Comenzó el XXVII Festival de Ballet de La Habana

Por Syara Salado Massip/ Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

La Habana, 21 de octubre de 2022.-  Tuvo lugar en la noche del jueves 20 de octubre, día de la Cultura Nacional en Cuba, la inauguración del XXVII Festival Internacional de Ballet de La Habana «Alicia Alonso». El esperado evento, se había tomado una pausa debido a la pandemia de la Covid-19, y regresa esta vez con una programación variada, que se extenderá hasta el 13 de noviembre de este año, con presentaciones en la sede principal del Teatro Nacional de Cuba en La Habana, y están previstas presentaciones en el Teatro Sauto de Matanzas; el Tomas Terry, de Cienfuegos, y el Jacinto Milanés, de Pinar del Río.

Con la apertura del Festival se iniciará las celebraciones por los 75 años de la fundación del Ballet Nacional de Cuba, las cuales se extenderán hasta los últimos meses de 2023.

A la Gala inaugural asistieron Inés María Chapman viceprimera Ministra de la República de Cuba, Alpidio Alonso, Ministro de Cultura, Rogelio Polanco Fuentes, miembro del Secretariado del Comité Central y Jefe de su Departa­mento Ideológico, Luis Morlote presidente de la UNEAC, Fernando Rojas, viceministro de Cultura y otras personalidades.

La bienvenida la dieron los bailarines, verdaderos protagonistas de tan importante evento, con un desfile en el que se lucieron los diferentes niveles de la enseñanza del ballet en Cuba, comenzando por los más pequeños que integran los Talleres Vocacionales de la Cátedra del Ballet Nacional, los alumnos de nivel elemental y nivel medio de la Escuela Nacional de Ballet Fernando Alonso, hasta llegar a los integrantes de la compañía anfitriona, el Ballet Nacional de Cuba, Patrimonio Cultural de la Nación.

La Maestra Aurora Bosch, luego de ser ovacionada por un público que mostró gran admiración y respeto por una de las inolvidables “cuatro joyas” del ballet cubano, dio la bienvenida a todos los presentes y recordó la importancia y el significado tan especial que deviene en los artistas y en los cubanos la cultura nacional, constituyendo las raíces más profundas de nuestra identidad. “Eso hizo posible que en esta isla del Caribe surgiera una forma criolla de bailar la danza clásica”. -declaró la distinguida bailarina-.

Se refirió a los triunfos de los bailarines cubanos, tanto en los más afamados concursos internacionales, o integrando las más prestigiosas compañías del mundo como bailarines y como maîtres de Ballet.

También destacó la importancia y el significado de los Festivales de Ballet para los artistas que participan y se reúnen en torno a la danza, bailarines, coreógrafos, críticos, maestros, artistas plásticos, músicos, compañías de danza y grandes figuras de las artes, todos organizados para el disfrute del pueblo cubano.

Culminó sus palabras con un emotivo mensaje: “Para nadie es un secreto que celebramos este Festival en circunstancias muy difíciles y complejas, tanto en nuestro país como en el mundo. Aspiramos como artistas a que los valores supremos de la cultura universal prevalezcan para la preservación de la identidad humana en nuestro mundo”.

Se proyectó un audiovisual mostrando la trayectoria de los diferentes Festivales Internacionales de Ballet  realizados y las prestigiosas figuras que por ellos han transitado.

La actual directora del Ballet Nacional de Cuba y presidenta del Comité Organizador del Festival, Viengsay Valdés, ofreció unas palabras al público presente donde evocó a Alicia Alonso bautizando el Festival con el nombre de la Prima Ballerina Assoluta y recordó que por primera vez, se realiza sin su presencia física.

Valdés también expresó la importancia personal que deviene para ella este 27 Festival: “…es el primero que se realiza bajo mi dirección y en el que acontecerá mi regreso a la escena luego de un receso necesario por la maternidad. Me sumo como artista a esta celebración con la misma entrega que he dotado siempre a mi carrera y los invito a disfrutar conmigo de esta pasión. No me queda más que agradecerles su presencia en el primero de muchos de los días en los que la danza reinará cómo uno de los mayores logros de la cultura en nuestro país”.

El espectáculo culminó con  La Séptima Sinfonía (coreografía y vestuario de Uwe Scholz) y música de Ludwig Van Beethoven, protagonizada por Anette Delgado, Dani Hernández, Sadaise Arencibia, Darío Hernández, Chavela Rivera, Ányelo Montero, María Luisa Márquez y Yankiel Vázquez junto al cuerpo de baile del Ballet Nacional de Cuba. Majestuosamente acompañados por la orquesta Sinfónica del Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”, bajo la dirección de Yhovani Duarte.

La invitación quedó hecha para el público amante de la danza que podrá disfrutar de una gran variedad de artistas y compañías invitadas que tomarán las tablas una vez más con un amplio programa artístico.

 

Fotos: Syara Salado Massip/ Resumen Latinoamericano.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: