Habana y de ETECSA, El Ejército y muchos curiosos y otros muchos jodedores.

De a poco, el barrio se fue engalanando con la Enseña Nacional, yo fui a buscar la mía con no menos emoción que la que embargaba a una anciana o a un niño.

Nadie concertó esto, nadie orientó esto, salió del deseo más profundo del amor por nuestra bandera y lo que ella representa y sí, ciertamente pusimos nuestros balcones para que se secaran, pero en ese acto silencioso estaba también nuestro respeto por un símbolo que nos une y al que nunca entregaría como elemento para decorar análisis de cierta subjetividad coyuntural.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: