El rol de las federadas en la sociedad cubana, un análisis necesario en el Congreso de la FMC

Con la interpretación del tema Mujer Bayamesa de la voz de Beatriz Márquez y con Alejandro Falcón al piano, dio inicio la primera sesión plenaria del X Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), espacio idóneo para el debate de los principales retos que en la actualidad tienen las féminas de la nación.

En la cita -que da fin a un proceso orgánico previo- se dieron a conocer los dictámenes de las comisiones de trabajo que sesionaron este miércoles y se recordó a Vilma Espín, figura cimera en la historia de Cuba y en la lucha por el empoderamiento de las mujeres.

Retos de las mujeres en la Cuba actual

Fortalecer el trabajo con las mujeres vinculadas a tareas priorizadas por la economía, lograr una mayor inserción en el sector no estatal, incrementar la atención a las campesinas, eliminar cualquier tipo de discriminación, diversificar las vías para la educación sobre género y la atención a las jóvenes federadas, resaltaron como las principales tareas y retos de la organización.

Asimismo, reconocieron que aún quedan por crear espacios de participación y de intercambio sistemático con las estructuras de base; así como la necesidad de programas de capacitación sobre cultura jurídica e igualdad de género.

Primera sesión plenaria del X Congreso de la FMC.

Además, resaltaron la importancia de crear una política de comunicación para la FMC.

Para las federadas, esta organización es primordial en el tratamiento de las problemáticas que afectan a la familia como la violencia doméstica, el embarazo precoz, el enfrentamiento al consumo de drogas y la lucha contra la corrupción.

Maribel Rivero, delegada de Pinar del Río y la mayor productora de tabaco en el país, manifestó su alegría por la oportunidad de participar en este evento. A pesar de ser una campesina, tengo los mismos derechos que un doctora, una maestra”. Asimismo dio pautas desde su experiencia, de como potenciar la producción, sumar a más mujeres y contribuir en gran medida a la economía del país.

Para Madelaine Liranzo, delegada de Jigüaní, es necesario que la FMC llegue hasta los rincones más intrincados y lleve a las mujeres campesinas un mensaje de confianza, para que conozcan los momentos en los que estamos viviendo.

Desde muy temprano tuve que trabajar. Empecé en la montaña y desde ese entonces nadie me ha hecho parar. Hoy mi finca tiene doble excelencia nacional; las mujeres somos capaces de hacer lo que sea y mucho más, narró Liranzo en su intervención.

Las palabras de cada delegada confirmaron que las mujeres cubanas apoyan a la máxima dirección del país y están comprometidas con la continuidad del proceso revolucionario.

Yeney González, delegada avileña, intercambió experiencias que se han articulado como estrategia del proceso orgánico a nivel de base de este congreso. Sobre el manejo y uso efectivo de las redes sociales, es necesario que cada mujer se convierta en una comunicadora.

Desde la provincia se han hecho alianzas para crear una aplicación que se llama ´Rostros´, que busca lograr empoderar a las mujeres, a partir de historias de vida de féminas cubanas, tips de moda y fotografías, y un proceso de desmontaje de manipulaciones subversivas sobre la figura de la mujer en la sociedad cubana, comentó González, quien se comprometió, una vez probada la aplicación, distribuirla para que llegue a todas las mujeres del país.

Sobre el servicio militar voluntario femenino, se habló de la importancia de crear conciencia entre las muchachas jóvenes para que se incorporen a la tarea, que cada vez es más necesaria debido a los cambios en el índice demográfico del país.

En la jornada final de este viernes se realizará la primera reunión del comité nacional, que se elegirá este jueves. Se debatirán los resultados de las comisiones y se presentará oficialmente el nuevo secretariado electo. De forma especial, las delegadas apoyarán una declaración de solidaridad de las féminas cubanas con las mujeres del mundo.

A la cita nacional le antecedió un proceso asambleario en los bloques y delegaciones de base de la organización, el cual continuó en las instancias municipales y provinciales. Estos pasos trajeron hasta el Congreso Nacional las preocupaciones y dificultades que hoy tienen las federadas cubanas y consolidó a los cuadros de cada territorio.

La FMC es una organización de masas que desarrolla políticas y programas encaminados a lograr el pleno ejercicio de la igualdad de la mujer en todos los ámbitos y niveles de la sociedad. Entre los objetivos de esta organización está brindar sistemáticamente su aporte a la formación y el bienestar de las nuevas generaciones.

Texto: Thalia Fuentes Puebla / Fotos: Jorge Luis Sánchez Rivera / Cubadebate.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: