La Unión Europea adopta el octavo paquete de sanciones contra Rusia

La Unión Europea (UE) aprobó el octavo paquete de sanciones antirrusas, informó la Comisión Europea.

«El Consejo decidió hoy [6 de octubre] imponer un nuevo paquete de sanciones económicas e individuales contra Rusia a la luz de la creciente guerra de Rusia (…) contra Ucrania y la anexión ilegal de las regiones ucranianas de Donetsk, Lugansk, Zaporozhie y Jersón», indicó el Consejo de la UE.

El nuevo paquete de sanciones de la Unión Europea puso las bases para limitar el precio del petróleo ruso en el transporte marítimo.

Se prohíbe, especifica el texto, «prestar transporte marítimo y proveer asistencia técnica, servicios de intermediación o financiación o asistencia financiera relacionados con el transporte marítimo de petróleo crudo a terceros países [desde diciembre de 2022] o derivados de petróleo [a partir de febrero de 2023] que provengan o se exporten desde Rusia».

Según el comunicado, esta medida reducirá drásticamente las ganancias rusas, así como estabilizará los precios globales de energía.

Además, ampliaron prohibiciones a las importaciones y exportaciones de productos rusos como el acero, la maquinaria, los productos químicos, los plásticos y los cigarrillos por un valor de 7.000 millones de euros. La UE también penalizó a los implicados en tramas para eludir dichas sanciones.

El paquete incluye sanciones contra «personas y entidades que jugaron un papel en organizar los referendos ilegales, representantes del sector de Defensa y las personas conocidas que difunden desinformación sobre la guerra», destaca el texto.

En cuanto a los criptoactivos, se prohibió a los rusos tenerlos en los países comunitarios y se impuso la prohibición de prestar servicios a los criptoactivos de los ciudadanos y residentes rusos en total.

Por el paquete se prohibió la venta de armas de fuego civiles, vehículos y equipos militares en la Federación de Rusia.
Las restricciones se ampliaron también a las regiones de Donetsk, Lugansk, Zaporozhie y Jersón.

El pasado 30 de septiembre, el presidente ruso, Vladímir Putin, selló los acuerdos de incorporación de las repúblicas de Donetsk y Lugansk y las provincias de Jersón y Zaporozhie a Rusia, tras los referendos que estos territorios celebraron del 23 al 27 de septiembre, y en los que el ‘sí’ a la unión ganó por mayoría abrumadora.

Al convocar los plebiscitos, dichas regiones afirmaron que la incorporación a Rusia les protegería de los ataques de Ucrania y de la OTAN, bloque que le suministra armas a Kiev para asesinar a civiles.

Tomado de Sputnik / Foto de portada: Bob.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: