Fuerzas de Despliegue Rápido en Argentina: Creación del Comando Sur

Por Stella Calloni.

La participación activa del gobierno del derechista expresidente de Argentina Mauricio Macri contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro en Venezuela desde que llegó al poder en diciembre de 2015 no fue algo que escondiera esa administración y ahora se ha puesto más en evidencia con una nota del periodista Horacio Verbitskiy en su portal de El Cohete a la Luna donde advierte sobre la maniobra militar Puma realizada por el ejército argentino, entre las varias que se produjeron con Estados Unidos, donde el “objetivo” era sin duda Venezuela lo que sucedió entre abril y julio de 2019 y a cuyo frente estaba el general Juan Martín Paleo Jefe de las Operaciones de Despliegue Rápido (creadas aquí por el Comando Sur de Estados Unidos en 2018) y «desde marzo del 2020 Jefe del estado Mayor conjunto de las Fuerzas Armadas»:

De acuerdo al periodista que se basó en una serie de documentos secretos de la Dirección General de Inteligencia de las Fuerzas Armadas argentinas, se evidencia el compromiso del expresidente argentino, de implicar a las Fuerzas Armadas locales en una posible intervención militar de Estados Unidos contra Venezuela.
Esta participación incluiría el envío de militares argentinos de ese batallón para actuar bajo el mando de las fuerzas de invasión estadunidenses utilizando tres corredores: Marítimo del Mar de Argos, frente norte del mar Caribe; el corredor por la frontera Febo, que correspondería a una incursión terrestre desde Colombia, y el tercero el corredor por la frontera de Ceres, un ataque desde Brasil.

El plan se concretó en unas maniobras entre abril y julio de 2019 denominadas Puma que estuvieron bajo el mando del general Paleo. El ejercicio Puma, contemplaba la invasión de Venezuela y «se ejecutó en siete sesiones en la guarnición de Campo de Mayo y por videoconferencia con la brigada de paracaidistas de Córdoba, la Brigada Mecanizada X de La Pampa y los comandos de la Fuerza de Operaciones Especiales, también de Córdoba” Además de la coordinación con unidades de la Armada y de la Fuerza Aerea.
En realidad lo mismo sucedió con Bolivia, porque el Batallón de Despliegue Rapido, que el Comando Sur de Estados Unidos entrenó en Argentina y anunció el entonces Ministro de Defensa Oscar Aguad en 2018 públicamente, se creó para que en caso de una invasión de Estados puedan participar, lo que serviría a Washington para afirmar que los ejércitos de América Latina los están apoyando, tal como también denunciamos en el periódico la Jornada en su momento.
No es una sorpresa que el general Paleo estuviera al frente, ni siquiera que estuviera al mando de maniobras como Puma( objetivo Venezuela) o como Vicuña del Horizonte cuyo blanco enemigo era Bolivia y otras que se ensayaron entre 2018 y 2019 en Jujuy y Salta provincias argentinas del noroeste.
De hecho Macri había reconocido de inmediato al ex diputado titular de la Asamblea Nacional de Venezuela Juan Guaidó cuando se proclamó en una calle de Venezuela como “Presidente designado” (por nadie), en un hecho violatorio de todas las normas internacionales. El canciller de Macri, Jorge Faurie, que está implicado también en el golpe contra Bolivia como lo están el ex presidente argentino y sus colegas de Brasil y Chile, Jair Bolsonaro y Sebastián Pïñera, reconoció como embajadora de Guaidó en Argentina a Elisa Trotta, venezolana –argentina que estaba trabajando con la gobernadora macrista de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal.
Trotta confirmaba el 8 de abril de 2019 que el gobierno argentino envió «29 toneladas de alimentos y productos de higiene que mandarán por la frontera(de Cúcuta) de Venezuela con Colombia» pidiendo que esta «ayuda humanitaria » pudiera atravesar sin problemas por los puestos fronterizos.

Pero también la cancillería había comunicado el envío de un avión con un grupo de Cascos Blancos a Cúcuta desde fines del 2018 todos ellos supuestamente “voluntarios” argentinos y algunos extranjeros y desconocidos aquí, para instalar centros de atención sanitaria en esa frontera caliente y atender a los venezolanos que “huían de la “dictadura” de Maduro hacia Colombia.
«El apoyo que Argentina ha brindado a Venezuela fue fundamental no sólo para iniciar los reclamos por democracia sino para recibir al pueblo venezolano, para brindar la ayuda humanitaria tan necesaria para nuestros compatriotas que se concretará en los próximos días a través de la frontera con Colombia», dijo Trotta , quien se mantuvo en su “cargo” diplomático, que nunca pudo ejercer, salvo apareciendo junto a Macri o sus funcionarios en un juego teatral que continuó hasta la salida de ese gobierno de Macri el 10 de diciembre de 2019..
Esto a pesar de que la embajada de Venezuela y los funcionarios del gobierno de Maduro seguía en Argentina y entregaba pasaportes en forma normal, y atendía todos los asuntos diplomáticos, por lo que fue víctima de varios intentos de asalto por parte de seguidores de Guaidó, para instalar a Trotta, amparados por la policía metropolitana de Macri y militantes de Cambiemos. Pero no pudieron lograrlo por la rápida defensa de la sede diplomática, que realizaron las organizaciones sociales y políticas de Argentina.

La maniobra militar Puma, tenía la finalidad de formar a esas Fuerzas de Despliegue Rapido para la posibilidad de participar en una intervención que decidiera Estados Unidos bajo el falso argumento de la defensa de los derechos humanos y la democracia, describiendo minuciosamente la conformación geográfica de Venezuela .
En este aspecto en la nota del Cohete a la Luna la maniobra, se ejecutó en siete sesiones en la guarnición de Campo de Mayo y por videoconferencia con la brigada de paracaidistas de Córdoba, la Brigada Mecanizada X de La Pampa y los comandos de la Fuerza de Operaciones Especiales, también de Córdoba. Incluyó además coordinación con unidades de la Armada y de la Fuerza Aérea. Al mando estuvo el general Paleo.

Añade que “este ejercicio coincidió con la escalada de Estados Unidos contra el gobierno del Presidente Nicolás Maduro, que incluyó el reconocimiento como “Presidente designado” o encargado del que fuera titular de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. La primera sesión conducida por Paleo se realizó el 15 de abril de 2019. El 30, Guaidó encabezó un alzamiento militar denominado Operación Libertad. Un grupo de militares rescató del arresto domiciliario al político opositor Leopoldo López, a quien condujo a una base militar, en la que se acuarteló en espera de pronunciamientos de otras unidades, para repetir el intento golpista de 2002, pero fracasó.,
Ante esta situación el presidente Nicolás Maduro ha solicitado al gobierno argentino una investigación urgente sobre estos hechos Maduro dijo que espera que en Argentina se promueva una investigación sobre el presunto plan militar del exmandatario Mauricio Macri (2015-2019) para invadir su país.
En realidad se trataba de la participación de soldados argentinos y de otros países de América latina, tratando de poner en práctica un viejo proyecto de Washington de alinear bajo su comando a los ejércitos latinoamericanos en su proyecto de recolonización continental. También se trabajó activamente para infiltrar todas las fuerzas de Seguridad en la región.

.Por nuestra parte agregamos que el general Juan Martín Paleo estuvo a cargo de todas las maniobras en la frontera con Bolivia y desde Córdoba se rescató el ferrocarril de Carga Belgrano, suspendido desde hacía más de 30 años, para enviar “armamentos, equipos y tropas” para las maniobras ejecutadas en el norte argentino. Como se sabe actualmente una cantidad de armamento para los golpistas bolivianos entraron en esos días de maniobras tanto desde Chile como de Argentina…Pero también mercenarios y tropas especiales estadunidense que ingresaban como turistas utilizando falsos documentos.

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina/ Foto de portada: Ejército Argentino.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.