Cuba después del tornado /Regla, la Sierra chiquita (Testimonio)

Texto de Beatriz Santamaría, corresponsalía Resumen Latinoamericano en Cuba

Este sábado 9 de febrero 2019 volvimos a Regla, el ultramarino pueblo de Regla que visité por primera vez en la decada del 80. Llegamos allí junto a mi compañero Javier Salado (hoy fallecido), ya que era el lugar donde habia nacido. En ese momento, me impresionó el cartel que decía “Regla, la Sierra chiquita”.

El nombre se lo habia ganado por la lucha desarrollada por los jovenes reglanos contra la dictadura de Fulgencio Batista y que asi la habia bautizado Fidel Castro.

Esta vez, el cartel ya no estaba en su sitio, el tornado no lo habia perdonado, como no perdonó a las más de 100 casas que destruyó completamente.

Llegamos a Regla, miembros del Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad para los Pueblos e integrantes de la corresponsalía local de Resumen Latinoamericano, para continuar entregando donaciones a los damnificados. Fuimos directamente a la sede del gobierno, los compañeros y compañeras representantes de las diferentes instituciones que trabajan arduamente, nos atendieron rapidamente, nos brindaron amplia explicación de como marchaban las labores de recuperación y cuando les señalamos el motivo de nuestra visita, nos invitaron a que si queriamos podíamos entregar inmediatamente y a quienes lo consideraramos los donativos que habíamos llevado. Nuestra respuesta fue categórica, nosotros queríamos hacer la entrega directamente al gobierno, porque estábamos convencidos de que ellos, mejor que nadie sabían las necesidades de cada uno de los afectados,. Enseguida, nos dispusimos a recorrer algunas de las zonas afectadas y ver in situ la marcha de la recuperación.

Nos invitaron a que fuéramos a las zonas afectadas y conversáramos con los pobladores y así lo hicimos. La experiencia fue inolvidable, encontramos calles casi intransitables, pero hoy no por los escombros, sino por camiones, por materiales de construcción, por obreros trabajando.

Cada persona con la que hablamos tiene su propia tragedia personal, pero no sentimos desánimo en ninguno, ni en las personas ancianas, como no los demostró una señora de 80 años, que de su casa solo quedó el piso y que desde hace unos días una brigada de constructores levanta su nueva morada. “Gracias a la revolución y a dios”, como ella misma nos dijo.

Nos impactaron las anecdotas, no solo del comportamiento y sacrificio de los reglanos, sino también de cubanos anónimos. Como nos dijo una señora que recibió  a una persona que solo sabe que es del municipio Playa y que trabajó todo el día en la albañilería de su casa y que a la hora de despedirse solo le dijo: “en estos dias, tan pronto el trabajo me lo permita regreso a seguir ayudando”. Su nombre no era importante, solo su accionar.

Regla, pueblo humilde, se agigantó ante la mirada de compañeros argentinos, palestinos, chilenos, todos combatientes internacionalistas, fogueados en la lucha revolucionaria en sus respectivos países y que hoy luchan y están al lado de nuestro pueblo, compartiendo cada uno de los momentos por los que vivimos. Así lo está haciendo, por ejemplo, nuestro companero Alberto, el chileno, quien olvidando sus problemas de salud, se ha incorporado a la Brigada de la construcción organizada por el artista de la plástica Alexis Leyva Machado (kcho) y quienes hasta el dia de hoy ya han erigido 5 techos de viviendas.

Un dia como hoy debemos recordar a nuestro apóstol, José Martí, cuando el 8 de febrero de 1879 dijo al referirse al pueblo de Regla: “corre aquí aire de frutos, aire de buenos, aire de bravos”.

Regla seguirá siendo la Sierra chiquita, aunque el cartel ya no este ahí.

 Cartel de Regla que se llevó el tornado

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: