Cuba: “Santiago Álvarez estaría hoy defendiendo a Venezuela”

Entrevista a María Torrellas / Directora de “Cubanas. Mujeres en Revolución”

María Torrellas no es lo máximo en el baile pero “se defiende”. Y cuando suenan temas tradicionales cubanos como los interpretados por el bien plantado grupo Son de la Loma, de esta ciudad sur oriental, entonces hasta se pone a bailar sola.

Además, esta mujer oriunda del País Vasco y radicada hace 13 años en Argentina, tiene un aval que le abre los brazos a Santiago de Cuba: es simpática, sonriente y de conversación agradable. Con eso le basta para estar en la Cuna de la Revolución, del bolero y el son.

Torrellas por poco es sicóloga pero antes de terminar la embelesó el periodismo y desde hace años pertenece al equipo de Resumen Latinoamericano, que se edita aquí en Cuba.

 

¿Y qué hace esta vasca-argentina en la urbe santiaguera?

Vine porque la película producida por Resumen Latinoamericano y realizada por mí y el equipo, fue elegida para concursar en este Festival Internacional de Documentales Santiago Álvarez in memoriam; se titula Cubanas, mujeres en Revolución y para nuestra satisfacción y alegría,  recibimos Reconocimiento de la Cátedra Santiago Álvarez de la Universidad de Oriente”.

“La película fue estrenada en junio pasado en la Federación de Mujeres Cubanas y es ahí que la FMC asume el filme como su historia, como un rescate de las heroínas de antes pero también un rescate de las que ahora luchan”.

“Son muchas aristas, muchos temas: internacionalismo, el Bloqueo, el feminismo, los logros, los desafíos, el LGBTI con Mariela Castro. Fue para mostrar, no en competición, en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, en La Habana, y aquí sí es elegida a concurso”.

Explicó Torrellas, que Resumen Latinoamericano es un medio internacionalista y al presentar el filme aquí en el cine Cuba, de la calle Enramadas, fue acogido con muchísima emoción.

“Compañer@s profesores de Historia que han vivido la Revolución opinaron que la película tenía que pasarse en los colegios. Porque en espacios cortos, está contando la historia de la Revolución desde la mujer y hasta la actualidad”.

“Cuando fuimos al cine Turquino, bueno, yo no conocía el poblado de El Cobre. Fue muy emocionante. Invitaban a las personas por las calles ‘¡Eh señora, vamos a dar el documental!’ Y esperamos y vinieron niñas y niños de las escuelas, con sus maestros; mujeres, ancianas, dirigentes de la FMC y vieron la película”.

Luego estuvimos hora y media hablando con el público mayoritariamente formado por mujeres. Y yo les decía ‘Miren qué diferencia: he estado este 8 de Marzo en Cuba y Betty Santamaría me decía ‘María, aquí estamos en paz, aquí no hay guerra’. Y vi cómo las compañeras se reúnen en sus lugares de trabajo; el director del ICAIC les llevó un kake (torta) a las trabajadoras del Festival. Yo no podía creer eso. Y les conté: ‘Miren, en Argentina, un millón de mujeres en todas las ciudades salimos a las calles indignadas, pidiendo el aborto seguro porque se nos mueren nuestras chicas; porque nos matan una mujer cada 30 horas; porque se llevan a las chicas para la prostitución”.
“Y aquí es muy diferente y solo hay que verles las caras alegres a las mujeres, a las jóvenes, cómo celebran el 8 de Marzo, vaya eso me emocionó.
“Ellas preguntaron ¿‘ustedes pueden llevar la película a las campesinas de la Sierra’? Primero les dije que conozco la TV Serrana; que yo estuve en un taller con Daniel Diez en Buenos Aires y que aprendí con esa TV Serrana. Entonces sugerí que llevaran el filme a las mujeres de la Sierra, a las montañas. Lamentablemente, yo estoy lejos y no voy a poder ir”.

Detalló María Torrellas, que la película se ha exhibido en el País Vasco y como parte del programa de actos por el Día Internacional de la Mujer en Madrid, en Catalunya, en EE.UU, en Australia, en Estocolmo, en Suiza, en Londres, en Suecia en dos lugares: un centro de mujeres y un centro de solidaridad; en Lima, Perú, en Argentina. Y aun sin ser una realizadora netamente comercial, Torrellas explica cómo ha logrado exponer el filme: “Esto está enmarcado en la solidaridad con Cuba revolucionaria, así con todas las letras: revolucionaria. Porque ahora pareciera que hay un tipo de personas en la Cultura, incluso en Cuba, que cree que no hay que hablar de política; que de lo político ya se ha hablado mucho. Entonces esta película es una herramienta de la solidaridad; no buscamos lograr mercados sino solidaridad. Así y todo, en la Argentina no fue solo la solidaridad sino que se dio en un Cine exclusivamente a películas nacionales, enorme, como película producida en la Argentina, un documental sobre cubanas y la Revolución que ustedes saben que no es fácil. Y estuvo mes y medio en cartel. Es inédito para un documental de este tipo. Las películas están dos semanas a lo sumo y si llena la sala se extiende un poco más”.

Sobre su criterio en relación con el Festival que tiene lugar en la ciudad, Torrellas señaló: “A mí me parece este Festival una trinchera de resistencia. A mí lo que me enseñó este Festival, lo que me enseñó Santiago Álvarez es que el documental tiene que ser revolucionario, internacionalista; tiene que ser una herramienta para la liberación de los pueblos”.

“Aquí, en uno de los debates, hubo una intervención de un profesor, que tuvo la desfachatez de decir que se equivocaba Santiago Alvarez. Y agregó, que él, personalmente, no adoraba a los líderes de la Revolución y que además, Santiago –fíjate como manipuló– retrataba las escaseces de los años 80 como las que tenemos ahora. Bueno, lo que me faltaba: venir a este Festival que es una trinchera de resistencia y de lucha a escuchar eso”.

“Entonces, bueno, le contestó Lázara Herrera; Lázara le dijo que estaba equivocado; que Santiago Álvarez no era eso que él había dicho. Y a mí me salió del corazón decir ¿Cómo es que no hay que adorar a las líderesas y a los líderes? Es al revés: más tenemos que rescatarlos, amarlos y amarlas. No se trata de adorarlos como si fueran ídolos, no, no. Esto es amar su legado, porque nos han enseñado a las generaciones que veníamos detrás. Precisamente la película “Cubanas…” es eso: un rescate, para que el mundo sepa lo que hizo la Revolución por las mujeres. Porque la gente no sabe nada; fuera de Cuba se conoce poquísimo el papel de Celia, de Vilma, de Haydée, de Melba Hernández. Exhibir películas como esta es una forma, es una herramienta para las feministas del mundo, de América Latina y Europa para que conozcan mejor a la Revolución”.

“Entonces expresé: ‘A ver:  estamos en la Cátedra Santiago Álvarez, en el Festival Santiago Álvarez, con su compañera. ¿Cuál sería la postura de Santiago ahora? El legado de él sería defender a Venezuela con todo. Porque si él estuvo 15 veces en Vietnam e hizo 150 trabajos allí, nosotras y nosotros documentalistas de ahora, tenemos que hacer documentales, videos, lo que sea por Venezuela, y por Brasil, porque hay un golpe continuado en Brasil desde Vilma con la prisión de Lula; en Argentina, donde está el neofascimo; porque quieren derrocar a Venezuela y luego hacerlo también en Cuba. Si cae Venezuela, Cuba va a ser asediada mucho más. Y ¿cuál es nuestro papel? Dar a conocer estas luchas, esta Revolución. Y no hay comparación entre este país y Guatemala, Haití o Dominicana”.

“Para nosotras que vivimos en Argentina, país rico y que podría alimentar a toda América, es doloroso ver cómo muere la gente de hambre; se nos mueren las chicas por un aborto, y eso es lo que les digo a las compañeras; hay mujeres asesinadas por feminicidio, por ser mujer; chicas en los prostíbulos como era aquí antes de la Revolución; la Revolución enseguida cerró los prostíbulos, tengo la filmación y a Vilma contando eso”.

Sobre las privaciones en el país, Torrellas se preguntó: ¿Cómo Cuba no va a tener carencias con un bloqueo así que es una vergüenza para el mundo?

“En ese momento yo dije: ‘Cuba es un faro, es una esperanza para los demás pueblos que están en lucha, y las mujeres que estamos luchando. Y eso es lo que me dicen en todas las puestas de la película fuera de Cuba, que Cuba es nuestra esperanza”.

Más adelante, María reiteró que su trabajo es militante: lo mismo hace una nota en Resumen Latinoamericano, que un programa de radio para las radios comunitarias de América Latina, porque “soy una reportera autodidacta, que viene de estudiar sicología. No llegué a terminar la carrera porque me metí en el periodismo; era reportera gráfica; luego pasé a hacer documentales hace 15 años” .

Hace un tiempo, aquí en Santiago de Cuba en un Festival Santiago Álvarez me premiaron un documental; se llama “Memoria de una hija de Oshún”; me dieron, además, un premio de la Unesco por la diversidad, por rescatar una bailarina afrouruguaya que sufrió esclavitud en Montevideo, en pleno siglo XX”.

Torrellas no será una estelarísima en el baile pero sí en la misión hermosa que tiene y que exhibe en el “Santiago Álvarez” como su mejor documental: el sentimiento de solidaridad plena hacia la Revolución Cubana y su obra.

Trailer de Cubanas. Mujeres en Revolución, un documental de María Torrellas

Entrevista: Miguel A. Gaínza Chacón / Diario Sierra Maestra. Fotos: Yaimi Ravelo / Resumen Latinoamericano / Archivo.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: