«Tributo a Ben Stevenson» en La Habana

Por Syara Salado Massip / Video: Víctor Villalba Gutiérrez / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

La Habana, 7 de junio.- “Tributo a Ben Stevenson” es el nombre de la próxima temporada del Ballet Nacional de Cuba que conmemorará los 120 años de relaciones diplomáticas entre el Reino Unido y Cuba.

La compañía cubana, Patrimonio Cultural de la Nación, creada por la emblemática Alicia Alonso Prima Ballerina Assoluta y su compañero Fernando Alonso, dirigida actualmente por Viengsay Valdés, propone para esta ocasión rendir homenaje a Ben Stevenson OBE (Oficial del Imperio Británico), destacado coreógrafo inglés y personalidad de la danza de las últimas décadas, exbailarín del Royal Ballet de Gran Bretaña y del English National Ballet, codirector del National Ballet de Washington, D.C., director artístico del Chicago Ballet, director artístico del Houston Ballet y actual director artístico del Texas Ballet Theatre.

“Tributo a Ben Stevenson” será presentado en el Teatro Nacional de Cuba los días 10, 11, 12, 17, 18 y 19 del mes de julio, ocasión para saludar además el Jubileo de Platino de Su Majestad Isabel II (70 años de su reinado).

El programa reúne obras del reconocido coreógrafo que ha creado especialmente una pieza para festejar los 70 años de la monarca titulada “Los corceles de la reina” así  como los pas de deux “Esmeralda” y “Tres preludios”. Aunque el “plato fuerte” de la temporada será el estreno en Cuba del ballet “Mozart Requiem” cuya música será interpretada por solistas, el coro del Teatro Lírico Nacional y la Orquesta Sinfónica del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, bajo la dirección de Yhovani Duarte.

Esta temporada del BNC no es solo un tributo a tan emblemático coreógrafo, sino un honor para la mayor de las Antillas contar con la presencia del propio Stevenson. Un privilegio además para las nuevas generaciones de bailarines que desde siempre han admirado sus obras y en sus carreras artísticas constituye un reto la interpretación de sus coreografías. Tal es el caso de María Luisa Márquez Barrios y Diego Tápanes Valdés, dos jóvenes bailarines que tienen el desafío de interpretar el pas de deux “Esmeralda”, una de las obras más conocidas en la Isla.

Maria Luisa Márquez y Diego Tápanes en ensayo del pas de deux Esmeralda.

“Siempre lo he querido bailar desde que estaba pequeño en la escuela, y ahora ya formando parte del Ballet Nacional se me dio esta oportunidad. Y es totalmente distinto a la versión que tenemos acá, es muy complicado, es todo un reto realmente interpretativamente”, –expresó Diego, recientemente ascendido a la categoría de bailarín principal del Ballet Nacional de Cuba.

Para María Luisa el reto es doble, ya que la bailarina de solo 18 años se encuentra en estos momentos de práctica pre profesional con vistas a su próxima graduación  de la Escuela Nacional de Ballet y la presentación constituye un estreno en esta nueva etapa de su carrera artística. Con la presencia de Ben Stevenson ha descubierto detalles y nuevas formas de ver e interpretar el pas de deux, aportando a su talento como bailarina y a su depurada técnica la interpretación artística basada en los sentimientos y a la historia que narran los personajes que se ejecutan en escena. 

Maria Luisa Márquez y Diego Tápanes.

“Ben no ha querido ni siquiera mirarnos los pies, siempre fijándose en la parte artística y la proyección de los sentimientos, él siempre ha tenido muy clara qué emoción quiere en cada parte de la coreografía y que cada paso exprese algo  y ha sido un reto para nosotros cumplir con esto que ha querido”, dijo.

El equipo del coreógrafo británico, contará con la experiencia de la directora asociada de la escuela del Texas Ballet Theater, Kathryn Warakomsky-Li y el director artístico asistente Li Anlin. Completa la comitiva de artistas foráneos los bailarines Valentín Batista, David Schrenk y Henry Winn, quienes se presentarán como artistas invitados del Ballet Nacional de Cuba.

Atractiva y seductora resulta la propuesta del Ballet Nacional de Cuba en su nueva temporada, donde una vez más se unen dos culturas que aunque geográficamente están distantes cuando se trata de ballet la relación es indisoluble.

Fotos: Syara Salado Massip / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

Autores

,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.