Indonesia aprueba ley contra la agresión sexual

El Parlamento de Indonesia aprobó este martes un proyecto de ley contra la agresión sexual que ofrece un marco legal a las víctimas, luego de diez años de dilación.

Los votos a favor del Proyecto de Ley de Violencia Sexual o Proyecto de Ley TPKS, que llevaba seis años en deliberación, superaron esta vez la oposición de grupos conservadores en un país donde la mayoría de los practicantes religiosos son musulmanes.

La presidenta de la Cámara de Representantes de la República de Indonesia, Puan Maharani, calificó de “empinado” el camino hacia la aprobación de la Ley TPKS y expresó su propósito de que “la implementación de esta ley pueda resolver casos de violencia sexual, así como brindar protección a mujeres y niños en Indonesia”.

Los activistas señalan que si bien es un paso de avance, las legislaciones tienen un alcance limitado al incluir solo algunos delitos sexuales, y dejar pendientes una definición clara del delito por violación y una legislación sobre el aborto.

Hasta el momento, la falta de un marco legal al respecto hacía que la justicia tratase los casos de agresión sexual como cuestiones privadas. Esto propicia, por ejemplo, la violación de menores de edad y el matrimonio infantil, sin la asunción de consecuencias por parte de los victimarios.

Esta desprotección y las concepciones sociales de la región dificultaron también las denuncias. Las victimas temían perder las demandas y pasar vergüenza en los interrogatorios.

Por ello, el proyecto fue propuesto hace diez años por la Comisión Nacional para Combatir la Violencia contra la Mujer (Komnas Perempuan) y otros entes de la sociedad civil, pero tardó cuatro años en presentarse ante la Cámara de Representantes, donde también encontró oposiciones.

En 2016, los grupos conservadores se opusieron alegando que con su aprobaciòn se perpetraba la promiscuidad y solicitaron que se criminalizara el sexo extramarital y las relaciones LGBTQ.

Ante el aumento de casos de agresión sexual, el presidente Joko Widodo orientó en enero de este año acelerar el proceso de aprobación del proyecto de ley para que estos hecho pudieran ser denunciados y sentenciados debidamente. Durante el proceso, el Islamist Justice Prosperity Party (PKS) insistiò en prohibir las relaciones sexuales entre personas LGBTIQ y regular el sexo extramatrimonial.

 

Tomado de TeleSUR/ Foto de portada: EFE.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.