Esperanza y solidaridad para el Buen Vivir: 5to Congreso Latinoamericano Cultura Viva Comunitaria

Por Randy Perdomo García / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

Lima, 14 de octubre de 2022.- La integración de nuestros pueblos desde las expresiones culturales trascienden fronteras y contextos políticos, pues inciden y articulan a potenciar el vínculo entre agentes culturales, políticos y sociales a través de metas concertadas que permitan profundizar las apuestas que se gestan desde la identidad y el buen vivir a nivel continental, nacional y local.

Las sesiones del Congreso se desarrollan desde el 8 hasta el 16 de octubre, en Lima y Huancayo, Perú.

La delegación de Cuba está encabezada por María Eugenia Romero, líder del proyecto Maravillas de la infancia de Matanzas, y vocera de la Red Latinoamérica, quien intervino en la sesión inaugural en el Teatro del Ministerio de Cultura de Perú.

Son 12 cubanos entre gestores culturales y creadores en diferentes áreas, que representan a la mayor de las Antillas.

¿Qué son las culturas vivas? Expresiones comunitarias que privilegian los procesos sobre los productos de la cultura, los colectivos y las personas en la realización de la sensibilidad y la belleza.

Un movimiento continental de arraigo comunitario, local, creciente y convergente que asume a las culturas y manifestaciones como bien universal y un pilar efectivo de desarrollo.

En el evento hay 11 Rutas o comisiones, que abordan temáticas diversas que van desde el arte y cultura para la transformación social, legislación y políticas públicas, comunicación, infancia y juventudes, pueblos originarios, género y diversidades, economías, educación popular y creativa, derechos humanos, salud y buen vivir.

Resultan emotivos y movilizadores los diálogos que abordan los objetivos planteados. Los Andes, de fondo, y las rutas culturales para conocer e intercambiar saberes con organizaciones comunitarias que trabajan a nivel territorial.

Las ferias de saberes, dónde Cuba expuso todo su quehacer y potencialidades, facilitó el intercambio de conocimientos, experiencias y sensibilidades.

Participaron organizaciones comunitarias e instituciones que fortalecen los procesos. Se realizaron exposiciones, talleres, conversatorios, presentaciones artísticas e intercambios entre otras.

Con trascendencia, las asambleas y los aportes artísticos han latido en los espacios culturales, simbólicos y rituales. Están compuestos por manifestaciones de distintos territorios de Nuestra América: actos simbólicos, pasacalles y caravanas, programas artísticos y festivales.

Ulises Rodriguez Febles, dramaturgo y miembro de la delegación nos comenta:

«Las artes escénicas han tenido una fuerte presencia, con la actuación de agrupaciones teatrales y danzarias, de diferentes países, incluso de Europa, como el italiano Teatri Di Binari, que trabajó en Matanzas, en el proyecto Raíces Comunes, así como expresiones callejeras, circenses o danzarias, fundamentalmente de expresiones originarias, que fueron de una auténtica belleza.

La teatralidad de los rituales, también fue un aspecto conmovedor, desde las raíces de las culturas peruanas, sin el folclorismo, que banaliza las expresiones culturales».

El V Congreso de Culturas Vivas, es un viaje al patrimonio, a la Memoria, a la ritualidad de nuestros pueblos, al futuro militante de concurso para la continuidad de esta agenda cultural.

Así plantea Diango González Guerra quien es Presidente del Consejo Nacional de Casas de Cultura y exhibe el vínculo de la política cultural cubana:

«El poder participar en un evento como este ha significado mucho, no solo por la responsabilidad que tengo al frente del CNCC, institución rectora del trabajo comunitario en Cuba , sino también como instructor de arte de formación que soy, este espacio ha servido para socializar con el resto de los países miembros que participan, las experiencias que en materia de trabajo comunitario en nuestro país se desarrollan, acompañados de nuestro gobierno y en función siempre del bienestar del pueblo.

Aquí ha quedado refrendado que la cultura comunitaria es un vehículo fundamental en la integración de los pueblos».

Las expresiones y energías de las montañas, llanos, ciudades, sierras, caseríos y desiertos como patrimonio inmaterial para recorrer las culturas y ofrecer las bienvenidas desde las entrañas para la creación del Buen Vivir que tanto anhelamos.

En este contexto, el Congreso se sitúa en tiempos cruciales luego de años de pandemia y fracturas sociales, frente a esto, las alianzas y articulaciones se emprenden cómo necesidades.

La miembro del Movimiento Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria, Integrante de la Red Meca Mesoamérica y el Caribe, Vocera de Cuba, María Eugenia Romero expone que:

«Mucha dinámica, energías y movimientos que genera este Congreso, un mayor despliegue para alcanzar resultados y metas propuestas.

Un espacio de creación de cultura, donde se reforman y enriquecen identidades y sentidos. Prácticas, más acordes a las circunstancias actuales, que estimulan los valores del compartir, del intercambio, la solidaridad y la cooperación».

Desde Perú, Cuba en Movimiento.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: