Sáhara Occidental: Entrevista con el sindicalista saharaui Ahmed Yacub: “Nuestro pueblo lleva más de cuatro décadas pidiendo justicia”

Por Geraldina Colotti.

La cuestión del Sáhara Occidental vuelve en los medios tras las declaraciones del Gobierno español de Pedro Sánchez y del Gobierno marroquí del Rey Mohamed VI que indican un abandono de la posición de «neutralidad activa» adoptada por España en el marco establecido por la Naciones Unidas. En nombre de la «estabilidad regional», Sánchez ha dicho, de hecho, que está dispuesto a aceptar un «plan de autonomía», que los representantes del pueblo saharaui rechazan, y siguen defendiendo la necesidad de un referéndum de autodeterminación de lo que fue una vez la provincia no. 53 del Estado español. En este sentido, entrevistamos a Mani Ahmed Yacub, Secretario de Relaciones Internacionales del Sindicato General de Trabajadores de Saguia el Hamra y Río de Oro (Ugtsario), es decir de los Trabajadores Saharauis, actualmente en misión en Europa.

“Primero -él dice- quiero dar las gracias a vuestro espacio por darnos la posibilidad de destacar un tema importante al que se le practica mucha censura mediática mundial, que es la causa de nuestro pueblo”.

Gracias a usted por la entrevista. Puede hablarnos de la Ugtsario y de su tarea actual?

La Ugtsario es una organización sindical que representa los intereses de las y los trabajadores saharauis y sus aspiraciones de libertad e independencia. Fue creada el 15 de Diciembre de 1975 en la ciudad de el Aaiun, en la época colonial española. Actualmente estoy en una gira europea para participar en varios congresos de organizaciones sindicales amigas en las cuales aprovechamos para hacer llegar nuestro discurso y también sensibilizar sobre nuestro derecho en la libertad y la independencia.

La cuestión saharaui es una de las más candentes, que ha quedado pendiente desde el siglo pasado. ¿Puedes resumir sus principales etapas?

La cuestión del Sáhara Occidental es un caso de una descolonizacion inconclusa por parte de la colonia anterior del territorio que es España, que en vez de realizar un proceso de descolonización como lo había acordado con las Naciones Unidas en el año 1967, y cuando agonizaba Franco, los nuevos dirigentes políticos de la transición vendieron el territorio a las nuevas fuerzas imperialistas y lo dividieron entre los Regímenes autoritarios de Marruecos y Mauritania, la mal llamada marcha Verde, en noviembre de 1975. Después de tres años de lucha militar, una de las fuerzas de ocupación, que es Mauritania, se retiró, bajo las presiones militares, dejando a la población que estaba bajo su administración a su aire. De esto aprovechó la otra fuerza de ocupación por anhesionarse el territorio por completo. Como segunda fase y después de 16 años, duros, de guerra entre el Frente Polisario y Reino de Marruecos, el Rey Hassann Segundo, propone la realización de un referéndum de autodeterminación para los habitantes del territorio, auspiciado por las Onu y la Unión Africana. La propuesta fue firmada el 06 de septiembre 1991 como primera fase de alto el fuego para llevar a cabo el resto del plan de arreglo en el primer semestre del siguiente año.

La tercera fase del conflicto que dura más de 46 años, fue cuando las fuerzas de las naciones unidas (Minurso), que es la abreviatura de la Misión de Naciones Unidas para Referéndum en el Sáhara Occidental, empezó la tercera larga fase con su llegada al territorio ocupado y los territorios liberados, para llevar a cabo la realización del referéndum, que nunca se llevó a cabo. El pueblo Saharaui mantuvo su total convicción, y después de una larga espera de unos 30 años en la cual la comunidad internacional dio la espalda a los más débiles apostando por una realpolitik creyendo que los saharauis acabarán rindiéndose con el tiempo y así terminar el conflicto a favor del opresor marroquí. Pero, al final, terminó la larga espera y después de la agresión llevada a cabo por el ejército marroquí a unas organizaciones civiles que protestaban en la brecha ilegal de Guerguerat, el pueblo saharaui y su dirección toman la histórica decisión de retomar las armas el día 13 de Noviembre de 2020, y así obligar su soberana decisión a través de lucha armada como una opción de resolver contenciosos.

¿Y cuál es la situación ahora?

La República Árabe Saharaui Democrática, creada por el Frente Polisario el 27 de Febrero de 1976, es un miembro fundador de la Unión Africana, también es un miembro de los países no alineados como también es miembro de varios organismos mundiales, Regionales y continentales.

Es reconocido por más de 84 países en el mundo en varios continentes. España, a pesar que es la potencia colonial anterior del Sáhara Occidental, sigue siendo la potencia administradora del territorio hasta la realización de un referéndum para los habitantes autóctonos, y a pesar de no querer asumir su responsabilidad moral y histórica nunca se posicionó de una forma clara con la tesis marroquí hasta ahora. Los respectivos gobiernos españoles, independientemente de su color político siempre han optado en apoyar la realización del referéndum asupciado por las Onu, a pesar del chantaje al que siempre les ha sometido el reino imperial marroquí con estupefacientes y los flujos de la emigración ilegal, hasta que llegó el gobierno de la coalición progresista dirigido por Pedro Sánchez.

Nos llamó la atención que este gobierno fue víctima del chantaje y después de casi un año de pulso con el autoritario Gobierno alauí, cedió a las peticiones bajo presión a lo que le quería arrastrar el satrapa Mohamed sexto. Nosotros pedimos a la sociedad civil española como a todos las personas libres en el mundo a presionar al Gobierno Español para asumir la legalidad internacional y a presionar a Marruecos para que la cumpla en el Sáhara Occidental.

Eres parte de la Pcoa, la Plataforma Obrera Antiimperialista nacida en Venezuela a raíz del Foro de San Paolo. ¿Cómo encajan las demandas del pueblo saharaui con la Pcoa y qué propuestas hace a los movimientos internacionalistas de Europa?

La Ugtsario, como parte de la plataforma Pcoa y como revolucionarios Antiimperialista que luchamos por nuestros inalienables derechos y los de los demás pueblos libres del mundo, pedimos a todos los integrantes de la plataforma alzar sus voces a favor del derecho del pueblo saharaui oprimido, para levantar esta injusticia humana a un pueblo que lleva más de cuatro décadas pidiendo una justicia social que vemos que se está exigiendo en otros conflictos recientes, mientras se le niega a nuestro pueblo. Y eso demuestra el grado de hipocresía de ciertos políticos contemporáneos.

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina. / Foto de portada: EFE.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.