Argentina protesta formalmente por los ejercicios militares británicos y kosovares en las Malvinas

La Cancillería argentina emitió una protesta formal a la embajadora del Reino Unido en Buenos Aires, Kirsty Hayes, en rechazo a los nuevos ejercicios militares conjuntos de las Fuerzas Armadas británicas y las Fuerzas de Seguridad de Kosovo en el archipiélago. Serbia también hizo sentir su molestia por la situación.

La nota de protesta fue entregada por el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, y el subsecretario de Política Exterior, Claudo Rozencwaig, a la embajadora Hayes «a fin de transmitirle el contundente rechazo del Gobierno argentino a la intención del Reino Unido de introducir nuevos actores militares en las Islas Malvinas, parte integrante del territorio argentino ilegítimamente ocupado por dicho país».

Argentina criticó que la iniciativa militar llevada adelante por el Reino Unido «constituye una injustificada demostración de fuerza» y que se aparta de los llamamientos internacionales a encontrar «una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía» de las Malvinas, señaló la Cancillería del país latinoamericano.

Junto con la protesta formal argentina, las autoridades de la República de Serbia elevaron una «categórica protesta» por la participación en los ejercicios militares de las Fuerzas de Seguridad de Kosovo, país no reconocido por Serbia, con quien mantiene disputa por la región homónima desde fines de la década de 1990, afirmó Guillermo Carmona.

Molestia serbia

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Serbia subrayó la «completa contradicción» de los actos de las Fuerzas Armadas del Reino Unido en las Islas Malvinas con las resoluciones del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General de Naciones Unidas «relativas a la solución pacífica de la disputa de las Islas Malvinas».

«Nos sorprende especialmente que tal paso provenga de un Miembro Permanente del Consejo de Seguridad que, como es de público conocimiento, es el máximo órgano de la ONU encargado de preservar la paz y la seguridad internacionales», complementó.
 

La Cancillería serbia agregó que «desea advertir a la comunidad internacional», sobre las «consecuencias negativas y de gran alcance de tales actos unilaterales por parte de Pristina, así como de otros países que los apoyan, en lo que respecta al proceso de militarización de las llamadas ‘Fuerzas de Seguridad de Kosovo’, con el objetivo de alcanzar las capacidades operativas ofensivas de las mencionadas fuerzas en el sentido militar».

Serbia invitó a la comunidad internacional «a respetar estrictamente y aplicar plenamente la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU […] que regula la situación en Kosovo y Metohija».

«Dentro de este marco, el funcionamiento constante y activo de la presencia internacional en Kosovo y Metohija es de especial importancia para la República de Serbia, especialmente en este momento en que la situación de seguridad sobre el terreno se ha deteriorado», concluyó la protesta.

Tomado de Sputnik / Foto de portada: AP.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: