Argentina, Cuba y el periodismo “objetivo, pero no imparcial”: El legado de Masetti

 

Jorge Ricardo Masetti, el periodista y revolucionario argentino que fundó hace 60 años la Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina, se respira vivo en la voz de los que hoy luchan por un periodismo comprometido, “objetivo, pero no imparcial”.

Esa frase que demostró con creces desde su pluma audaz y su compromiso con las causas justas, es defendida desde Argentina, desde Cuba, desde esas nuevas generaciones de reporteros, gráficos, comunicadores de Prensa Latina, que se han formado en el corazón de la Agencia bajo su legado.

Hace exactamente 55 años que desapareció en las selvas de Orán, en Salta, el Comandante Segundo, aquel que a pedido del Che Guevara, por iniciativa de Fidel Castro, fundó una agencia latinoamericana con un pilar muy definido: contrarrestar a los grandes monopolios mediáticos que tergiversaban la realidad de la Cuba revolucionaria, y hacerlo con veracidad y objetividad.

Hoy, cuando el emporio de las comunicaciones crece a ritmo vertiginoso, en tiempo de redes sociales y de constantes manipulaciones mediáticas, la presencia de Masetti se hace necesaria en el continente y en su tierra natal, donde hacer periodismo duele, con muchos reporteros que han perdido en los últimos meses sus trabajos y medios que han cerrado.

Uno de ellos, que acaba de sellar su historia tras 84 años dejando en la calle a 60 trabajadores, es precisamente Radio el Mundo, aquella emisora que lo llevó como enviado especial en 1958 a la Sierra Maestra para entrevistar a Fidel y al Che, un reportaje que cambió para siempre su destino.

¿Que sería de Masetti en esta Argentina de hoy, en la América Latina del presente? ¿Que sería de Rodolfo Walsh y de Rogelio García Lupo, otros grandes del periodismo de esta tierra austral, también fundadores de Prensa Latina?, es la pregunta que corre en la mente de jóvenes comunicadores que se aferran a ese legado para hacer ese periodismo comprometido, objetivo, pero no imparcial.

Porque como dijo una vez en una de sus históricas frases Masetti, no se puede permanecer imparcial ante el bien y el mal.

Para todo periodista que sinceramente este del lado del bien, que pertenezca al mundo de los justos, haya o no pasado por Prensa Latina como experiencia maestra, haya estado o no en contacto con la Revolución Cubana, Masetti se hace presente cada vez que pensamos o actuamos en términos de nuestro oficio”.

Así lo afirma a Prensa Latina el destacado periodista y profesor Víctor Ego Ducrot, quien trabajó en la Agencia durante muchos años y hoy es habitual colaborador en el espacio Firmas Selectas de ese medio con sede en Cuba y casi 40 oficinas en todo el mundo.

Desde su rol de docente en la Universidad Nacional de La Plata, el destacado periodista subraya que lleva con enorme orgullo haber desarrollado un modelo teórico para la producción y el análisis de contenidos mediáticos inspirado en aquello bien ‘masettiano’ de  “objetividad pero parcialidad”, del lado de las luchas populares, por la independencia, la liberación y un mundo sin explotadores.

Para el nieto de Masetti, Santiago, la mejor manera de honrar a su abuelo y a otros grandes del periodismo de su país como Walsh, es hacer hoy un periodismo liberador, ese que ellos entendieron de ponerse al servicio de los que nunca tuvieron voz.

En la Argentina de hoy, en la América Latina donde las derechas empiezan a resurgir, es vital, necesario y urgente ejercer este periodismo, señala este joven, quien siguió los pasos de su abuelo.

Otro de los que defienden el legado de Masetti permanentemente desde su oficio es Sebastián Salgado, reportero y también docente de la Facultad de periodismo de la Universidad de La Plata ‘donde entendemos de una forma muy férrea que la información muy por el contrario a lo que en ocasiones se nos quiere mostrar en estos días es un derecho humano’, remarca.

Creo que de alguna manera ese es uno de los grandes legados que Masetti nos dejó a los periodistas argentinos y a todos los habitantes de la Patria Grande, agrega el actual corresponsal del canal Hispan TV, quien destacó que Prensa Latina logró inspirar “a todos los colegas que hoy nos hicieron entender que a la hora de ejercer el periodismo nos puede costar la vida misma”.

Apasionados por la figura de Masetti, a quien descubrieron mientras estudiaban periodismo al leer el prólogo que escribió Walsh para el libro Los que luchan y los que lloran, Juan Mascaró y Esequiel Gómez señalan que haber conocido sobre esta figura histórica fue un privilegio.

Autor junto a Gómez y otros colegas de un documental que lleva precisamente el nombre de Los que luchan…, Mascaró señala a Prensa Latina que para ellos fue transformador conocer sobre una de las figuras del periodismo de su país y de su mundo más cercano.

Él es parte de una generación que lo dio todo por el cambio, por la Revolución, sostiene el joven comunicador, quien destaca esa dimensión humana de Masetti. Poder trabajar con su familia, con quienes lo conocieron, nos mostró la verdadera medida de quien fue este hombre, manifiesta.

Mascaró resalta la vigencia de la lucha de Masetti en estos tiempos de batallar en la comunicación, hoy más hegemonizada que en la época en la que le tocó vivir, subraya.

Por eso es cada día es más necesario poder pensar una comunicación como la que hacía él, en estos momentos donde la difusión de la información incluso puede definir elecciones y también el destino de continentes enteros, concluye.

 

Tomado de Prensa Latina.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: