Tornado en La Habana: Un mes después

Texto: Laura V. Mor / Fotos: Yaimi Ravelo.

Cobertura Especial de Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

Regresamos a los barrios afectados por el paso del tornado. Un mes después el panorama es completamente diferente al que observamos a los días de iniciada la recuperación donde, si bien se notaba el arduo trabajo en marcha, todavía quedaban restos notables del desastre en las calles, aceras y casas.

A cada paso nos cruzamos con construcciones nuevas y otras en restauración, calles vueltas a asfaltar y canteros en aceras que antes no estaban.  Reconstruirlo mejor de lo que estaba es la premisa y también, la realidad.

Vemos cientos de trabajadores descargando materiales desde camiones que, según nos contaba Jesús Soria Laza, uno de los trabajadores de la Brigada de Secons Servicios Especializados -una de las empresas estatales que se encuentran colaborando en la recuperación de Luyanó- están a disposición de las brigadas a tiempo completo para poder concluir con rapidez las obras, pero “con todo lo que lleva”

“Trabajamos hasta que se va la luz del sol” nos dijo Jesús.  “Han trabajado de sol a sol, desde las 8 de la mañana ellos están aquí, todos los días desde la mañana siguiente al tornado” nos confirma Yanet Rodríguez que se acerca al vernos hablando con él.

El edificio de dos plantas donde vive Yanet, ubicado frente al Policlínico estaba atravesado por el tendido eléctrico caído y desmoronándose como muchos, pero llamó nuestra atención al ver las pocas pertenencias que les habían quedado apiladas en una diminuta acera.

A Yanet cuando nos cuenta esa noche terrible, aún un mes después, se le llenan los ojos de lágrimas, en una mezcla de tristeza por lo vivido pero de esperanza al ver la rápida recuperación de su barrio gracias al accionar estatal que nos remarca.

Jesús, que sigue la conversación de cerca, pide la palabra. “Quiero decirles que siento tremendo orgullo de poder ayudar aunque sea un poco” nos dice, con esa emoción de quién sabe que la tarea es inmensa pero la voluntad de lograrlo también.

“Es dar lo mejor de nosotros”, afirma. “Es verdad, han dado todo por nosotros”, reafirma Yanet. “Somos cubanos” le responde Jesús, alejándose para volver a la construcción, con una sonrisa que encierra en un simple gesto toda esa solidaridad que hemos visto aflorar en este mes (como tantas otras veces) en el pueblo cubano.

Seguimos camino. En Regla nos encontramos con Marebel Vegas Pérez, quien ya cuenta con su vivienda nueva. “¡En 15 días…!” nos decía emocionada, al tiempo que nos hacía un recorrido por la sala y las dos habitaciones y nos contaba lo rápido que construyeron los trabajadores de la Brigada Julio Antonio Mella.

La casa de Marebel es una de las 689 obras que se encuentran en ejecución, a las que se le sumarán 115 en los próximos días.  

Félix Luis Ávalos Curiel, uno de los trabajadores de la Brigada #4 Julio Antonio Mella, que colabora en la recuperación de Regla junto a otras brigadas, nos comentaba parte de la organización y logística que permitió que la recuperación se encuentre tan avanzada. “Todo está a disposición de recuperar lo perdido” nos decía, mientras nos contaba que desde las empresas del Estado se garantizan las viandas y comidas para los trabajadores, así como su traslado y los materiales que se necesiten para llevar a cabo las obras. Félix enfatizó el trabajo colectivo, que incluye no sólo a los organismos del Estado y las brigadas, sino también a los propios damnificados.  Queda por hacer, pero los avances están a la vista…

Vea también

Deja un comentario