Fragata Libertad, embajadora argentina, en La Habana

Por Orlando Oramas León* / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

La fragata Libertad, buque escuela de la Armada Argentina, patrimonio naval de la nación austral, y embajadora de los mares de ese país, arribó a puerto cubano en misión de amistad.

Atracó en el muelle destinado en el puerto de La Habana para los cruceros internacionales, que tienen negado su paso por Cuba por el redoblado bloqueo de Estados Unidos contra la isla.

Pero el ARA Libertad echó ancla en visita oficial y para fortalecer los lazos históricos entre ambas naciones. Quizás también pudiera verse su llegada como embajador del país que ostenta la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

El buque insignia de la Armada Argentina, la Fragata ARA Libertad, amarraró este Domingo por la mañana al puerto de La Habana

El velero cruzó el canal del Puerto de La Habana con velas arriadas, a su izquierda el castillo del Morro y la Cabaña, y a la derecha la fortaleza de La Punta, levantados aquí por España para resguardar su colonia de ataques externos.

A su llegada a la rada habanera, el capitán de navío Aldo Perera, jefe de departamento de la Marina de Guerra Revolucionaria, y el embajador argentino, Luis Ilarregui, dieron la bienvenida a los 326 tripulantes de la embarcación, que toca puerto cubano por tercera ocasión dese 1976.

El comandante de la fragata Libertad, capitán de navío Carlos Schavinsky, expresó a la prensa su satisfacción por la oportunidad de intercambiar experiencias, compartir tradiciones y cultura con la nación caribeña, y contribuir a estrechar los nexos bilaterales de amistad y camaradería.

Afirmó que la estancia permitirá complementar la preparación de 92 futuros oficiales de ese cuerpo armado de Argentina, y guardiamarinas invitados de otros países, así como el contacto directo con sus pares cubanos y la población, a la que invitó a visitar el velero del 14 al 16 de junio entre las 14:00 y las 18:00 horas.

Los marinos tienen previsto un programa de actividades que incluye visitas de cortesía a la presidencia de la Asamblea Provincial del Poder Popular (Gobierno) de La Habana y a la Academia Naval «Granma».

En su actual travesía de instrucción, la número 50, la embarcación tiene previsto visitará 11 puertos de América y Europa.

Construida en el Astillero Río Santiago, es un buque de vela con gavias dobles (cinco perchas perpendiculares por palo que puede bracearse hasta 45°) y tres palos cruzados (trinquete, mayor y mesana), perteneciente a la Flota de Mar de la Armada Argentina.

Por sus cubiertas han pasado y formado miles marinos de la Armada Argentina, fomentando las relaciones navales internacionales, estrechando los vínculos profesionales y de amistad con las armadas de decenas de países y cientos de puertos atracados.

Cuando enfiló en el canal de la bahía de La Habana su mascarón de proa, escultura femenina tallada por el escultor Carlos García González, brilló a tono del fuerte sol que primó a esa hora en la capital cubana.

(*) Periodista cubano, autor de los libros “Raúl Roa, periodismo y Revolución”, “Pohanohara, cubanos en Paraguay” y “Cuentos del Arañero”.

Fotos: Vladimir Molina.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.