Bertica Medina, la que veía con su canto

A lo largo de su trayectoria artística de más de 65 años Bertica Medina legó a la música tradicional y popular de Venezuela 12 discos de larga duración, fundamentalmente acompañada por “Los Copleros del Camino”.
Ya sea por sus condiciones vocales, de interpretación, composición o por detalles que hacen aún más relevante sus periplos, el territorio de la música es un universo no del todo explorado y visibilizado. Allí conviven grandes intérpretes, autores, arreglistas e instrumentistas que no fueron favorecidos ni por la industria ni por los medios de comunicación. Y aunque tienen el reconocimiento de buena parte de su generación y sus tierras natales, están invisibilizados para quienes también tienen derecho a conocer la crónica musical de su tierra, al margen del buen uso que puedan dar a esta memoria musical.

Entre los personajes que debemos rescatar, en el caso de Venezuela, está el de una mujer, de excelente voz y trayectoria que supo transitar por la música aún siendo invidente. Se trata de Bertica Medina, la eterna “Cieguita maravillosa”.

Por vía materna

Nació el 16 de marzo de 1931, en Barquisimeto, capital del estado Lara y ciudad eminentemente musical. Su mamá cantaba y tocaba la guitarra con solvencia. Berta, siendo una infante, acompañaba a su madre a todas sus presentaciones. Le tomó amor a la música y se familiarizó con el mundo de la radio y de los teatros, escenarios de entonces a los efectos de presentaciones.

Contando con 12 años, a comienzos de 1944 la niña Berta llegó a Radio Barquisimeto. En esa emisora participaba en el programa “Estrellas del Futuro” y lo hacía cantando boleros. Su voz se fue haciendo familiar para la población que cada vez más demandaba sus interpretaciones. Sería a esa emisora a la que un día llegaría la gran oportunidad de Berta, con la aparición del músico, también larense, Valentín Carucí, quien incidiría determinantemente en el futuro de la joven vocalista. Pero ¿Quién era este personaje?

Valentín Carucí

Nacido el 14 de Febrero de 1923 entre Carora y Curarigua del Municipio Pedro León Torres del estado Lara, fue un compositor, poeta y sobre todo promotor de talentos venezolanos.

Siendo bastante joven viajó a Caracas a buscar futuro, pero la vida fue muy dura para él en la capital venezolana. Tomó el camino correcto al dedicarse a la música nacional y cofundar el conjunto Palmarito y participar en “Los Copleros del Camino”. Fue autor de más de 300 temas musicales entre los que destacan “Sentimiento apureño” (con Pedro Emilio Sánchez), “Chubasco llanero” (con Jose Juan Grieco Laporta), “Palmaritales de Arauca”, “Curarigua” y “Fuente de la Coromoto”.

A su actividad musical sumó la gremial, como la de presidente de la Sociedad de Autores y Compositores de Venezuela (Sacven), Secretario de la Asociación Venezolana de Artistas de la escena (Avade), Secretario en el Sindicato de Radio y Televisión, Director artístico del sello Discomoda y productor de programas radiales.

Valentín Carucí falleció en Buenos Aires, Argentina el 3 de septiembre de 2019, a los 96 años de edad.

Retrocedemos nuevamente a los años en los que Berta Medina cantaba boleros en Radio Barquisimeto. Con el paso de los años, en una visita de Carucí a la capital larense la escuchó y decidió ir a la emisora para proponerle a Berta grabar, pero no a grabar boleros sino música venezolana, a lo que la jovencita dijo que sí, pues le gustaba la música tradicional y popular de su país, afín con el gusto de su cantora madre. El grupo de Valentín Carucí era “Los Copleros del Camino”. Así ya la historia discográfica de Bertica Medina quedó resuelta. Fue el grupo que siempre la acompañó. Pudo haberse presentado sola o con un acompañante, pero fue “Los Copleros del Camino” el grupo de su vida musical. Aunque Carucí era compositor (de los buenos) el grupo musicalmente era conducido por Cándido Herrera, Arpa de Oro de Venezuela, nacido en 1940 en el llanero estado Cojedes y quien llegó a formar parte del prestigioso conjunto “Los Llaneros del Oeste” de José Romero Bello, siendo además arpista acompañante de luminarias como Eneas Perdomo, José ‘Catire’ Carpio, Víctor Morillo, Simón Díaz, Antonio Heredia, el declamador Oscar Martínez, Alfredo Sadel y la propia Bertica Medina entre otros. Cándido Herrera falleció en febrero de 2011.

