Las claves de la histórica consulta popular en Cuba sobre el Código de las Familias

En Cuba, este martes inició una consulta popular sobre el proyecto de Ley del Código de las Familias, que busca renovar al vigente desde 1975 y ampliar el concepto de familia, incluyendo el matrimonio homosexual.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, en una declaración el pasado 21 de enero, definió este proyecto como un código «inclusivo», «moderno» y «humanista«. 

«Es el código de la igualdad, es el código de reconocimiento a la pluralidad que tenemos en nuestra sociedad. No es un código que impone un patrón, no es un código que niega como cada cual asuma que sea su familia, al contrario, es un código que tiene en cuenta los derechos que deben tener todos los tipos de familias que hay en el país», señaló el mandatario.

El proyecto final del Código de las Familias, con 471 artículos, fue aprobado en diciembre pasado por el Parlamento cubano. Luego fue publicado en la Gaceta Oficial de la República de Cuba, el pasado 12 de enero, y desde entonces está a disposición para la población en general.

Además de la web del Parlamento y de la Gaceta Oficial, el proyecto de ley está disponible a través del repositorio cubano de aplicaciones informáticas Apklis.

El desarrollo de la consulta

La consulta popular que inició el martes se extenderá hasta el próximo 30 de abril. En este lapso se celebrarán reuniones en todo el país. Habrá más de 78.000 puntos de reunión, repartidos en las diferentes circunscripciones electorales del territorio cubano.

El Consejo Electoral Nacional (CEN), a cargo del proceso consultivo, señala que en esta consulta participan los electores cubanos, que pueden proponer «modificar, adicionar o eliminar un párrafo, expresar sus dudas, otros criterios u opiniones favorables».

Las propuestas, de acuerdo con el CEN, pueden ser presentadas por escrito o de manera verbal. De acuerdo con las autoridades, unas 900.000 personas, que incluyen a juristas, estudiantes de derecho y otros especialistas, guiarán el debate y procesarán luego la información.

En la consulta también podrá participar la comunidad cubana en el exterior en embajadas y oficinas consulares.

La información que se recoja en la consulta popular será entregada en mayo al Parlamento cubano y se espera que para julio se tenga aprobado en esta instancia un nuevo proyecto, que incluya las aportaciones de la consulta. Posteriormente, el Código de las Familias será sometido a referendo en una fecha por definir.

Principales cambios

Uno de los cambios más relevantes que introduce el Código de las Familias respecto al vigente es la incorporación del matrimonio homosexual.

«El matrimonio es la unión voluntariamente concertada de dos personas con aptitud legal para ello, con el fin de hacer vida en común, sobre la base del afecto, el amor y el respeto mutuos», dice el artículo 197.

El matrimonio igualitario estuvo incluido en una propuesta de la nueva Constitución antes de ser aprobada en 2019, pero fue eliminado, tras presiones de distintas iglesias. Las autoridades entonces dijeron que se incorporaría en la modificación del Código de las Familias. Así, con esta propuesta se abren derechos para las familias homoparentales, como la posibilidad de adoptar.

Por otro lado, el texto abre la posibilidad a la llamada ‘gestación solidaria’. Uno de los artículos reza: «La gestación solidaria tiene lugar cuando una mujer distinta de quien quiere asumir la maternidad, gesta en su útero por motivos altruistas o ajenos a cualquier retribución monetaria o mercantil, a la hija o el hijo de quien o quienes quieren asumir la maternidad o la paternidad».

Además de actualizar la institución jurídico-familiar del matrimonio, también lo hace respecto a parentesco, la obligación de dar alimentos, la unión de hecho, la filiación cualquiera sea su origen, las relaciones parentales, entre otras.

Asimismo, el proyecto de ley permite establecer acuerdos prematrimoniales para proteger los patrimonios, castiga o contempla la violencia de género como un elemento para repartir bienes o acceder a ciertos beneficios, faculta a los padres a decidir el orden de los apellidos de los hijos, elimina el concepto de patria potestad remplazándolo por el de responsabilidad parental, prohíbe formalizar matrimonio a los menores de 18 años, entre otras cuestiones.

Tomado de RT/ Imagen de portada: Cubadebate. 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: