Jair Bolsonaro utiliza Asamblea General para fines electorales

En su discurso en la 77 Asamblea General de la ONU, el presidente de Brasil criticó en forma directa al candidato Luiz Inácio Lula da Silva.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó este martes ante la Asamblea General de Naciones Unidas U que durante su Gobierno ha enfrentado «la corrupción sistemática» de la izquierda, en clara alusión al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

Bolsonaro  participó este martes en la apertura de la 77ª Asamblea General de Naciones Unidas con un discurso plagado de mentiras y de fuerte contenido político-electoral

Esta podría ser la última participación de Brasil en el evento bajo el mando de Bolsonaro, quien es segundo en las encuestas de opinión sobre la carrera por la reelección.

En su discurso, Bolsonaro repitió la postura de los últimos tres años, utilizando uno de los principales espacios de la diplomacia global para difundir una imagen del país que pocos brasileños reconocen como real.

Además, atacó al expresidente y ahora candidato Lula da Silva , alegando que Partido de los Trabajadores (PT) sería responsable de corrupción en Petrobras y que habría sido condenado en tres instancias. El expresidente, sin embargo, acumula 26 victorias en Justicia .

“En mi gobierno arrancamos de raíz la corrupción sistémica que existía en el país. Solo entre 2003 y 2015, cuando la izquierda presidía Brasil, el endeudamiento de Petrobras por mala gestión, subdivisión política y desvíos alcanzó los 170 mil millones de dólares».

«El responsable de esto fue condenado por unanimidad en tres instancias. Los denunciantes devolvieron mil millones de dólares y le pagamos a la bolsa de valores estadounidense otros mil millones por las pérdidas de sus accionistas. Este es el Brasil del pasado», comentó.

Inmerso en escándalos en varias carteras de su Gobierno, el mandatario ha luchado por evitar la etiqueta de «corrupto«.

Sin embargo, la  injerencia en investigaciones contra su familia, el  uso inapropiado del secreto de la información pública  y el  amaño del Estado para satisfacer intereses de aliados  apuntan a otra realidad.

En diciembre de 2020, Bolsonaro fue nombrado «Persona del año» por su papel en la promoción de la corrupción y el crimen organizado por el  Organised Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP) , un consorcio internacional que reúne a periodistas de investigación y centros de medios independientes.

Otro de los temas que abordó el presidente fue la pandemia. Según él, Brasil actuó con firmeza para garantizar la vacunación de la población. En realidad, sin embargo, el Gobierno de Bolsonaro boicoteó la compra de vacunas, lo que contribuyó a la marca de casi 700 mil muertes por Covid-19.

En un intento por abordar los problemas por los que es criticado, Bolsonaro también citó la preservación ambiental de la Amazonía. 

Sin embargo, datos del sistema Deter del Instituto de Pesquisas Espaciais (INPE) indican que la deforestación fue la más alta en el mes de agosto desde 2017 .

La cifra supera lo que se conoció como el “día del fuego”, el 10 de agosto de 2019. En la ocasión, los productores rurales acordaron quemar pastos y áreas en proceso de deforestación por el mismo período.

 

Tomado de TeleSUR/ Foto de portada: @jatirado_oc/ Twitter.
 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: