Revisionismo 3.0

Por Colectivo Histórico “Las Chirusas”.

Nuevamente Uruguay se encuentra discutiendo principios básicos de los Derechos Humanos relacionados a su pasado reciente a partir de viejos discursos que, amagando un revisionismo de lo más peyorativo y ensayando frases a lo United Colours of Benetton, buscan desviar la atención de nuestros principales problemas. Algunos de los cuales tienen que ver con las -ahora visibles- consecuencias de una pandemia en retirada y con un conflicto internacional estancado, pero más tienen que ver con las decisiones de una clase social presente en los liderazgos de absolutamente todos los partidos políticos de la actual coalición de gobierno, así como de los principales actores empresariales del ámbito nacional y los regenteadores de intereses internacionales.

Feudalismo intelectual

Para quienes le hemos dedicado tiempo de nuestras vidas al estudio de la historia, pero también para quienes la vivieron o quienes analizan los acontecimientos a la luz de la desproporcionalidad con la que el Estado usó sus fuerzas para matar a sus “enemigos internos”, estuvieran o no armados, pertenecieran o no a una organización guerrillera…debemos coincidir en que, por lo menos, debe ser el tercer gran intento(1) de revisionismo del pasado reciente, impulsado por actores que se beneficiaron con los cambios económicos impuestos a sangre y muerte. Aparece de nuevo la muletilla de “dar vuelta la página”, sin siquiera leerla o leyéndola con una dislexia selectiva que los ubique en el lugar de víctimas y -a la vez- salvadores.

Terrorismo de Estado se llama esa “página”. Y no es un “invento” de “una parte” de “los contendientes” que “luego de 50 años pretenden cambiar la historia”, los juicios contra los genocidas en la Corte de Roma lo siguen demostrando todos los años. ¿O acaso el derecho solo sirve cuando lo dicta un Estado Mayor Conjunto a la cabeza de un Golpe de Estado?

Pero además ¿qué es eso de que “luego de 50 años pretenden cambiar la historia”?. En términos históricos, el revisionismo es el estudio crítico de los relatos oficiales sobre los acontecimientos, a la luz de nuevos datos o nuevos análisis con el fin de revisarlos y/o reinterpretarlos. ¿Cuáles son los nuevos datos que el Senador Manini Ríos tiene para brindar y así colaborar con el esclarecimiento de los hechos? Hasta ahora está como en la conga, en menos 10, porque cuando los integrantes del Tribunal de Honor le llevaron las declaraciones escritas de Gavazzo en las que confesaba haber tirado al Río Negro el cuerpo del tupamaro Roberto Gomensoro, jamás se lo comunicó a sus superiores.(2)

Cuando lo que se juzgan son Delitos de Lesa Humanidad, no existe espacio para hablar de contienda. Cuando el Estado, que es quien debe brindar las garantías materiales para el desarrollo completo de la vida de sus habitantes, es quien te mata de hambre, te mata si protestás y te mata si te organizás para que no te maten…no hay relatividad posible. Menos se puede tolerar que se apele al tiempo transcurrido entre los acontecimientos y sus juicios, es desconocer como los golpistas tutelaron nuestra democracia proscribiendo candidatos, es desconocer el miedo que nos legaron y que solo con los años logramos avanzar en un estado de derecho cierto, en conciencia social y en estudios, para determinar las responsabilidades institucionales.

¿Qué hubiera dicho el Senador Manini Ríos un 12 de diciembre de 1842 cuando se promulgaba la ley que abolía la esclavitud en nuestro país?, ¿que los esclavos contrataron a Valenti para que la esclavitud tuviera “mala prensa”? ¿Qué hubiera dicho el Senador Manini Ríos el 10 de diciembre de 1948 en la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, cuando la delegación de nuestro país votaba a favor de la Declaración Universal de los Derechos Humanos? ¿Qué se trataba de una confabulación de George Soros, del ayatolá iraní de turno, de la ciencia y de la Propuesta didáctica para el abordaje de la educación sexual en Educación Inicial y Primaria?

La Dictadura que trajo la cigüeña

La generación espontánea ha sido demostrada obsoleta en términos biológicos, por lo menos desde el siglo XIII y por la propia escolástica. ¿Cuánto más tendrá que evolucionar el pensamiento para que también -sobre todo- la erradiquemos cuando analizamos cualquier tipo de comportamiento social? No sabemos. Y creer en que las cosas suceden porque sí es tan dañino como la propia teoría de los 2 demonios, que ya con las connotaciones religiosas de su nombre nos aleja del entendimiento, liberando de responsabilidades a los seres humanos para que el castigo recaiga sobre personajes o actitudes no materiales, por tanto, no modificables o modificables por los mismos eventos fortuitos que les dieron nacimiento.

Existieron, existen y van a existir intereses. Nosotros los entendemos como intereses de clase, pero ni siquiera hay que hilar tan fino como para aceptar que las personas no se reviran y se vuelven ricos, déspotas o perseguidos. Son las condiciones y su accionar los que les transforman. Condiciones que se explican desde el núcleo más cercano, como lo puede ser el familiar, a los núcleos más grandes como la sociedad, el país, la situación nacional, regional, internacional.

En su libro ‘La trama autoritaria. Derechas y violencia en el Uruguay (1958-1966)’, la historiadora Magdalena Broquetas reflexiona: “En los relatos disponibles la instalación de la dictadura aparecía como el resultado de un lento proceso de descaecimiento de la institucionalidad democrática reconocible desde 1968…”(3) para luego profundizar en la explicación del objetivo de su libro, que es una adaptación de su tesis presentada para acceder al Doctorado en Historia en la Universidad Nacional de la Plata (Argentina), que procura “reconstruir el modo en que los dos gobiernos con mayoría nacionalista manejaron la conflictividad social en los planos sindical, estudiantil y político en un tramo caracterizado por la aparición de numerosos proyectos autoritarios”(4) Hablamos de los Colegiados blancos que van desde 1959 a 1967.

Cuando con tanta liviandad se atribuye el ejercicio de la violencia política al nacimiento de determinadas organizaciones de izquierda, se borra de un plumazo acontecimientos que han marcado -nada más y nada menos- el esquema institucional de nuestro país, nuestro sistema de partidos, nuestra geografía política. El Golpe de Estado de Terra, las revoluciones saravistas, el período militarista, la rebelión de las lanzas, la Guerra de la Triple Alianza, la Guerra Grande, la masacre de los charrúas en Salsipuedes, el combate -hasta el exilio- de Artigas y sus ideas…y seguimos yendo hacia atrás en la historia, alejándonos hasta más de 100 años de la revolución cubana, del surgimiento del MLN, de la creación del FA y de todos los actores de izquierda a los que se les acusa de crear ideas y prácticas de violencia política.

Los innombrables de acá y de allá

Pero volvamos al “sesentismo”, investigaciones del historiador Roberto García sobre la CIA en Uruguay han probado que, desde sus orígenes, la CIA mantuvo íntimas relaciones con la policía política uruguaya, organizada a partir de 1947 en el Servicio de Inteligencia y Enlace. Fue a través de esta repartición que la CIA vigiló al presidente guatemalteco derrocado, Jacobo Arbenz, asilado junto a su familia en Uruguay entre 1957 y 1959, la primera gran operación de acción encubierta de la Agencia en nuestro país.(5)

Y la influencia de la agencia norteamericana llegó hasta nuestra principal figura política institucional del momento, Benito Nardone, Presidente del Consejo Nacional de Gobierno de Uruguay en el período 1960-1961. Fue reclutado por la CIA en 1958, manteniéndose como agente operativo hasta 1963 (6).

En 1961 se presentó públicamente la Legión Oriental Artiguista, compuesta por civiles y militares retirados (en su mayoría vinculados a movimientos antigubernamentales desde la década de 1940), que compartían varios de los postulados y modos de acción de la derecha conservadora. Organización que tempranamente adoptó conceptos clave de la Doctrina de la Seguridad Nacional y del cual surgieron las primeras propuestas golpistas estructuradas. En enero del 61’ se produce un asalto a la sede central del Partido Comunista y el 1º de mayo lanzan una bomba contra la Casa del Pueblo, sede del Partido Socialista.(7)

Otros grupos fueron surgiendo y algunos ya venían operando hace rato: Liga Oriental Anticomunista (LOA), Asociación para la Lucha Ejecutiva y Repudio a los Totalitarismos de América (ALERTA), Movimiento Oriental Reivindicador, Artiguista, Libertador (MORAL), Frente Estudiantil de Acción Nacionalista (FEDAN), Movimiento Estudiantil para la Defensa de la Libertad (MEDL), Organización de Padres Demócratas (ORPADE), Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), Liga Estudiantil Demócrata (LED), Acción Obrera Independiente (AOI), Cruzada Patriótica Revolucionaria (CPR), Movimiento Nacional para la Defensa de la Libertad (MONDEL), etc. Y cada uno de ellos haciéndose visibles en publicaciones periódicas como: “Centinela” (1961), “El Federal” (1964), “Información” (1958), “LOAS”: periódico de la Liga Oriental Antisemita (1960), “ODI”: boletín de las organizaciones demócratas del interior (1962-1963), “Patria Libre” (1965-1966), “Prensa Libre” (1957, 1961, 1963, 1964), revista “Antorcha” (1961), “Revolución Nacional” (1964), etc.; o en programas radiales como “Panorama Gremial” en la CX58, radio “Clarín”.

Algunos de ellos, como por ejemplo el MEDL, recibieron ayuda económica para ser carne de cañón en acciones dirigidas por el jefe de la estación montevideana de la CIA entre 1960 y 1962: Tom Flores. Una de estas acciones fue el asesinato de Arbelio Ramírez luego de la conferencia de prensa del Che en el Paraninfo de la Universidad el 17 de agosto de 1961, en la que el MEDL no solo recibió ayuda económica, sino hasta transporte que salió del Club Social y Deportivo Sayago y “matones” contratados…que también le hacían de seguridad en las pintadas, por los recurrentes enfrentamientos con militantes de la FEUU. En el 62’, con ORPADE, trasladan a Enseñanza Secundaria los operativos.

A fines de 1963, y dentro de la propia organización Legión Artiguista, se formó una nueva organización llamada Vanguardia Tricolor, con la finalidad de encarar la acción más directa o contundente contra el comunismo, tanto en el plano sindical como en el político. Hablaban de un Gobierno de la Revolución Nacional. El 25 de agosto de 1965 se crea la Logia secreta “Tenientes de Artigas” compuesta por militares ultraderechistas de perfil nacionalista: artiguista, nacionalista y antibatllista. Esta logia jugó un papel decisivo en la depuración interna de las Fuerzas Armadas y en la concreción del golpe militar del 73’.

En fin

Convengamos que con lo de “2 demonios” se quedaron cortos y que para ser “demonios” eran bastante reales. Pero esa es una discusión casi que lingüística que podríamos tener con el Senador Manini o con quienes insisten en retomar esta discusión para evitar hablar sobre la crisis económica en la que están sumergiendo al pueblo trabajador, mientras las ganancias totales (excedente económico) -en solo 2 años- superaron los U$S4.500.000.000 (cuatro mil quinientos millones de dólares, lo aclaramos para evitar que se entreveren con la asquerosa cantidad de ceros que tiene ese monto).

Y mencionamos al Senador, porque parecería ser el único que tiene una estrategia dentro de la coalición de gobierno, por eso sale a enredar con un tema candente. Y porque debe ser, a su vez, el político más contradictorio entre sus discursos y su realidad. Nadie se imaginaría que un declarado artiguista pudiera cobrar 2 sueldos del Estado, tener 3.000 hectáreas de campo que al parecer estarían afectadas al Instituto Nacional de Colonización(8), es decir al Estado, y a la vez tener propiedades en Miami, en el Caribe, en Punta del Este, en Carrasco, en Plaza Cagancha, en Punta Carretas, empresas(9)…y encima ser Licenciado en Historia en la Universidad Católica de Uruguay pero haciendo un recorte en el relato que haría ruborizar hasta la mismísima Arbeleche.    

Notas

(1) El primer intento estuvo a cargo de los propios civiles y militares que condujeron el quiebre institucional desde 1973 a 1985; el segundo estuvo a cargo de los sucesivos gobiernos del Partido Colorado y el Partido Nacional desde 1985 y hasta la propia campaña del 2004, cuando sectores sanguinetistas repartían volantes sosteniendo que si ganaba el Frente Amplio se iban a llevar los niños a Cuba o a Rusia.
(2) https://www.montevideo.com.uy/Noticias/Declaraciones-de-integrantes-de-Tribunal-de-Honor-contradicen-lo-afirmado-por-Manini-uc763971
(3) Broquetas, Magdalena. La trama autoritaria. Derechas y violencia en el Uruguay (1958-1966). Ediciones de la Banda Oriental; Montevideo; 2014.
(4) IDEM
(5) García, Roberto. Bajo vigilancia. La CIA, la policía uruguaya y el exilio de Arbenz (1957-1960). Centro de Estudios Urbanos y Regionales; Ciudad de Guatemala; 2013.
(6) Información que aparece en las memorias de Howard Hunt (jefe de la estación de la CIA en Montevideo 1957–1960)
(7) Machado, Carlos. Historia de los orientales. Ediciones de la Banda Oriental; Montevideo; 1992.
(8) https://www.elobservador.com.uy/nota/caso-manini-rios-las-dudas-de-colonizacion-un-documento-que-no-prueba-nada-y-expedientes-que-apenas-se-pueden-leer–202232217270
(9) https://www.sudestada.com.uy/articleId__8ab1cdce-846e-48ce-ba26-bbba9aea2c12/10893/Detalle-de-Noticia

Tomado de Mate Amargo / Foto de portada: EKO.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.