Confirman invitación oficial a Lula para visitar Estados Unidos

El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, recibió en esta capital una invitación oficial para visitar Estados Unidos, donde se reunirá con el mandatario Joe Biden. Tal convite emergió durante el diálogo que sostuvo en un hotel con el asesor de Seguridad Nacional de ese país, Jake Sullivan.

«Hoy recibí del consejero de seguridad estadounidense, Jake Sullivan, la invitación del presidente Joe Biden para visitarlo en la Casa Blanca. Estoy emocionado de hablar con el presidente Biden y profundizar la relación entre nuestros países», escribió Lula en una red social sobre la cita con el consejero de Biden.

Además del gobernante electo Lula y Sullivan, participaron del encuentro, por el lado estadounidense: Juan Gonzales, asesor del gobierno de Estados Unidos para América Latina; Ricardo Zúñiga, vicesecretario de Estado para asuntos del hemisferio occidental; y Douglas Koneff, encargado de negocios de la embajada en Brasil.

Del equipo de Lula, estaban presentes el senador Jaques Wagner, los exministros Celso Amorim, de Relaciones Exteriores, y Fernando Haddad, de Educación.

Tras la reunión, Amorim adelantó a la prensa que Lula no descartó viajar todavía en diciembre, pero indició que prefiere hacerlo en enero, después de la toma de posesión de la presidencia.

«(Lula) valoró mucho el hecho de que la invitación se hiciera de esta manera, pero que tal vez no diera para estar (en Estados Unidos) antes de la toma de posesión. Pero que él piensa que se puede ir a principios de año también ya en una visita oficial como presidente», precisó el excanciller.

En el encuentro, Sullivan regaló al fundador del Partido de los Trabajadores una camiseta de la selección estadounidense de fútbol, eliminada de la Copa del Mundo en Qatar.

De acuerdo con Amorim, que integra el equipo de transición en el área de relaciones exteriores, Lula y Sullivan tuvieron «una conversación muy amplia» de casi dos horas sobre temas regionales y mundiales, como el cambio climático, la guerra en Ucrania y la reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

También se abordó el fortalecimiento de la democracia en la región y la cooperación al desarrollo y tecnología.

De acuerdo con Amorim, la plática no abordó en detalle cómo Brasil y Estados Unidos pueden actuar en la lucha contra el cambio climático, pero se reconoció la importancia del compromiso de ambos países.

El gigante suramericano a lo largo del gobierno del derrotado mandatario de tendencia ultraderechista Jair Bolsonaro registró altos índices de deforestación de la Amazonia, lo que generó críticas de otras naciones.

Tomado de Cubadebate / Foto de portada: Prensa Latina.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: