Cuba: Marcha o crónica de una provocación anunciada

Con oportunidad denunciamos que, existían pretensiones de manipular y utilizar a la comunidad LGBTI para intentar enfrentarla a las autoridades cubanas por la no autorización de una marcha contra la homofobia y la transfobia.

Quizás algunos escépticos pensaron que estábamos exagerando o inventando argumentos para apuntalar dicha decisión estatal. Si se considera que la mencionada marcha lleva años siendo organizada, promovida y apoyada por el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) una institución perteneciente al Ministerio de Salud Pública que tiene entre sus principales objetivos el contribuir al reconocimiento y garantía de los derechos sexuales de la población, carece de sentido pensar que el Estado la entiende como subversiva o dañina.

Lo ocurrido el 11/5 demostró la anunciada manipulación de un evento que, sufrió la distorsión de su esencia humanista provocada por la acción de la contrarrevolución.

Mientras se desarrollaban otras actividades en el marco de Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia (se realiza desde el año 2008 auspiciada por el CENESEX), a las cuales asistieron la mayoría de los integrantes de la comunidad LGBTI; un grupo de personas pertenecientes a ella se congregó en el Parque Central de la capital para intentar forzar la realización de la marcha que no había sido autorizada.

La convocatoria para la misma se realizó fundamentalmente a través de las redes sociales, las cuales fueron utilizadas por inescrupulosos elementos contrarrevolucionarios para manipular y abusar de los sentimientos de estas personas, estimulándolos a participar en lo que pretendían convertir en una provocación política.

Es comprensible que lograran confundir a algunas de ellas dado lo sensible que resultan a cualquier manifestación de posible discriminación, tal fue la habilidad con la que introdujeron la idea de que se trataba de una acción de este tipo que, unos que fueron organizados se creyeron organizadores. Víctimas de tan inhumano acto de maldad.

Este tipo de acciones no es nueva, recordemos por solo citar un ejemplo, la marcha realizada hace unos años por un grupo de jóvenes contra la violencia en el mundo, sus fines eran nobles y apartados de cualquier interés político, pero, ¿Qué hizo la contrarrevolución?, enviaron a varios de sus miserables elementos a enturbiar la marcha, los cuales trataron de sacar algún que otro cartelito con las habituales mentiras contra la Revolución, tuvieron que ser sacados del lugar.

La connotada mercenaria Yoani Sánchez intentó montar un show mediático aprovechando que fue necesario detenerla para impedir que les echara a perder la mencionada actividad a los jóvenes.

En esta ocasión no hubo carteles porque no pudieron llevarlos, no porque no tuvieran la intención de hacerlo.

Otra interrogante, ¿Quiénes estaban entre los que se encontraban al frente de la marcha del 11/5?

Ariel Ruiz Urquiola, ¿Quién es este sujeto al que los medios llaman “activista medioambiental”?, un contrarrevolucionario que ha participado en múltiples provocaciones, al cual presentan como un gran científico, cuando en realidad lo que ha hecho es atribuirse trabajos de ese carácter en los que no tuvo ninguna participación, de eso ya se ha escrito bastante.

Son públicos los vínculos de este apátrida con la embajada norteamericana siendo uno más de los “lideres” de la “oposición”, dígase contrarrevolución, que han pretendido fabricar, recordemos a Juan Carlos González, alias ‘Pánfilo’ que, de alcohólico empedernido lo pretendieron transformar en “luchador” contra el castrismo, o el del falso “poeta invalido” Armando Valladares que no era ni lo uno ni lo otro, etc.

Otros de la high society contrarrevolucionaria presentes fueron Ileana Hernández, Yosmany Sánchez, Yennia del Risco, Oscar Casanella y Boris González Arena, todos jugando un papel de agitadores e incitadores a la desobediencia de las orientaciones que provenían de las autoridades. Todos con varios posgrados y diplomados obtenidos en instituciones que practican la subversión contra Cuba.

La intencionalidad de montar una provocación de estos elementos insertados dentro de los participantes en la marcha de marras, para propiciar un posterior show mediático queda demostrado con lo siguiente: Las autoridades mostrando mesura a pesar de no haberse autorizado dicha actividad, la dejaron desarrollarse hasta el final del Paseo del Prado y allí trataron de persuadir a los marchistas de que no podían continuar adelante pues iban a provocar interrupciones del tránsito en una vía importante como la del Malecón, algo que podía incluso poner en peligro sus vidas.

En ese momento  Ruiz Urquiola junto al resto de la camada anexionista comenzó a instigar a  continuar, intentando hacerlo por la fuerza desafiando a las autoridades, lo que provocó su arresto al cual se resistió montando un espectáculo para que los medios incluyendo por supuesto la escudería mediática de la contrarrevolución pudieran hacer lo que tenían previsto; mentir, magnificar y manipular el  hecho para  hacer campaña contra Cuba. Hay que decir que, Urquiola cometió entre otros el delito de desacato, algo que no es la primera vez que hace.

Alguno ilusos o que se hacen los ilusos critican el que se tomara la decisión de no autorizar una marcha que se sabía intentaría manipular  la contrarrevolución, la cual no pudo lograr sus propósitos por la oportuna actuación de las autoridades que impidieron a viles mercenarios concretar sus planes.

Se habla de represión, ¿Qué significa esta palabra? “Acción de reprimir con violencia una sublevación, una manifestación política…”, ¿Dónde estuvo la violencia contra los que marchaban?, Ruiz Urquiola y otros que, se resistieron al arresto fueron los que provocaron que hubiese que reducirlos a la obediencia, pero no existe una sola imagen de un golpe, un gas lacrimógeno, un chorro de agua a presión, de un herido, no tienen nada. Porque de lo que si existen imágenes es de las autoridades hablando con los participantes, explicándoles las razones por las cuales no los dejaban continuar, tratando de persuadirlos de que acataran lo que se les estaba indicando, cosa que no se hace en ninguna parte del mundo.

Algo que se está soslayando, solo fueron detenidos elementos contrarrevolucionarios, cuyas  “limpias hojas de servicio al imperio” publicaremos en otro momento para no hacer muy largo este post.

Lo ocurrido no significa que se vayan a limitar los derechos de la comunidad LGBTI o un retroceso en el reconocimiento de estos. Si alguien tiene responsabilidad en lo ocurrido son los mercenarios al servicio del gobierno norteamericano que, cumpliendo indicaciones de este pretendieron transformar una marcha de nobles propósitos en otra con fines políticos.

Se sabe que, las orientaciones provenientes de Miami son: incentivar la realización de marchas públicas con motivos aparentemente inocuos que, dejen al gobierno (ellos lo llaman régimen) sin argumentos para prohibirlas o de hacerlo le generen el rechazo de los sectores de la población que resulten afectados. Aprovechar las que se autoricen para “denunciar violaciones de los derechos humanos y las libertades democráticas”.

Esa es la verdad, todo esto se inserta en el intento de  debilitar la Revolución cubana, como forma de crear las condiciones para en un supuesto escenario de caída del chavismo, encontrar una sociedad divida que les haga más fácil la tarea de destruir el proyecto social que les quita el sueño.

Pero se van a quedar con las ganas, nuestro pueblo es culto, conoce su Revolución y no se dejará embaucar.

 

Texto: Marco Velázquez Cristo.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

A %d blogueros les gusta esto: