Surgen nuevas interrogantes en Estados Unidos sobre asalto al Capitolio

Las investigaciones sobre acciones previas al asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021 abren hoy un nuevo derrotero en las pesquisas de un Comité de la Cámara de Representantes estadounidense.

El diario The Washington Post abrió la puerta a las interrogantes cuando informó el miércoles que el Departamento de Justicia (DOJ) amplió su investigación sobre el ataque para incluir los eventos que precedieron al mitin anterior a la acción, y las conspiraciones más amplias que alimentaron la violencia.

Según el diario The Hill, la mirada se vuelve ahora hacia cómo los manifestantes consiguieron el dinero para ir a Washington D.C. y quién estaba detrás de la planificación del incidente que dicen promovió el todavía presidente Donald Trump en un aparente golpe de Estado.

Antes de que los partidarios de Trump atacaran el Capitolio, muchos participaron en un mitin que tuvo múltiples oradores, incluido el propio mandatario, recordó la publicación digital.

Al citar fuentes del Post, The Hill indico que el DOJ busca ahora sobre la planificación del mitin y las teorías de conspiración que rodearon el evento, el cual se basó en falsas afirmaciones de que Trump ganó las elecciones presidenciales de 2020 y que el fraude electoral fue la razón por la que triunfó Joe Biden.

De acuerdo con el diario, el DOJ comenzó a emitir citaciones para investigar la financiación y la planificación del asalto, así como quiénes estuvieron involucrados.

Personas familiarizadas con el asunto dijeron al Post que las citaciones fueron emitidas contra aquellos en el círculo de Trump, pero no dijeron qué solicitaron o quién las recibió.

Esta arista se suma a otras enfrentadas por el mandatario, entre ellas, una en Nueva York que aún mantienen fiscales de Manhattan quienes intentan recopilar más elementos sobre si Trump tuvo intención de infringir la ley al inflar el valor de sus activos en las declaraciones anuales, un elemento necesario para probar un caso penal.

Letitia James, fiscal general de Nueva York, dirige además una investigación paralela centrada en si los estados financieros de la empresa familiar del expresidente incluían intencionadamente información falsa.

Hasta ahora las investigaciones contra Trump por el asalto al Capitolio por presunta evasión fiscal y otros entuertos antes y durante su administración no pudieron ser probadas.

Mientras, el tiempo corre y los republicanos pudieran tomar la mayoría en el Congreso en 2022 y el exmandatario volver a concursar por la Casa Blanca en 2024.

Tomado de Cubadebate/ Foto de portada: Archivo AFP.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.