Para Colombia

Contaba Bertica que Valentín Carucí le dijo que se preparara porque iban para Colombia a unos compromisos ya contratados, y la quería presentar. Sorpresa fue para la vocalista verse en un estudio haciendo su primera grabación con “Los Copleros del Camino” en Medellín. Grabó, paradójicamente el tema “Aires de Venezuela”.

Les fue muy bien pues además de presentaciones en vivo pudieron acceder a prestigiosas emisoras radiales de alcance nacional. Recordó siempre con cariño a la emisora “La Voz de Medellín” que ella escuchaba en Barquisimeto soñando poder cantar allí algún día. Cantar en la RCN le permitió que fuera conocida también en Ecuador.

Al retorno a su país natal, Bertica grabó el álbum donde acepta su condición de discapacidad, pues se titula “La cieguita maravillosa”.

Al margen de la musicalidad hay que acotar que Bertica llegó a ver mediante una intervención quirúrgica, pero al tiempo la vista se le volvió a nublar. Conviene además destacar que el genérico “Bertica Medina y Los Copleros del Camino” aparece en casi toda la discografía de la vocalista de música venezolana, quien tiene sólo un álbum titulado con su nombre: Berta.

Fuente de la Coromoto

Un sólido éxito

Con su voz y carisma alcanzó los mas altos sitiales del gusto venezolano y de otros países. La actividad musical de Bertica Medina duró más de 65 años, y fue rutilante. Se presentó en el Show de Víctor Saume y también en el de Renny Ottolina; alcanzó los más escuchados programas radiales como “Brindis a Venezuela” en Caracas y el legendario espacio de Gerardo Brito “Los venezolanos primero” en Barquisimeto. Se pudo presentar en todo el país, donde era aclamada y solicitada por agrupaciones como la de Juan Vicente Torrealba y por otros vocalistas como Héctor Cabrera y Alfredo Sadel para compartir escenario, tal y como ella misma lo relató.

Legado

A lo largo de su trayectoria artística de más de 65 años Bertica Medina legó a la música tradicional y popular de Venezuela 12 discos de larga duración, fundamentalmente acompañada por “Los Copleros del Camino”.

Su versión del tema de Valentín Carucí “Fuente de la Coromoto” es un clásico que se suele escuchar en todo el país los 8 de septiembre, día de la patrona de Venezuela.

Cuando cumplió los 80 años dijo adiós a los escenarios en medio de un emotivo homenaje que le rindió su natal Barquisimeto, ciudad a la que dedicó un tema compuesto por ella.

Barquisimeto Lindo

Con el tiempo sufrió una caída que le complicó la salud hasta que entregó su último aliento el 1ro de octubre de 2018, a los 87 años de edad.

Su único hijo, José Gregorio Medina, fue inseparable de ella, auxiliándola no sólo en los temas cotidianos y de salud sino en la recopilación de su obra. Él se ha dedicado a proteger y divulgar el legado musical de su progenitora para honor del estado Lara y de toda Venezuela.

Bertica Medina es un ejemplo de los vocalista que aportaron, que entregaron obra y energía en favor del canto de sus naciones, en el caso de Medina, de su natal Venezuela. Como ella hay muchos. Y habrá que desempolvar para recuperar brillos auténticos.

 

Tomado de TeleSUR

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.