China dará una respuesta contundente si Pelosi visita Taiwán

China avisa de «consecuencias desastrosas» ante la posible visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU.,  Nancy Pelosi, a Taiwán.

China reafirmó este martes que dará una respuesta contundente si, en definitiva se concreta la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán, que Beijing considera una provincia en rebeldia.

La posición de Beijing fue reiterada por la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, quien dijo que su país sigue “de cerca el itinerario de Pelosi y si EE. UU. actúa ignorando la opinión de los demás, China no dudará en tomar medidas enérgicas, contundentes para defender su soberanía e intereses de seguridad».

Hua reiteró que China se opone resueltamente al separatismo, la secesión de Taiwán y la injerencia externa, y que «jamás dejará un margen de maniobra a las fuerzas que abogan por la independencia de Taiwán».

Se espera que la delegación del Congreso estadounidense encabezada por Pelosi (segunda en la línea de sucesión presidencial en EE. UU.), llegue el martes por la noche a Taiwán, en medio de una gira que incluye cuatro países asiáticos.

Durante semanas, medios de prensa han especulado si Pelosi  seguiría adelante con la parada en Taiwán y, de hecho, el programa oficial de la visita no incluye la parada en la provincia china.

El lunes, como ha sido casi habitual desde que se anunció el periplo asiático de Pelosi, China advirtió que la visita sería una violación inaceptable de su soberanía sobre la provincia rebelde.

Ese día dijo que las fuerzas armadas del país no «se quedarán de brazos cruzados», sino que tomarán «fuertes contramedidas para defender la soberanía y la integridad territorial de China».

Taiwán y China quedaron divididas de facto en 1949 después de una guerra civil, con las fuerzas nacionalistas derrotadas huyendo a Taiwán y estableciendo un Gobierno que usurpó la representación china hasta 1975.

Beijing, sede la República Popular, considera a Taiwán como una provincia rebelde y Estados Unidos cortó formalmente las relaciones oficiales con Taiwán en 1979 cuando cambió el reconocimiento diplomático a China. 

Sin embargo, Estados Unidos continuó manteniendo relaciones no oficiales con Taiwán y le suministra armas defensivas según lo ordenado por el Congreso de Estados Unidos.

Tomado de TeleSUR/ Foto de portada: EFE.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.