Pyongyang amenaza con “acciones prácticas” si Japón se rearma

Corea del Norte ha amenazado con tomar las “acciones prácticas” ante el plan de Japón de rearmarse en el marco de su estrategia de seguridad.

“La adopción por parte de Japón de una nueva estrategia de seguridad que formaliza oficialmente la posesión de capacidades de ataque preventivo contra otros países está creando una grave crisis de seguridad en la península de Corea y en el este de Asia”, indica un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores norcoreano, publicado el martes.

En el texto, un vocero de la Cartera norcoreana advierte de que, a través de esta nueva política, el Gobierno nipón busca convertir a Japón “en una potencia militar agresiva”.

Según el portavoz norcoreano, el plan de Tokio para aumentar su “capacidad de contraataque”, anunciado por el primer ministro japonés, Fumio Kishida, “no tiene nada que ver con el derecho legítimo de autodefensa de un Estado soberano”.

Sino, determina el vocero, Japón intenta obtener la capacidad de ataque preventivo para atacar el territorio de otro país, lo que fomenta “una gran preocupación” en la península de Corea, así como para otros países vecinos en el Asia-Pacífico.

Por lo tanto, el Gobierno del líder norcoreano, Kim Jong-un, continuará demostrando, mediante “acciones prácticas”, su nivel de preocupación y disgusto ante “los intentos injustos y ambiciosos de Japón de hacer realidad sus ambiciones”. 

Corea del Norte se reserva el derecho de tomar medidas militares audaces y decisivas para proteger su soberanía nacional, la integridad territorial y sus intereses fundamentales”, enfatiza el texto.

Días previos, el Gobierno japonés informó de la implementación de una nueva estrategia de defensa que catalogó de “imprescindible” para la supervivencia del país. El plan, aprobado en el marco de tres nuevos documentos con diversas directrices, tiene como fin el desarrollo de las “capacidades de contraataque”, así como la adquisición de misiles cruceros de largo alcance e hipersónicos. 

Este anuncio se considera un giro notable militar en la política defensiva de Japón desde la Segunda Guerra Mundial (1945-1949), ya que permite al país por primera vez atacar objetivos enemigos fuera de su territorio para repeler ofensivas o en caso de agresión inminente.

Este plan podría intensificar las tensiones que mantienen Corea del Norte y Japón. Pyongyang critica los ejercicios militares de Corea del Sur, EEUU y Japón cerca de sus fronteras, mientras que Tokio se opone a las pruebas de misiles norcoreanas en sus aguas territoriales.

Tomado de HispanTV / Foto de portada: Reuters.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: