EEUU: La mentira desfachatada, o cómo se embrutece a un pueblo

Mientras el cintillo del noticiario anuncia noticias de última hora, la presentadora Trish Regan se apresta a embutir a su audiencia, sin sombra de escrúpulos, mirando seria a las cámaras:

 “Ultima hora. La dictadura socialista de Nicolás Maduro en Venezuela dejó de existir”.

Una pausa imperceptible antes de que la mirada de Trish se incruste en las pupilas de cada uno de los consumidores al otro lado de su tele. Y sigue: “Venezuela tiene un nuevo presidente, un líder escogido por  su pueblo, y  apoyado  por  los Estados Unidos de América. Aquí mi entrevista exclusiva con nuestro vicepresidente Mike Pence”.

Los Estados Unidos de América ha sido pronunciado con énfasis, como recordando al mundo con quién se está metiendo Maduro. Continúa Trish, ahora dirigiéndose a Pence:

“Algo más está ocurriendo porque Vladimir Putin, según me dijo la anterior vicepresidenta de Venezuela Delcy Rodriguez,… ella me dijo que están haciendo negocios con él, están haciendo negocios con los chinos, están haciendo negocios con los iraníes, ellos están abiertos para los negocios, básicamente…usted sabe, todos los tipos que a nosotros no nos gustan tanto; pero bueno, la señora Rodríguez señaló esto. Ahora que hay un presidente que tiene una relación con nosotros, ahhh,…que quiere libertad para su pueblo. ¿Cómo eso cambia la ecuación de Putin, de los chinos y los iraníes?”

Hay que conceder que a Trish se le trabó algo la lengua antes de decir que el nuevo presidente de Venezuela quiere la libertad para su pueblo. Ya nos ha recordado que Delcy es la anterior vicepresidenta y que los malos de Hollywood siguen siéndolo en la vida real. Toca entonces la palabra a Mike Pence, vicepresidente de los Estados Unidos de América.

Dedicando una mirada de contrición a la teleaudiencia:  “Hemos visto a Rusia, China y Cuba involucradas en lo que yo llamo diplomacia de la deuda con Venezuela, y lo que pediremos al nuevo gobierno de transición es sencillamente que se avengan a la constitución y al estado de derecho. Muchos de esos arreglos fueron hechos unilateralmente por el régimen de Maduro y nunca aprobados por la Asamblea Nacional y el legislativo como requiere la constitución.

Pero, mira, yo espero que esto sea un nuevo comienzo para nuestra relación con Venezuela, y más importante, un nuevo comienzo para el pueblo de Venezuela.

Debo decirte Trish que nunca me he sentido realmente más conmovido que al ver las vastas multitudes que han tomado las calles en Venezuela, ondeando banderas venezolanas y defendiendo la libertad, defendiendo la democracia y elecciones justas y el estado de derecho; y estoy muy inspirado por el coraje de todos aquellos en la oposición dispuestos a enfrentarse a un régimen que ha usado violencia para oprimir a sus críticos, que ha encarcelado a su oposición en el pasado. Hemos visto la brutalidad del régimen de Maduro. 

El coraje que el presidente Guaidó ha demostrado, el coraje de todos aquellos en la oposición han mostrado para traer este día es algo que no escapa al presidente Trump, no escapa a mí y continuaremos firmes junto al pueblo de Venezuela hasta que la libertad y la democracia son restauradas”.

Lo que sigue es más de lo mismo, pero no añade al hecho de que ya el norteamericano común está informado de que Maduro no está ocupando la presidencia venezolana.

Entretanto, el pueblo bolivariano de Venezuela y quienes le acompañamos en su justa lucha debemos de estar en máxima alerta.

Detrás de la burlesca representación montada por Trish –¿o será Trash?- Regan y el vicepresidente Mike Pence, están cayendo las primeras víctimas que preludia una posible agresión armada a Venezuela: los norteamericanos que, engañados, lanzarán idiotizados vítores ante las imágenes del poderío desatado por su gobierno contra un pueblo de la América Nuestra.

Texto: René González Sehwerert, tomado de La Pupila Insomne.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: