Denuncian intento de magnicidio contra Cristina Kirchner desde Cuba

Por Yaimi Ravelo / Videos: Syara Salado Massip / Víctor Villalba Gutiérrez / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

La Habana, 2 de septiembre.- “No puedo imaginar el dolor que estuviéramos sintiendo hoy si ese fallido atentado, ese fallido asesinato, hubiera ocurrido”, fueron las palabras del embajador argentino Luis Ilarregui al iniciar un emotivo encuentro de solidaridad por la vida de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Argentinos, cubanos, chilenos, uruguayos y palestinos residentes en La Habana, condenaron el intento de magnicidio hacia Cristina desde la embajada de la República Argentina en Cuba, durante la jornada de este viernes.

El diplomático agradeció las infinitas muestras de solidaridad del pueblo y gobierno cubanos desde que se conocieron públicamente los hechos. “Quiero agradecer también los mensajes del General de Ejército, el presidente Miguel Díaz-Canel, el canciller Bruno Rodríguez y cada una de las instancias que han brindado su apoyo incondicional a nuestra vicepresidenta”, -dijo.

Con la presencia de Liz Cuesta, Directora de Eventos del Ministerio de Cultura, esposa del presidente cubano Miguel Díaz-Canel; Abel Prieto, Presidente de Casa de las Américas, las escritoras Katiuska Blanco, Laidi Fernández de Juan, Basilia Papastimateu, Jaime Gómez Triana, crítico y ensayista, vicepresidente de Casa de las Américas, el historiador y periodista Mario Della Roca, la exsenadora argentina y esposa del embajador, periodistas, feministas, funcionarios de la embajada y amigos, el embajador argentino destacó que “más que una muestra emocional de solidaridad con Cristina, -el encuentro- es una muestra racional en contra de la violencia y de lo que ha ocurrido».

Sobre la crisis política que hoy enfrenta la nación suramericana Luis Ilarregui expresó: “Hoy vivimos una situación política difícil después de la terrible dictadura militar que dejó 30.000 desaparecidos, miles de muertos y miles de presos. Argentina había alcanzado –en democracia- una base mínima de relación política entre las distintas fuerzas políticas de la nación.

“Tanto es así que en el año 87 ante el intento de desestabilización de un sector del ejército producto de los juicios que se habían realizado a los militares violadores de derechos humanos, hubo un intento de desestabilización en el cual se convocó a la Plaza de Mayo. Se movilizaron todas las municipalizaciones en defensa de la democracia y hubo un pacto entre los dos grandes partidos políticos.”

Últimamente y lamentablemente se imponen con un fuerte discurso de odio determinados medios de comunicación y sectores de la política argentina”, señaló el embajador.

“El discurso de odio ha producido este hecho, a veces no es necesario dar una orden directa sobre alguien para que produzca un hecho de violencia, creando las condiciones subjetivas necesarias sobre una parte de la población es posible que estos hechos ocurran.”

Nosotros creíamos que en Argentina ese hecho de violencia individual y personal sobre el cuerpo de otra persona estaba superada producto de tantos años de democracia.”

“Hoy a mi entender es necesario de nuevo hacer un pacto democrático”, es necesaria la reflexión de los dirigentes de los partidos políticos en Argentina –sobre todo de las dos grandes coaliciones- El Frente de Todos y Juntos por el cambio-, expresó.

El embajador argentino llamó también a “apelar a la cordura y a la racionalidad, al hecho de que el otro no puede ser el enemigo a desaparecer. Esta palabra –desaparecer- que no se usa más en el léxico de la Argentina, existe subterráneamente en algún tipo de comprensión.

“Nos sentimos muy conmovidos, queremos mucho a Cristina porque es nuestra conductora, nuestro líder. Si bien representamos a todos los argentinos piensen como piensen, también tenemos que dar testimonio de quiénes somos. Por eso, decimos desde la embajada argentina en Cuba que queremos mucho a Cristina, la queremos por muchísimos años más con nosotros y seguirá siendo nuestra líder.”

Abel Prieto, Presidente de Casa de las Américas describió lo que significó el terrible suceso para los cubanos.

“Toda Cuba estuvo atenta a lo que estaba ocurriendo en Buenos Aires anoche, la mayoría de los cubanos estábamos pegados a TeleSur siguiendo cada detalle”.

“A nosotros nos consternó, fue un efecto de consternación que esa barbaridad pudiera hacerse. Fue puro azar que el arma no alcanzara su plan, podría haber ocurrido una tragedia sin límites. Podíamos haber perdido una gran figura de Nuestra América, una persona tan admirable, tan valiente y tan digna.

«Fueron minutos de angustia, de dolor, pero también de pensar mucho. Pensar a donde llevan los discursos de odio, todo ese lenguaje de las redes, ese coro de insultos, de injuria, difamación y de histeria es la versión natural del fascismo en estos tiempos de pos verdad y fake news. Se injuria y se difama de manera irresponsable, se manipulan las emociones. Manipulan la información y crean reflejos condicionados. Son armas del nuevo fascismo”, reflexionó el intelectual cubano.

Este individuo –continuó Abel- estuvo conducido por ese clima, que concentra y sataniza a una persona, la convierte en una figura odiable y terrible.    

“Lo que pasó es terrible, muy doloroso y angustioso, que refleja la fuerza fascista en este mundo, en Nuestra América y en el Mundo. Estamos ante un enemigo sin escrúpulos, tenemos que unirnos más y acercarnos más.

Nuestra América hoy se sintió electrizada, conmovida y deseosa de dar solidaridad a esa gran lideresa de nuestro continente.”

“El intento de magnicidio, -pues tenemos que entender que la pistola que estuvo a pocos centímetros de la cabeza de Cristina no disparó las cinco balas que tenía cargada por puro milagro-, no es solo un atentado a Cristina, expresó Graciela Ramírez Cruz, residente argentina en Cuba, editora jefa de la corresponsalía de Resumen Latinoamericano en la isla .

“Es un atentado a toda la democracia argentina, a lo que hemos construido durante estos cuarenta años. Es el punto más alto del odio y de este linchamiento mediático que tiene contra Cristina, no desde ayer, sino desde hace años, -denunció.

“Los cuatro años de la derecha con el macrismo, marcaron justamente niveles de odio nunca vistos en los argentinos. Lo vimos cuando allanaron la casa de Cristina durante tres días, hasta le picaron las paredes, le llevaron el sable de Bolívar que le había regalado el presidente Maduro al fallecer Chávez. Cristina ha sido criminalizada, la han acusado de traición a la Patria, la persecución judicial contra ella ha sido y es feroz.

“Por qué es el centro del ataque Cristina, –preguntó la militante argentina. Cristina es el centro del ataque porque es la dirigente mujer más importante de Argentina después de Evita, por su fuerza y capacidad política, enorme, brillante; porque en sus 12 años de mandato levantó al país”.

“Atendió a los sectores más vulnerables, devolvió la alegría a las mujeres, las pensiones aumentaron, todo el trabajo social primero con Néstor y luego ella, no tiene parangón desde Cámpora hasta ahora.

El odio de la oligarquía, el odio de la derecha y del macrismo, es un odio de clases, un odio también de género.

“En esta espiral de odio terrible, permanente día a día en todos los canales de televisión, redes sociales y prensa plana; el huevo de la serpiente que crece, esa espiral de odio que no para y no para, se evidencia en ponerle la pistola en la cabeza a Cristina, la expresión más brutal y feroz de ese fascismo que hay en Argentina.

“Le mandamos a Cristina todo el amor y cariño, el abrazo solidario de las mujeres del sur, de Argentina, de nuestro pueblo, de la región; porque esto también es un atentado a toda la región, a todo el progresismo, al liderazgo de los derechos por el pueblo.

Tenemos que volver a la esencia del Nunca Más, -reclamó. Cuidar a nuestros gobiernos y espacios en la convivencia pacífica en la que debemos vivir”.

Al finalizar el encuentro de solidaridad con Cristina Fernández desde Cuba, los participantes alzaron sus voces para exigir y afirmar “el Nunca Más al fascismo, Nunca Más al horror, Nunca Más a la muerte, Nunca Más al atropello, Nunca Más a la impunidad, Nunca Más a las injusticias.

Fotos: Yaimi Ravelo / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: