Argentina: La Policía de la Ciudad reprimió a los manifestantes que fueron a respaldar a CFK en su departamento

Luego de una jornada que arrancó con tensión por el vallado decidido por la fuerza porteña alrededor del edificio en el que vive CFK, la policía reprimió a los militantes cuando intentaron cruzar la valla para llegar hasta el departamento.

La Policía de la Ciudad de Buenos Aires reprimió con agua lanzada desde camiones hidrantes y gases lacrimógenos a militantes que se habían congregado en cercanías del domicilio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en el barrio de Recoleta para darle su apoyo.

Los incidentes comenzaron luego de que un grupo de manifestantes tumbara las vallas que ordenó colocar cerca del departamento de la exmandataria el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

De Cristina a Larreta: «Para los macristas protección, para los peronistas vallas»

En una carta publicada en las redes, CFK aseguró que desde 2015 su casa fue objeto de manifestaciones violentas y la policía porteña no intervino.

Cristina Kirchner señaló a Horacio Rodríguez Larreta tras la instalación de un vallado en las inmediaciones a su domicilio. «Para los macristas protección, para los peronistas vallas», escribió la Vicepresidenta.

Durante la madrugada el gobierno porteño colocó un vallado para que los manifestantes no pudieran acercarse a Juncal y Uruguay. Desde la Ciudad comunicaron que solo podían ingresar a la zona los vecinos de Recoleta.

En una carta publicada en las redes, la Vicepresidenta relató que el 10 de diciembre de 2015 no pudo llegar a su casa de Recoleta porque la calle “había sido copada por militantes y simpatizantes macristas, muy violentos”.

Cristina agregó que desde ese momento “la esquina de Juncal y Uruguay fue objeto de permanentes concentraciones de pequeños grupos de simpatizantes macristas con actitudes amenazantes y agresivas”, pero sin embargo “en todos esos años, la policía del Sr. Larreta nunca intervino”.

“La lógica del Sr. Larreta es la misma lógica del partido judicial. Para los macristas: cuidado y protección. Para los peronistas: vallas, infantería de la policía de la ciudad y hasta palos, gas lacrimógeno y gas pimienta como la noche del lunes. Lo dicho ese día por la noche: nunca fueron ni serán democráticos”, escribió Cristina.

Desde el gobierno porteño aseguraron que las vallas estarán todo «el tiempo que sea necesario».

Texto completo de la carta de CFK

«El 9 de diciembre del 2015 cuando finalicé mi segundo mandato como Presidenta de la Nación y me dirigía a Juncal y Uruguay para pasar allí la noche y partir al día siguiente a mi casa en el sur, no pude hacerlo. La esquina había sido copada por militantes y simpatizantes macristas, muy violentos que me insultaban y amenazaban. Esa noche tuve que dormir en la casa de mi hija en el barrio porteño de Monserrat.

A partir de allí,  la esquina de Juncal y Uruguay fue objeto de permanentes concentraciones de pequeños grupos de simpatizantes macristas con actitudes amenazantes y agresivas. Con parlantes y micrófonos amplificaban insultos, agravios y promesas de muerte.

En todos esos años, la policía del Sr. Larreta nunca intervino. Es más, cuidaban y garantizaban esas actitudes. Hemos llegado a ver, en el caso del Instituto Patria, a un policía de la Ciudad que confraternizaba con un energúmeno que me prometía la horca.»

«Hoy amanecí con la esquina de mi casa literalmente sitiada. Las vallas colocadas por el Sr. Larreta son algo más que impedir la libre circulación. Son algo más que sitiar a la Vicepresidenta de la Nación. Quieren prohibir las manifestaciones de amor y de apoyo absolutamente pacíficas y alegres, que tienen lugar ante la ya inocultable persecución del partido judicial.

La lógica del Sr. Larreta es la misma lógica del partido judicial. Para los macristas: cuidado y protección. Para los peronistas: vallas, infantería de la policía de la ciudad y hasta palos, gas lacrimógeno y gas pimienta como la noche del lunes. Lo dicho ese día por la noche: nunca fueron ni serán democráticos.»

Como resultado de la represión policial se reporta un lesionado (el periodista Ezequiel Guazzora, quien recibió un fuerte golpe en la cabeza) y al menos tres detenidos: el diputado provincial Matías Molle, el exdiputado provincial Facundo Tignanelli y Fabián Rodríguez, todos integrantes de La Cámpora. Medios locales refieren que hubo cinco agentes policiales heridos.

Con ello quiso impedir que sectores populares continuaran trasmitiéndole su cariño y respaldo. Además, el gesto del Gobierno de la ciudad fue apreciado por los militantes del Frente de Todos y el kirchnerismo como un intento de sitiar a la expresidenta y apresarla simbólicamente.

Ello explica que un grupo de manifestantes derribara las vallas colocadas por los oficiales y avanzara en dirección a la residencia de Cristina Fernández, contra los cuales avanzó posteriormente el cordón policial.

Según medios locales, los policías también dispararon balas de goma cuando intentaban cerrar el paso a los manifestantes.

Tras estos hechos, se reportó la llegada de más agentes al área, así como de un creciente número de manifestantes. Un líder del Frente Patria Grande, Juan Grabois, aseguró a medios que el pueblo quería expresar masivamente su cariño y que por esa razón permanecerá en la esquina de la casa de la vicepresidenta.

Presidente Fernández condena represión policial

El jefe de Estado repudió el accionar violento de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires y responsabilizó al Gobierno porteño de la represión desatada.

Afirmó: “El operativo, lejos de aportar a la tranquilidad invocada, generó un clima de inseguridad e intimidación”.

Además, urgió a que “cese el hostigamiento a la vicepresidenta @CFKArgentina y garantizar el derecho a la libre expresión y manifestación de los ciudadanos y ciudadanas”.

Presentan denuncia contra Rodríguez Larreta

Además de cercar la vivienda de la mandataria, Rodríguez Larreta también ordenó que la Policía de la Ciudad filmara a los manifestantes, algo que según medios locales es contrario a los procedimientos, que recomiendan la filmación para controlar el accionar policial, no para obtener información sobre los ciudadanos.

Por ello, integrantes de la Comisión Bicameral de Inteligencia (CBI) presentaron una denuncia penal contra él y su ministro de Justicia y Seguridad, Marcelo D’Alessandro, a quienes cuestionan por hacer espionaje sobre quienes se manifestaban en apoyo a la vicepresidenta argentina.

Con información de Resumen Latinoamericano Argentina y TeleSur / Foto de portada: Télam.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: