¿Cómo BioCubaFarma informatiza sus procesos productivos?

Por Susana Antón Rodríguez.

Detrás de algo que quizá nos parezca tan pequeño como una tableta de pastillas, un bulbo o una vacuna, está el trabajo de años de un grupo de investigadores, numerosos ensayos clínicos, todavía más pruebas de laboratorio para certificar las propiedades del fármaco, así como una consulta constante de informaciones que pueden aportar tanto al desarrollo como a la posterior comercialización del producto.

Sin embargo, con el avance de las tecnologías, los procesos productivos resultan cada vez más eficientes, sobre todo, cuando existe un soporte de herramientas informáticas que favorece la innovación y el desarrollo.

En tal sentido, el grupo empresarial BioCubaFarma ha informatizado en los últimos años procesos claves que van desde la gestión de los inventarios y las labores de mantenimiento, hasta el manejo inteligente de datos para la toma de decisiones. Ello ha sido posible gracias a soluciones cubanas como los programas informáticos GESI y Vigentel, ambos desarrollados por la Empresa de Tecnologías de la Información (ETI), perteneciente a este mismo grupo empresarial.

GESI es una plataforma de apoyo a la toma de decisiones tanto operativas como estratégicas dentro de una empresa, explicó en exclusiva a Granma Yurisleidys González, una de las especialistas a cargo de este proyecto.

Su objetivo, agregó, es hacer más ágil y eficiente la gestión de los procesos de planificación y control de la producción, el balance de materias primas y materiales de envases, así como controlar los inventarios en los almacenes, y garantizar el rápido acceso a esa información.

Además, el programa es capaz de procesar grandes volúmenes de datos de las distintas áreas de negocio de la entidad, y los reconvierte en informes, indicadores, gráficos comparativos y estadísticas, en función de lograr una comprensión más clara del proceso que se analiza, comentó.

Al indagar sobre los inicios de esta solución –que se encuentra implementada en 32 empresas de BioCubaFarma, y cuenta ya con más de mil usuarios–, refiere que GESI surgió como una estrategia para la transformación tecnológica, en sintonía, además, con un contexto en el que las empresas han cambiado su paradigma respecto a cómo interactúan e integran las tecnologías de la información a sus prácticas productivas.

Apuntó que le otorga un valor agregado a los procesos, pues constituye una valiosa herramienta de inteligencia de negocios y favorece el análisis de los datos en diferentes perspectivas de tiempo.

«Tiene, en tal sentido, un impacto significativo en la planificación, balance y análisis de los materiales, en el mantenimiento de los equipos y hasta en los comportamientos para importar o exportar determinados productos, al realizar las nivelaciones en cuanto a las necesidades de producción y compra».

Destacó que, al contar con varios módulos de gestión, el sistema ofrece diferentes soluciones. «Por ejemplo, uno de ellos se encarga del control de la producción, y de hacerle un seguimiento al medicamento desde que está en la fase de elaboración, luego en envase y, al final, lo que se aprueba para comercializar y distribuir».

También está la opción para conocer el estado en que se encuentran los equipos técnicos y programar su mantenimiento, además de controlar los inventarios y las órdenes de servicio, añadió.

Otro de los beneficios –dijo– es que lleva la logística del nivel de abastecimiento de los medicamentos en todas las droguerías del país. Mediante estos reportes, de conjunto con los planes de demanda, es que se hace la distribución automática de los fármacos a las farmacias principales.

Según Yurisleidys González, a través de uno de estos módulos, GESI también le permite al usuario introducir la fórmula maestra del producto, es decir, «todo lo que necesitas para elaborarlo, incluidos los índices de consumo, y alerta, además, la cantidad que pudiera producirse, teniendo en cuenta las materias primas en existencia en el almacén».

Destacó que las funcionalidades de este programa pueden extenderse y adaptarse a cualquier otra organización productiva. GESI se nutre de las informaciones propias que maneja en lo interno una empresa, desde los reportes de producción, los recursos humanos, la logística y los planes de distribución, y lo integra todo en un solo sistema accesible las 24 horas del día.

 

Vigilancia e inteligencia empresarial

En un entorno altamente cambiante y con influencias externas como el empresarial, las organizaciones que pretendan crecer o consolidarse en sus negocios deben manejar grandes volúmenes de información útil para asentar, sobre bases sólidas, el proceso de toma de decisiones.

Desde hace algunos años, la respuesta a esta problemática ha venido de la mano de herramientas innovadoras como la vigilancia e inteligencia empresarial (VIE).

Al decir de Enrique Cuesta, uno de los ingenieros a cargo de esta estrategia en la ETI, la aplicación Vigintel hace posible que en Cuba el sector de la industria biotecnológica y farmacéutica disponga de un sólido sistema de igilancia e inteligencia empresarial  que contribuye a identificar, de forma temprana, tanto amenazas como oportunidades de negocios, al tiempo que facilita la ejecución de estudios de mercado.

Su funcionamiento, explicó, parte del monitoreo de fuentes de información científicas y tecnológicas, así como de bases de datos líderes a nivel mundial.

«A través de esta herramienta, que está basada en una plataforma de software libre y de código abierto, los especialistas, científicos y directivos pueden conocer sobre los cambios que ocurren en el mercado, las tendencias tecnológicas, así como disponer de informes especializados».

También permite gestionar ideas que pueden convertirse en proyectos de investigación alineados con la estrategia, contribuyendo significativamente al proceso de innovación, concluyó.

Tomado de Granma/ Video: Canal Caribe/ Foto de portada: Ricardo López Hevia.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.