15N, la marcha más hermosa que ojos humanos hayan visto

Por Syara Salado Massip y Victor Villalba Gutiérrez/ Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

Un amanecer tranquilo, con una temperatura que todos los cubanos agradecieron luego de un acalorado verano. En lo que un pequeño grupo, de aquellos que “odian y destruyen”, incitaban a irrumpir la tranquilidad ciudadana de un pueblo que lleva ya dos años “descentrado” por la pandemia del coronavirus, convocando a marchas en la calle por ciertos “derechos humanos”, sembrando la duda en algunas familias que llevan días indecisas y confundidas, llamando al paro nacional y peor, saboteando el inicio del curso escolar, cuando los niños cubanos llevan esperando en sus casa, ansiosos, el día en que vuelven a sus escuelas, a sus aulas, a sus maestros, a sus amigos y al conocimiento.

Pero la mayoría de los cubanos, esos que “aman y construyen” salieron hoy con sus niños de la mano. Los/as obreros, los/as niños, los/as ancianos, los/as médicos y enfermeros, los/as artistas, los/as científicos, los/as maestros y deportistas, muchas y muchos cubanos salieron hoy, 15 de noviembre a la marcha más hermosa que ojos humanos hayan visto. Una marcha de esperanza, de retomar la vida en la nueva normalidad en que la gran mayoría de la población está inmunizada, incluyendo a la población pediátrica de 2años a 18, con vacunas 100% cubanas y soberanas. Una marcha sin el miedo a contagiarse del virus, miedo a ingresar en un hospital y hasta morir. Una marcha de cubanas y cubanos que salieron a las calles a exigir su derecho a recuperar la rutina que tanto se añora, a defender bajo cualquier concepto la tranquilidad ciudadana que hoy en toda Cuba se respira.

Autores

,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.