Raúl Castro: “Más que nunca nos hace falta la fuerza y la moral de nuestras mujeres”

No podía ser otra fecha que el Día Internacional de la Mujer, este 8 de marzo, para dar fin al X Congreso de la FMC, que desde el pasado miércoles acoge la capital cubana. Y precisamente, con un homenaje a las féminas presentes, a Vilma Espín y al Comandante Fidel Castro dio inicio la sesión plenaria.

Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, y Miguel Díaz-Canel, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, presenciaron la máxima reunión de esta organización cubana.

Los “presentes”  vibraron en la sala, cuando se realizó el paso de lista de aquellas mujeres que dedicaron su vida a consolidar el proceso revolucionario y el empoderamiento de las féminas en la sociedad. Vilma Espín, Mariana Grajales, Haydeé Santamaría y Melba Hernández figuraron entre esos nombres.

A la cita nacional le antecedió un proceso asambleario en los bloques y delegaciones de base de la organización, el cual continuó en las instancias municipales y provinciales. Estos pasos trajeron hasta el Congreso Nacional las preocupaciones y dificultades que hoy tienen las federadas cubanas y consolidó a los cuadros de cada territorio.

Sobre los resultados de las elecciones para conformar el nuevo Comité Nacional se informó que de las 357 delegadas presentes, ejercieron el voto el 100 por ciento. Todas las candidatas fueron aprobadas para formar parte de la máxima dirección de la FMC. En esto sentido, integrarán el secretariado nacional 13 mujeres, de diferentes sectores de la sociedad. Además, se ratificó a Teresa  Amarelle Boué, como Secretaria General de la Federación de Mujeres Cubanas.

Asimismo, se reconocieron a las provincias de Granma, Guantánamo y Las Tunas con la condición de destacadas, por el trabajo constante de la FMC en esos territorios y por consolidar estrategias en pos del desarrollo de la mujer y se empoderamiento en la sociedad. Camagüey y Sancti Spíritus obtuvieron el mérito de vanguardia nacional y Artemisa un reconocimiento especial.

Las delegadas leyeron una declaración de solidaridad de las mujeres cubanas a las mujeres del mundo, en donde condenaron las agresiones de Estados Unidos contra Venezuela, las acciones injerencistas contra otros pueblos del mundo, el recrudecimiento del bloqueo contra Cuba, el terrorismo, la injusta encarcelación de Lula, el tráfico de personas y las diferentes manifestaciones de violencia. “Reiteramos el apoyo a Maduro y a la revolución venezolano y nos solidarizamos con todas las causas justas del mundo y los movimientos feministas”, citó el mensaje de paz.

La ocasión fue propicia también para hacerle entrega al General de Ejército Raúl Castro de una foto de la “boda rebelde” entre él y Vilma. 

Las palabras de clausura fueron pronunciadas por José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Partido Comunista de Cuba, quien aseguró que este X Congreso constituye una muestra evidente de cuanto ha avanzado la mujer cubana en estos años de Revolución.

“Son las hijas de un pueblo a los que no le ha faltado los retos difíciles y las agresiones constantes del gobierno de los Estados Unidos. Ante cada acto agresivo las cubanas y  los cubanos hemos asumido el precio que implica vivir con la frente en alto. Así lo hace el pueblo chavista, ejemplo de resistencia”.

Con igual firmeza, cubanas y cubanos el pasado 24 de febrero dimos un contundente sí a la nueva Constitución de la República, y con ello a la convicción de continuar defendiendo el socialismo. Amplia y destacada fue la participación de nuestras compatriotas en la consulta popular, para que la ley de leyes refrendara las conquistas revolucionarias y trazara el camino para alcanzar otras. La constitución expresa la plena igualdad de la mujer, el papel primordial de la familia y el deber del Estado de preservar la infancia”, aseveró Machado.

El dirigente cubano se refirió a cómo hoy en Cuba la mitad de las responsabilidades de dirección la desempeñan mujeres, incluido un gran por ciento en los cargos decisorios. “No se trató de un regalo, se han ganado este derecho. (…) Han estado invariablemente dispuestas a compartir alegrías, peligros y resultados”.

Para el segundo secretario el avance de la mujer en todos los órdenes constituye una fortaleza para la FMC y la pone en condiciones de plantearse empeños superiores. “Es determinante la fuerza femenina en factores decisivos y de gran peso para la economía nacional”.

Lo anterior no significa que todo está bien, y eso lo demostró este congreso. Siempre habrá lugares que avancen menos, problemas que resolver e incomprensiones que aclarar. Esa es la batalla perenne de los revolucionarios. (…) Hay que implementar los objetivos aprobados y emprender de inmediato las acciones que permitan materializarlos, acordes a las características concretas de cada lugar”, aconsejó Machado.

Para finalizar, Raúl Castro, a petición de la secretaria nacional dedicó unas palabras a las delegadas. “Viva la Federación de Mujeres Cubanas que han cumplido las indicaciones del Comandante en Jefe. Más que nunca nos hace falta la fuerza y la moral de nuestras mujeres”, concluyó.

La FMC es una organización de masas que desarrolla políticas y programas encaminados a lograr el pleno ejercicio de la igualdad de la mujer en todos los ámbitos y niveles de la sociedad. Entre los objetivos de esta organización está brindar sistemáticamente su aporte a la formación y el bienestar de las nuevas generaciones.

Texto: Thalia Fuentes Puebla / Fotos: Irene Pérez / Cubadebate.

Vea también

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: