¿Los verdaderos culpables del asalto al Capitolio de Washington, responderán ante la justicia?

Por Raúl Antonio Capote* / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

De acuerdo a lo anunciado por el  Departamento de Justicia, un gran jurado federal en el Distrito de Columbia emitió una acusación formal contra el líder del grupo de extrema derecha “Proud Boys”, Enrique Tarrio, y otros miembros de esa organización.

Tarrio y sus correligionarios fueron acusados de conspiración sediciosa y otros cargos, por lo que ​​está previsto que ​​comparezcan ante una audiencia el 9 de junio de 2022 en el Distrito de Columbia, refiere el Diario de Nueva York.

Según los documentos judiciales en manos del gran jurado federal, hasta el 6 de enero de 2021, Tarrio fue el presidente nacional de la organización supremacista “Proud Boys”, además a mediados de diciembre de 2020,  creó un capítulo especial  conocido como el “Ministerio de Autodefensa”.

Como se alega en la acusación, desde diciembre de 2020, los miembros del Ministerio de Autodefensa, conspiraron para prevenir, obstaculizar y retrasar la certificación del voto del Colegio Electoral, y oponerse por la fuerza a la autoridad del gobierno de los Estados Unidos.

El día de los hechos, señala el documento del gran jurado, los inculpados ​​dirigieron, movilizaron, y condujeron a la multitud al Capitolio, lo que provocó el desmantelamiento de las barricadas de metal, la entrada al edificio y los asaltos a las fuerzas del orden.

Durante y después del ataque, el líder extremista y sus adláteres  ​​reclamaron el mérito de lo sucedido en las redes sociales y en una sala de chat encriptada, según reseña El Diario de Nueva York.

Los Proud Boys son una organización ultranacionalista, neofascista, antiinmigrante, “solo para hombres”, vinculada con el supremacismo blanco.

Esta organización se engloba dentro del universo de grupos y facciones extremistas estadounidenses que fueron calificadas durante la pasada campaña presidencial como “trumpistas”.

Recordemos que, el expresidente de EEUU, Donald Trump, durante uno de los debates presidenciales, de cara a las elecciones del 2020, ante la crítica a los grupos extremistas, dirigiéndose a los Proud Boys  les pidió  «dar un paso atrás y esperar», lo que provocó una gran polémica que le obligó a rectificar poco después.

Oath Keepers, Boogaloo Bois o Proud Boys forman parte de centenares de organizaciones armadas de extrema derecha, fervorosas defensoras del racismo, el ultranacionalismo y la intolerancia, armadas de doctrinas y creencias que a cualquier persona sensata le parecerían absurdas.

Locuras como el Plan Kalergi,  que sostiene que existe un proyecto oculto para debilitar a la raza blanca mediante el mestizaje que provoca la migración o la Teoría del Gran Reemplazo, que advierte que existen planes secretos para acabar con la demografía y cultura europea, cobran fuerza en ese país.

Bien que los actores de la violencia sean juzgados y condenados por sus deleznables actos, pero ¿Cuándo comparecerán los que promueven las armas? ¿Los que exaltan el odio y se sirven de él? ¿Cuándo serán juzgados los verdaderos culpables?

(*) Escritor, profesor, investigador y periodista cubano. Es autor de “Juego de Iluminaciones”, “El caballero ilustrado”, “El adversario”, “Enemigo” y “La guerra que se nos hace”.

Foto de portada: CNN.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.