Sudáfrica aboga por una moneda única para todos los países africanos: ¿Qué se sabe del proyecto y cómo podría ser la divisa común del continente?

La República de Sudáfrica apoya la idea de crear una moneda única africana y reitera su voluntad de trabajar con otros países miembros de la Unión Africana (UA) para garantizar la solución de todas las cuestiones técnicas que impiden materializar este objetivo, informa la agencia de noticias News24.

Recientemente la ministra de Asuntos Exteriores de Sudáfrica, Naledi Pandor, declaró que la creación de las Instituciones Financieras de la Unión Africana, como el Banco Central Africano, el Banco Africano de Inversores y el Instituto Monetaria Africano, que actualmente están en fase de desarrollo, era muy importante para el futuro de este proyectoy para la estimulación del comercio en el continente.

De acuerdo a la ministra, «estas instituciones constituyen un componente clave para los proyectos emblemáticos de la Agenda 2063», un concepto estratégico que pretende lograr un desarrollo social y económico inclusivo y sostenible para África para el año 2063. 

Pandor también declaró que el lanzamiento del comercio en el marco del acuerdo del Área Continental Africana de Libre Comercio (AfCFTA, por sus siglas en inglés) es un importante paso para la «prosperidad e integración» continental a largo plazo.

Además, señaló que la posición del bloque sobre la fundación de un banco central de la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC, por sus siglas en inglés) fue reafirmada en la cumbre de la Comunidad en agosto de 2021.

Historia del proyecto 

África lleva años intentado crear su moneda única, cuya principal ventaja sería que podría marcar el inicio de una mayor integración económica y monetaria regional y de una expansión del comercio. Una moneda única también reduciría los costes de las transacciones y la volatilidad de los tipos de cambio en la región.

El proyecto de moneda única se basa en el Tratado de Abuya, firmado el 3 de junio de 1991 en Nigeria para incrementar la autonomía económica y contribuir al desarrollo e integración económica del continente.

En 2018 todos los Estados miembros de la UA, excepto Eritrea, firmaron el acuerdo de la AfCFTA, el mayor pacto comercial del mundo desde la creación de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que se puso en marcha en enero de 2021 y ya ha demostrado sus beneficios. Según un informe del Banco Mundial, se espera que este acuerdo permita aumentar los ingresos de África en 450.000 millones de dólares y sacar a 30 millones de personas de la pobreza extrema para 2035.

Asimismo, en varias zonas de África se discute sobre la creación de una moneda común a nivel regional. Por ejemplo, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (ECOWAS, por sus siglas en inglés) anunció en diciembre de 2019 que realizaría la transición del franco CFA hacia una moneda única denominada eco en el marco del proceso de integración monetaria. Inicialmente la puesta en marcha del eco estaba prevista para el 2020, pero debido a la pandemia de covid-19 y al hecho de que muchos países no cumplieron los criterios para emitir la moneda única, como el control de la inflación, se tuvo que posponer su lanzamiento hasta 2027. 

Todavía hay cuestiones técnicas pendientes, en particular sobre los criterios de la convergencia macroeconómica, que constituyen un obstáculo para la rápida puesta en marcha de las Instituciones Financieras de la UA. Para abordarlas, en la reciente cumbre de la Asamblea de la UA, celebrada en febrero del 2022, se acordó que la secretaria de la AfCFTA y de la Comisión de la UA seguirán trabajando con la Asociación de Bancos Centrales Africanos.  El proceso de negociación sobre esta cuestión está actualmente en curso.

Posibilidad de introducir una moneda digital 

A causa de la inestabilidad de las monedas nacionales en los países africanos, los Gobiernos valoran la posibilidad de emitir monedas digitales del banco central.

En lugar de cuentas bancarias, los ciudadanos podrían abrir carteras de alta velocidad, gracias a lo cual los bancos centrales obtendrán más control sobre el sistema financiero.

Algunos países ya tienen su propias monedas digitales, como por ejemplo Nigeria, que en octubre del 2021 se convirtió en uno de los pocos países del mundo que han desarrollado su propia moneda digital oficial tras la creación de la eNaira.

En cuanto a las criptodivisas tradicionales, en África no ha dejado de crecer el interés por el bitcóin. Las criptomonedas son ya una opción eficaz para los pagos transfronterizos, puesto que evitan las dificultades asociadas a las transacciones en numerosas monedas diferentes y los sistemas financieros relacionados.

El aumento general de la popularidad del bitcóin en el continente ha ido acompañado de un incremento en el uso de los teléfonos móviles. 

Algunos de los principales países en los que se utiliza el bitcóin son Botsuana, Ghana, Kenia, Sudáfrica, Uganda, Zimbabue y Nigeria, este último el mayor receptor de remesas de África. Las autoridades de Tanzania y Túnez también expresaron su interés por las criptomonedas.

Tomado de RT/ Foto de portada: Getty Images.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.