Comunidad latina en Estados Unidos: Fuerza poblacional y productiva, pero discriminada y no representada

La tienda de comestibles El Paisa es un pequeño oasis de productos y comida centroamericanos en el condado de Arlington, situado a solo 15 minutos en vehículo de Washington, capital de EE.UU.

Regentado por latinos, este comercio es un punto de encuentro de la comunidad, que ha sobrevivido a los masivos cierres de negocios en los últimos años. El motivo: no se permitieron parar ni en los peores momentos de la pandemia. 

«Creo que la necesidad de querer seguir adelante y las ganas de querer trabajar, definitivamente, es lo que hace que aunque haya muchas dificultades, como en el caso de la pandemia, pues vamos luchando. No bajamos la guardia, no bajamos la cara», explica Milton Asconroas, encargado de este comercio.

A pesar de que el coronavirus afectó a los latinos personal y financieramente, un nuevo estudio ha revelado que la producción económica de esa comunidad en EE.UU. pasó de ser el equivalente al octavo producto interior bruto más grande del mundo al quinto más grande solo durante el año 2020.

Es decir, si los latinos estadounidenses fueran un país independiente superarían a Reino Unido, India y Francia en producción económica, mientras que en consumo personal estarían por delante de naciones como Canadá o Corea del Sur.

«Continuaron trabajando»
«Eso sucedió porque los latinos continuaron participando en la economía, por participación en la economía quiero decir que trabajaron. No se quedaron en casa y jugaron con el perro en 2020 como lo hicieron algunas familias. No se fueron de viaje por carretera o de campamento durante cinco meses como lo hicieron algunas personas. Continuaron trabajando», comentó Dan Hamilton, director y profesor asociado de la Universidad Luterana. 

Hamilton, continuó: «¿Se enfermaron?, sí. Estuvieron en casa durante dos semanas o más y una vez que recibieron la autorización para retornar a sus labores, volvieron a trabajar».

El crecimiento del poderío económico latino tiene su cara B. Aunque los salarios de esa comunidad han crecido en la última década todavía siguen estando peor pagados y ocupan peores puestos de trabajo que los blancos no hispanos. Además, las probabilidades de aprobación de préstamos bancarios son aproximadamente un 60 % más bajas para los latinos que para el resto.

Pese a las dificultadas se calcula que las comunidades latinas crean negocios seis veces más rápido que cualquier otro grupo en EE.UU. Sin embargo, Carol Guzmán, presidenta de Empresas Latinas en Acción, una cooperativa de mujeres latinas emprendedoras, asegura que «si bien a algún latino se le hace difícil, a una mujer se le hace todavía más difícil».

«¿Por qué? Porque no tenemos la burocracia de papeles para poder aplicar a un crédito. También está de por medio el tema del documento legal que nos piden para poder acceder a un crédito. Entonces, muchos latinos que trabajan de manera informal, que trabajan por un cheque o por ingresos en efectivo no pueden demostrar sus ingresos para aplicar a un crédito», explica.

«Infrarrepresentación»
El desagravio a la comunidad latina también se produce en términos de infrarrepresentación desde el nivel político, de medios o televisión hasta en el cine, incluso en Hollywood donde presumen de ser inclusivos.


Qué significa para América Latina la postulación de Trump para las elecciones de EE.UU.
En 2019, menos del 6 % de los personajes fueron latinos cuando representan un 19 % de la población. Es decir, uno de cada cinco estadounidenses es latino. 

«Somos uno de los motores más grandes de este país y no es reconocido. No estamos representados [a nivel] local, estatal, ni gubernamental. Aparte de eso, somos la raza que está creciendo mas rápido que cualquier otra raza. Nosotros necesitamos que nos unamos como comunidad», subrayó Juan Umanzor, presidente de la Cámara de Comercio Americana Salvadoreña. 

El potencial de crecimiento no solo es económico y poblacional, también educativo. Solo en 2020 la cantidad de latinos con una licenciatura o superior aumentó un 13 %. El tiempo dirá si la preparación y las ganas se traducen en un merecido reconocimiento. 

Tomado de RT/ Foto de portada: Walter Gómez/ EFE.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: