Denuncia relator de UNU incumplimiento del gobierno ecuatoriano de excarcelar a Jorge Glas

Por Liset García * / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

Se han calentado las redes sociales en Ecuador tras la negativa de liberar a Jorge Glas, quien fuera vicepresidente del gobierno de Rafael Correa. A tono con el reclamo de escuchar la voz del juez que le concedió un hábeas corpus, la bancada de Unión por la Esperanza (Unes), posiciona en Twitter la etiqueta #JorgeSecuestrado, al tiempo que el relator de Naciones Unidas sobre la independencia judicial, Diego García-Sayán, advirtió que el Estado ecuatoriano no está acatando la orden de excarcelación.

Sigo de cerca la situación”, escribió en esa red social García-Sayán, tras la decisión del presidente Guillermo Lasso de no proceder con la liberación de Glas, en violación de “los Principios Básicos de la Independencia de la Judicatura vigentes desde 1985″, los cuales aseguran que “todas las instituciones gubernamentales y de otra índole respetarán y acatarán la independencia de la judicatura”, de modo que “una orden judicial firme debe ser cumplida”, conforme a derecho.

El hecho que ha movido los hilos de las redes en Ecuador en estos días se dio a partir de que un juez de ese país emitió este lunes un recurso de hábeas corpus y ordenó la salida de prisión de Jorge Glas, quien lleva cinco años en prisión y había recibido ya un beneficio similar en abril último, y luego de 40 días en libertad fue devuelto al penal el 21 de mayo.

Artimañas leguleyescas ha manejado el Gobierno para negar la excarcelación, que si no fueron convocados la Procuraduría, ni el Servicio Penitenciario, que hay “anarquía judicial” y otros argumentos sin argumentos.

Al propio tiempo, los abogados de la defensa advirtieron en un comunicado que si el Ejecutivo no cumple con la liberación “sería un escándalo internacional”. También dijeron que “la negativa por parte del Estado podría ser considerada como tratamiento inhumano y degradante” al no tener en cuenta la situación de salud del ex vicepresidente, “extremadamente grave e imposible de tratar en un entorno carcelario”.

Es tanto el alboroto con tal de no ver a Glas libre, que el juez Rubén Molina, que otorgó ahora el hábeas corpus a favor del ex vicepresidente, fue detenido en la madrugada de este miércoles por la Policía, tras una denuncia presentada por el Consejo de la Judicatura por supuesta usurpación de funciones.

En un hilo de la red social Twitter, varios miembros de la bancada de Unes, con la etiqueta #JorgeSecuestrado, denuncian los intersticios políticos utilizados para negarle al ex vicepresidente la salida de prisión tras el hábeas corpus emitido, e incluso habida cuenta de la opinión del relator de la ONU.

 Jorge Glas está secuestrado por el gobierno, “es un perseguido político y por eso se está evitando su salida, siguiendo la directriz del presidente #Lasso que no lo quiere ver en libertad».

En tanto el presidente Lasso y las autoridades alegan que es ilegal el hábeas corpus, y  mantienen encarcelado al ex vicepresidente, pasando por encima de un juez, lo que es obvio es que no perdonan a Glas y actúan con saña contra él al dar la espalda a las condiciones de la peligrosa prisión en que se encuentra, y por si eso fuera poco además le limitan “la entrega de medicinas y el ingreso de los abogados”, como ha denunciado la Bancada de Unes.

Uno de sus asambleístas, Ricardo Ulcuango @RUlcuangoF, ex presidente del Parlamento Indígena, sostiene que mantienen “un libreto dirigido desde la Presidencia para vulnerar los derechos humanos de Glas”. Por eso “exigimos su libertad”.

(*) Periodista cubana. Colabora con Resumen Latinoamericano.

Foto de portada: Archivo Metro Ecuador.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: