Referendo en Cuba y ucase en Estados Unidos

Por Orlando Oramas León * / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

El referendo ciudadano, ese ejercicio democrático de máxima expresión, volverá a convocar a los cubanos con fecha de septiembre y tema el Código de las Familias.

Ocurrirá poco más de tres años después de que los habitantes de la isla votaran por inmensa mayoría en 2019 a favor de la actual Constitución de la República.

Resulta una carta magna que pone en primer plano los derechos humanos, por lo que el nuevo Código responde a los imperativos que traza la ley de leyes cubana.

El novedoso texto jurídico será sometido primero al escrutinio de los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular en julio, con las transformaciones que se le realizaron luego de la consulta popular desarrollada este año.

En más de una ocasión el presidente Miguel Díaz-Canel se ha reunido con la comisión redactora del Código y, según su opinión, ahora viene una etapa decisiva para explicar persona a persona, familia a familia, los principios emancipadores y de igualdad del proyecto.

A juicio del jurista y catedrático Yuri Pérez, miembro de la comisión redactora, Cuba es uno de los pocos países de América Latina y el Caribe que desarrollará dos referendos para aprobar una legislación de ese tipo, primero mediante consulta con los ciudadanos y luego en votación popular.

A su favor cuentan los más de seis millones de personas que participaron en debates sobre el texto celebrados de febrero a abril de este año, quienes realizaron alrededor de 434 mil 860 propuestas, más del 60 por ciento de ellas con opiniones positivas.

Este proceso consultivo condujo a la modificación del 47,55 por ciento de las disposiciones contenidas en la anterior versión del proyecto, fundamentalmente en cuestiones relacionadas con la forma, la redacción y el estilo.

La presidenta del Consejo Electoral Nacional, Alina Balseiro, precisó que los títulos de mayor número de propuestas estuvieron referidos al matrimonio, responsabilidad parental, adopción, gestación solidaria, autonomía progresiva, discriminación y violencia en el ámbito familiar, derechos de la infancia y afiliación asistida.

Agregó que se realizaron más de 85 mil 500 intervenciones con planteamiento de modificaciones, la mayoría concentradas en temas relacionados con el matrimonio y la responsabilidad parental.

El nuevo Código de las familias, de aprobarse, sustituirá la normativa actual que data de 1976, da continuidad a los derechos contenidos en la Constitución de 2019 y tratados internacionales de los que La Habana es parte y refleja las transformaciones de la sociedad cubana.

El texto incorpora novedades sobre la responsabilidad parental, el matrimonio, la adopción, el enfrentamiento a la violencia de género y la atención a los adultos mayores.

Durante el último periodo de sesiones del Parlamento cubano, el ministro de Justicia, Oscar Silvera, subrayó que la comisión redactora trabajó en 24 versiones y sus miembros intercambiaron y realizaron acciones aportadoras con cerca de tres mil representantes y expertos de diversos sectores.

El referendo de septiembre en Cuba será un ejercicio democrático en el país que Estados Unidos acusa de violar los derechos humanos. Ocurrirá poco después de que la Corte Suprema estadounidense prohibiera, por ucase, el derecho de la mujer al aborto. Democracia al «american way».

 

(*) Periodista cubano, autor de los libros “Raúl Roa, periodismo y Revolución”, “Pohanohara, cubanos en Paraguay” y “Cuentos del Arañero”.

Foto de portada: Roy Leyra.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.