Caso Alex Saab: las torturas «más crueles» y otros crímenes de EEUU contra el diplomático venezolano

Por Víctor Ternovsky.

Secuestrado, torturado «de la manera más cruel y ruin» y metido en una cárcel sin la posibilidad de ver la «luz solar», ni tampoco a sus familiares. Son tan sólo algunos episodios del infierno creado por EEUU al diplomático venezolano Alex Saab por su labor humanitaria destinada a contrarrestar el efecto genocida de las sanciones norteamericanas.

Unos episodios denunciados a Sputnik por la abogada Laila Tajeldine, profesora de la escuela de Estudios Políticos de la Universidad Bolivariana de Venezuela, quien resaltó el carácter excepcional del caso Saab, nombrado en 2018 como enviado especial para asuntos humanitarios de la nación caribeña.

Y es que es la «primera vez en la historia» que un diplomático es sometido a extorsiones, como las ejecutadas por encargo, o directamente por EEUU.

Unas extorsiones que implicaron su secuestro en 2020 «a través de Cabo Verde», donde lo primero que se hizo contra su persona «fue torturarle y pedirle que firmara una declaración en contra del presidente Nicolás Maduro, además de que parase el envío de alimentos, de combustible y medicamentos a Venezuela», señaló Tajeldine, al subrayar que, ante la negativa de Saab de hacerlo, fue sometido a «mayor tortura».

Este secuestro se produjo, además, sin ninguna orden judicial y sin «las reglas mínimas del debido proceso». «Evidentemente todo estaba inspirado en una razón política, que es detener esos envíos de productos importantes para la vida del pueblo venezolano» a fin de provocar «una calamidad humanitaria» para que la ciudadanía «se voltease en contra del Gobierno de Nicolás Maduro y lo derrocara», enfatizó la abogada.

Tras pasar por todo tipo de torturas en Cabo Verde, tanto físicas como sicológicas, Saab fue extraditado en 2021 a EEUU, donde lo colocaron en un «cuarto de castigo» en el que se mantuvo «todo el tiempo». «Hasta el día de hoy, Alex no ve la luz solar», sostuvo Tajeldine, añadiendo que «también existen violaciones y torturas físicas y sicológicas».

Al mismo tiempo, EEUU desató una auténtica persecución contra la familia del diplomático preso, extorsionando a su esposa, hermana, o suegro, entre otras personas del círculo familiar, agregó la abogada.

Unos atropellos que persiguen «meterle miedo a las personas que deseen ayudar a Venezuela o a cualquier otro país que esté siendo sometido a medidas coercitivas unilaterales», al tiempo que otro objetivo de EEUU «era ver cómo se lograba hacer llegar a Venezuela alimentos, medicamentos y combustibles», evitándose «la muerte de muchísimas personas».

A pesar de todas las torturas, de todo el daño que le hicieron, físico y sicológico, no logran sus objetivos: Alex se mantuvo fuerte», apuntó Tajeldine.

«Es necesario formar un movimiento de países antiextorsión, uniendo fuerzas en contra de EEUU o cualquier otro país que ejecute acciones extraterritoriales como estas medidas coercitivas que violan el derecho internacional» insistió la experta.

«Necesitamos un sistema financiero alterno al impuesto por el sistema hegemónico imperial, así como medios totalmente independientes de este sistema, que nos permitan a nosotros, los pueblos, realmente ejercer nuestra verdadera independencia. Y evidentemente, crear organizaciones que sirvan a los intereses de la mayoría basadas en el respeto del derecho internacional y de la Carta de Naciones Unidas, porque si nos vamos al estricto cumplimiento de la Carta de Naciones Unidas, esto no estuviera pasando», concluyó Tajeldine.

Tomado de Sputnik / Foto de portada: PSUV.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: