Bolivia rechaza informe de Estados Unidos sobre golpe de Estado de 2019

Bolivia rechazó este miércoles la intromisión del Departamento de Estado de los Estados Unidos en asuntos internos sobre hechos de violencia asociados al golpe de Estado de 2019 y recordó que en ese país sudamericano se respeta la independencia de los órganos del Estado.

El posicionamiento llegó a través de un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, en el cual se «hace un llamado a respetar la soberanía de los países y la autodeterminación de cada uno de ellos, por lo que rechaza categóricamente la intromisión de terceros países, así como el Informe unilateral sobre Derechos Humanos, recientemente emitido por el Departamento de Estado de los Estados Unidos».

Sobre este reciente documento de Washington, la Cancillería boliviana valoró que «realiza inferencias sin fundamento y emite juicios de valor inapropiados sobre el proceso judicial que enfrenta Jeanine Añez en la justicia de nuestro país, por su participación en los hechos ocurridos en ocasión de la crisis política de fines de 2019».

De acuerdo al comunicado, Bolivia hace énfasis en que, «como miembro activo del Sistema Universal de los Derechos Humanos y del Sistema Interamericano de Derechos Humanos y como parte del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, mantiene excelentes relaciones con la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos».

En tal dirección, «Bolivia responde sobre sus compromisos y responsabilidades con los derechos ante estas instancias multilaterales, a través de sus comités y mecanismos designados para su seguimiento».

Concluye, en definitiva, que “Es mínimamente cuestionable que los ‘informes’ unilaterales de Estados Unidos, pretenden estar por encima de otros Estados y organismos internacionales como Naciones Unidas, siendo que Estados Unidos ni siquiera es signatario de los Tratados de Derechos Humanos fundamentales, como la Convención internacional sobre la protección de los derechos de los trabajadores migratorios y de sus familiares”, añade otra parte del comunicado.

Asimismo, reafirma que los procesos judiciales por los hechos de fines de 2019 se llevan adelante por las autoridades de justicia de nuestro país, en el marco del principio de independencia de órganos del Estado.

En el interín, la Cancillería boliviana convocó al encargado de Negocios de la Embajada de EE.UU., Jarahn Hillsman, y le manifestó «el rechazo contundente del Gobierno nacional al Informe sobre Derechos Humanos presentado recientemente por la Secretaría de Estado». En el acto, le fue entregado a Hillsman una «comunicación oficial, demostrando la molestia y rechazo del Gobierno boliviano, por constituirse en una injerencia a los asuntos internos de nuestro país». 

Tomado de TeleSUR/ Foto de portada: Cancillería de Bolivia.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.