Presentan Anteproyecto de Ley de la Comunicación Social en Cuba

Por Yaimi Ravelo / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

La Habana, 12 de julio.- El Ministerio de Justicia de Cuba publicó a través de su sitio web el Anteproyecto de Ley de la Comunicación Social, versión No 32. En conferencia de prensa ante medios nacionales y extranjeros, miembros de la comisión redactora del documento confirmaron que a partir de hoy comienza en toda la nación un proceso de consultas especializadas hasta el mes de septiembre, que favorecerá el conocimiento de la disposición normativa y su estudio por parte de la población.

Onelio Castillo Corderí, vicepresidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) y miembro de la comisión redactora explicó que el novedoso anteproyecto se gesta como normativa de comunicación social, le da seguimiento y desarrolla los contenidos propios de la comunicación social que se encuentran contenidos en la Constitución de la República de Cuba.

Onelio Castillo Corderí, vicepresidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), al centro.

Concibe a la información de trascendencia para la gestión comunicacional del país, en medio del contexto intenso y democrático que propició el proceso de creación normativa que acontece a partir de la proclamación de la nueva Constitución de la República de Cuba el 10 de abril del 2019.

Según el vicepresidente del ICRT lo más importante es que se emitan opiniones y se compartan criterios con el pueblo en torno a un proyecto jurídico que le pertenece.

Le pertenece, porque el ciudadano, nuestro pueblo, es el centro de los procesos comunicacionales que se describen en el proyecto de norma jurídica”, acotó.

Esta norma desarrolla en el plano jurídico un grupo de elementos que están preceptuados en la Constitución de la República que se relacionan con los procesos de comunicación social.

El anteproyecto de ley que se presenta desarrolla los preceptos constitucionales y responde a uno de los acuerdos de la política de comunicación social del Estado y Gobierno cubanos en el afán de fomentar el consenso y la unidad nacional como  pilares de la construcción socialista en Cuba.

“El Partido Comunista de Cuba (PCC), como organización política es el encargado de trazar la política general de la comunicación social en el país”, refirió Onelio Castillo.

El documento toma como referencia los postulados actualizados en el 8vo Congreso del PCC y puntualmente a lo que concierne con la conceptualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista. A su vez reconoce el papel estratégico de la comunicación social en la prosperidad y sostenibilidad de la nación y la identifica como un recurso estratégico en los procesos de dirección del Estado y del Gobierno.

“El anteproyecto identifica la articulación del sistema de comunicación social como el núcleo de la norma”, -dijo Castillo.

“Se desarrollará en los ámbitos institucionales, mediáticos y comunitarios con una expresión en los espacios públicos, físicos y digitales”, -lo definió también- como una misión que concibe al ciudadano como centro de las políticas de comunicación en la isla.

“Pondera la trascendencia de los procesos comunicacionales para fortalecer la cultura del diálogo y la participación transformadora a nivel social”, destacó Castillo Corderí.

Como aspecto relevante señaló que este anteproyecto “defiende el uso ético de los datos, la información y la comunicación social”.

Humberto Fabián Suárez, vicepresidente de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales (ACCS), también miembro de la comisión redactora señaló el Anteproyecto de Ley de la Comunicación Social en Cuba que se publica hoy, “es el resultado de un minucioso estudio en varios años de diagnóstico y evaluación del ámbito comunicacional en Cuba y el mundo”.

Humberto Fabián Suárez, vicepresidente de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales (ACCS), miembro de la comisión redactora del anteproyecto de ley.

Para la elaboración se revisaron 26 documentos políticos del PCC que trazan las pautas para el desarrollo de la comunicación en el país. Se consultaron 309 disposiciones normativas cubanas entre los años 1811 y el 2022, y todas las constituciones cubanas, leyes, decretos leyes, resoluciones, estatutos y códigos de ética de organizaciones, estructuras y funciones.

Además se revisaron 61documentos del fondo del Instituto de Historia, 33 constituciones del mundo, 15 códigos penales de América Latina y España. Sostuvieron un amplio estudio de derecho comparado de al menos 120 disposiciones normativas de los cinco continentes.

“Se estudió toda la producción jurídica referida a comunicación  en el mundo –que incluye- publicidad, protección del consumidor, sociedad de información, realización audiovisual”. Según el vicepresidente de la ACCS la investigación propició un amplio diapasón de conocimientos de cómo se estructura y se establecen las normas de actuación de la comunicación de países como: Estados Unidos, China, Vietnam, Japón; así como; otros de América Latina, Europa y África.   

Suárez calificó a este Anteproyecto de Ley de la Comunicación Social como armónica e integrada, como particularidad “aborda todos los ámbitos de la comunicación, establece las pautas de actuación de sus profesionales en el ámbito institucional, mediático y en el ámbito comunitario. A partir de la articulación de un sistema de comunicación que es clave”.

Para la conformación del documento también se consultaron los acuerdos de los congresos, plenos y consejos nacionales de la Unión de Artistas y Escritores de Cuba (UNEAC), Asociación Hermanos Saíz (AHS), ACCS y la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).

“La norma es producto de una investigación científica que soporta hoy el anteproyecto que se pone a disposición publica del pueblo”, acotó el especialista cubano.

La norma se estructura en 2 títulos, 13 capítulos, 69 artículos, 1 disposición especial, 1 disposición transitoria y 6 disposiciones finales. En las disposiciones generales se establece el ámbito de actuación del anteproyecto y los sujetos obligados.

Entre los capítulos están los dedicados a la imagen Cuba y la marca país; a la publicidad y el patrocinio; a la investigación, desarrollo e innovación en la comunicación social; regulación y control de los procesos de comunicación social, y contravenciones asociadas a la comunicación social.  

Jorge Legañoa Alonso, vicepresidente de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec).

Jorge Legañoa Alonso, vicepresidente de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec), caracterizó al documento como “inédito, robusto, estratégico para la comunicación en Cuba y es oportunidad”. Destacó que el Anteproyecto de Ley de la Comunicación Social es una oportunidad para educar en materia de información y de comunicación al público cubano.

La comunicación comunitaria -reflejada en el anteproyecto- lo califica como algo novedoso para la comunicación social en el país, que permite sea un proyecto más abarcador.   

Según el vicepresidente de la UPEC esta es una oportunidad para construir un nuevo tipo de relación entre las instituciones cubanas y las fuentes de información; y entre las instituciones, las fuentes, los medios de comunicación y los periodistas cubanos.

Destacó que para esta ley de comunicación social  “el ciudadano es el sujeto fundamental de la comunicación en el país, es el derecho del ciudadano a la información, a pedir y exigir información pública”, -contemplado en la Constitución de la República.  

Anteproyecto de Ley de la Comunicación Social (PDF)

Fotos: Yaimi Ravelo / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.