Vacunas anticovid de Pfizer, Moderna y AstraZeneca provocan efectos en la vejiga

Nuevos efectos secundarios de las vacunas del Covid-19. Los expertos alertan sobre los síntomas relacionados con la inoculación de las dosis de Pfizer, Astrazeneca o Moderna, como pueden ser la urgencia urinaria, la miocarditis o la vejiga hiperactiva.

Un informe publicado por el Instituto de Posgrado de Medicina Clínica de la Universidad Médica de Kaohsiung, en Taiwán, alerta que estas vacunas se han asociado “significativamente” con problemas en el STUI, conocido como el tracto urinario inferior, con cambios en la urgencia y la frecuencia urinaria.

En esta investigación participaron un total de 889 voluntarios inoculados contra el SARS-CoV-2 y que no se habían sometido a procedimientos urológicos en los últimos tres meses. El 65.9% de participantes (586) recibieron la vacuna de Astrazeneca, el 29.2% (260) la de Pfizer-Biontech y el resto, 89, la de Moderna.

Los resultados demostraron que los eventos adversos ­autoinformados” tras la aplicación de una de las vacunas covid-19 estuvieron presentes en el 13.4% de personas, relacionados con la orina, mientras que el 5.5% buscaron ayuda médica. Los autores concluyeron que “nuestros hallazgos demostraron que después de la vacunación contra el Covid-19, hasta el 13.4% de los 889 participantes revelaron un deterioro en los STUI de almacenamiento”.

Además, el síndrome de la vejiga hiperactiva previo a la vacunación se ha asociado significativamente con posterioridad a un mayor riesgo de empeoramiento de los STUI de almacenamiento, especialmente en la urgencia y la frecuencia urinaria.

¿Qué otros efectos secundarios se han detectado?

Por otro lado, un estudio de la revista JAMA Cardiología revela que la aparición de miocarditis o la vejiga hiperactiva es más frecuente tras la vacunación de la segunda dosis. La miocarditis consiste en la inflamación del corazón, lo que puede producir la disminución del bombeo del miocardio o la aparición de arritmias.

El origen de la miocarditis suele estar en un virus o en una reacción ante un medicamento y presenta una serie de síntomas como el dolor de pecho, problemas de respiración, fatiga o latidos irregulares.

En el caso de la vejiga hiperactiva, provocada en algunos casos por las vacunas contra el Covid, conlleva una necesidad constante y repentina de miccionar en más ocasiones que lo habitual. Aunque es posible controlar este síntoma mediante distintas técnicas, la vejiga hiperactiva suele alterar el modo de vida del que la padece. Algunas enfermedades como la diabetes o los trastornos neurológicos pueden provocarla, así como también las infecciones o tumores.

Tomado de Redacción Médica.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.