Cuba: Hay esperanzas para la izquierda latinoamericana

Por Alejandra García Elizalde / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

El 14 de marzo de 1892 vieron la luz las primeras páginas del Diario Patria, fundado por José Martí en Nueva York en medio de sus esfuerzos por reiniciar las luchas independentistas en Cuba. El periódico surgió como portavoz del «patriotismo virtuoso y fundador», un arma en el enfrentamiento a anexionistas, autonomistas y derrotistas.

Patria, según los historiadores, fue para los mambises (los soldados de nuestras guerras de liberación) un medio de persuasión y convencimiento, de argumentación y diálogo para alentar y construir las bases de la república democrática y justa a la que aspiraban.

En estos días, Cuba recuerda el 130 aniversario de aquel periódico que nació al grito de guerra y Revolución, para «unir y abrazar». Patria es nuestro símbolo como nunca antes, aseguraron desde La Habana periodistas, dirigentes y expertos en comunicación durante un coloquio organizado en el marco del Día de la Prensa Cubana.

Hoy vivimos una nueva era. El panorama comunicacional se ha diversificado de formas impensables en la época de Martí. La Internet ha transformado las formas de contar las realidades, y ha hiperconectado nuestras sociedades a la velocidad de un clic. Pero el escenario es complejo y cada vez más hostil contra quienes defienden una perspectiva diferente a la impuesta por los emporios mediáticos.

«Son tiempos de juego sucio, insultos, vilezas y linchamientos a través de las redes sociales, protagonistas de la narrativa hegemónica», dijo el director de la Casa de las Américas y ex ministro de Cultura de Cuba, Abel Prieto, durante la apertura del Coloquio Internacional Patria.

El evento reunió en La Habana a 18 activistas políticos de América Latina, Europa y Oriente Medio, todos ellos defensores de causas justas en las redes sociales, y que sufren en carne propia la ira y el odio de la ultraderecha. Llegaron a la capital invitados por la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) y la corresponsal de Resumen Latinoamericano en la ciudad, Graciela Ramírez.

«Estamos viendo como nunca antes el intenso odio que se puede desatar en las redes contra países, gobiernos y defensores de la izquierda, o contra quienes luchan por un orden diferente al impuesto por las grandes potencias occidentales, como Estados Unidos», advirtió el productor audiovisual y ex diputado español Javier Couso.

El odio es palpable en la sistemáticas campañas se han desatado en el mundo contra Rusia por la guerra en Ucrania.

En una universidad española están pidiendo a los alumnos de nacionalidad rusa que abandonen sus estudios en el centro y regresen a su país, lo que es sólo un ejemplo de que todo y cualquier cosa rusa se ha convertido en objeto de un ataque peyorativo, orquestado al unísono y amplificado por los grandes medios de comunicación.

«Estamos ante la caracterización de un crimen», dijo Couso, cuyo hermano fue asesinado en el 2003 por las tropas estadounidenses en Iraq mientras cubría la invasión de Washington a ese país asiático.

El totalitarismo mediático internacional manipula la información a diario. Pero la izquierda tiene las herramientas para defenderse y contar la verdad.

«Tenemos reuniones como esta, que sirven para mantener la entrañable amistad que nos une. Debemos aunar a las agrupaciones independientes entre sí, así como a los hombres buenos y útiles de todas las procedencias que persisten en el sacrificio de la emancipación», dijo en el coloquio el presidente de la UPEC, Ricardo Ronquillo.

Durante décadas, los izquierdistas subestimaron el poder real del neoliberalismo y hoy vemos cómo borran la historia de los medios ‘enemigos’ en un abrir y cerrar de ojos.

«Por eso, hoy más que nunca, tenemos que unirnos por Cuba, que es un gran símbolo de lucha. Salva vidas no sólo en el ámbito de la salud, que fue bandera en estos duros años de pandemia. Cuba nos salva y nos da fuerza para luchar por la misma causa», dijo María Fernanda Ruiz, profesora de comunicación de Argentina.

La Declaración final del encuentro, que tuvo lugar en Casa de las Américas, fue firmada por los invitados internacionales pronunciándose en contra del bloqueo de Estados Unidos contra la isla, asegurando que el Coloquio Internacional Patria ha demostrado una vez más que Cuba no está sola.

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel resumió el coloquio con una sola palabra: esperanza. «El mundo virtual será cada vez mejor con gente como ustedes. Lograremos combatir el odio, y lo haremos con amor, humanismo y solidaridad. Juntos, somos la mejor esperanza de la izquierda en América Latina».

Fotos: Yaimi Ravelo / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.