Países bálticos prohíben la entrada de turistas rusos

Los estados bálticos (Letonia, Lituania y Estonia) más Polonia han llegado a un acuerdo sobre la restricción de entrada para turistas rusos con visas Schengen a partir del 19 de septiembre, en consonancia con las medidas coercitivas que impone Occidente a Rusia por el conflicto con Ucrania.

La decisión fue anunciada por el ministro de Relaciones Exteriores de Letonia, Edgars Rinkēvičs, en una reunión conjunta de los cancilleres de los tres países, así como de los países nórdicos, celebrada en Kaunas, Lituania.

Durante una conferencia de prensa posterior a la reunión, el ministro Rinkēvičs dijo que en los últimos meses el número de viajeros rusos que cruzan las fronteras de la UE con visas Schengen ha aumentado drásticamente y afirmó que el problema ahora se ha convertido en un “problema de seguridad pública”.

“Este también es un tema de naturaleza moral y política, y creo que, en este punto, los estados bálticos han llegado, en principio, estamos ultimando los detalles, a la política de restricción de entrada a través de Rusia-Letón, Bielorruso-Letón, lituano-ruso y [lituano-] bielorruso, así como la frontera estonio-rusa de ciudadanos rusos”, dijo.

Además, reveló que, aunque la decisión se tomará de manera conjunta y las medidas serán las mismas para cada país báltico, las restricciones se impondrán a través de procedimientos nacionales.

Presentaremos, respectivamente, documentos coordinados a nuestros respectivos Gobiernos, y creo que esas restricciones se aplicarán con base en decisiones… en los próximos diez días”, señaló que en principio se ha llegado al acuerdo, y solo quedan algunos detalles que quedan por consensuar.

Según él, los tres países acordaron prohibir la entrada a los rusos titulares de visas Schengen, excepto en casos de razones humanitarias, razones familiares, camioneros y diplomáticos.

 

Durante más de un mes, los países bálticos han presionado a la UE para que imponga una prohibición de visa a los turistas rusos, insistiendo en que no se debe permitir que los turistas rusos deambulen por Europa mientras haya un conflicto en Ucrania.

Si bien el tema fue discutido entre los ministros de Relaciones Exteriores de la UE el 31 de agosto, en una reunión informal que tuvo lugar en Praga, los cancilleres solo acordaron abolir el acuerdo de facilitación de visas de 2007 con Rusia, lo que dificulta que los ciudadanos rusos obtengan una visado Schengen.

El ministro de Asuntos Exteriores de Lituania, Gabrielius Landsbergis, había dicho en su momento que Polonia también formaba parte de la iniciativa para prohibir la entrada de rusos a la UE.

Tomado de Telesur.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: