Cuba

Cuba entregó a autoridades estadounidenses datos de decenas de terroristas radicados en ese país y continúan impunes

Cuba ha suministrado desde 1996 abundante información a las autoridades estadounidenses sobre decenas de terroristas de origen cubano, radicados en ese país, que han organizado, financiado y ejecutado planes terroristas en territorio cubano o de los propios Estados Unidos, sin que haya habido actuación alguna contra los mismos.

Autoridades del Ministerio del Interior y estudiosos sobre el terrorismo contra Cuba comparecieron este miércoles en la Mesa Redonda para dialogar sobre un tema presente en los esfuerzos de la Isla por la paz y la soberanía nacional. En el espacio televisivo se ofreció una amplia explicación sobre el trabajo de la Mayor de Las Antillas para enfrentar el terrorismo y sus esfuerzos por compartir información con Estados Unidos.

Enfrentamiento constante
Los intercambios comenzaron en junio de 1998, luego de la escalada terrorista contra instalaciones turísticas de Cuba y entidades cubanas en el exterior. Así se sostuvieron encuentros en 1998, 1999, 2005 y 2010, tanto en La Habana como en Washington. En ellos las autoridades cubanas entregaron abundante información y evidencias sobre los atentados terroristas contra instalaciones turísticas en la Isla.

Asimismo, otros antecedentes están en la participación de oficiales del Ministerio del Interior como testigos de la Fiscalía en un juicio contra secuestradores de aviones en 1996 en Miami, así como en el proceso desarrollado en Texas contra Luis Posada Carriles en 2011.

Luego del establecimiento en noviembre de 2015 de un mecanismo de diálogo entre Cuba y Estados Unidos sobre la aplicación y el cumplimiento de la ley, para coordinar los intercambios y la cooperación en estos temas, se han realizado seis rondas bilaterales en las que se ha intercambiado sobre el contraterrorismo.

De igual manera ya tuvieron lugar cinco encuentros técnicos sobre cooperación para el enfrentamiento al terrorismo, así como otras reuniones e intercambios puntuales con autoridades estadounidenses de los departamentos de Estado, Justicia, Seguridad Interna, el FBI y otras agencias federales con responsabilidad en el tema.

Entre las principales informaciones y propuestas entregadas por Cuba durante estos procesos, en julio de 2016 la Isla aportó datos identificativos sobre 51 terroristas de origen cubano radicados en Estados Unidos, implicados em la realización de acciones violentas contra Cuba. “Además se facilitaron nuevamente las carpetas con pruebas documentales acerca de la escalada terrorista contra Cuba en la década de 1990”.

Del mismo modo, en agosto de 2016 se entregaron a las autoridades estadounidenses un grupo de evidencias físicas y testimoniales sobre cuatro cubanos residentes en Estados Unidos detenidos en abril de 2014, quienes pretendían asaltar una Unidad Militar, una prisión y tomar el aeropuerto de Villa Clara. Igualmente se facilitaron datos de otras ocho personas radicadas en Miami, vinculadas a estos planes.

“En noviembre de 2016 agentes del FBI viajaron a Cuba y entrevistaron a cuatro encartados en este caso, visitaron los lugares e intercambiaron con los investigadores cubanos. Dijeron que iniciarían una investigación contra las ocho personas involucradas y radicadas en Miami, pero aun esperamos esos resultados”, apuntó.

Álvarez Valle explicó que desde 2017 las autoridades cubanas investigaron hechos y actos vandálicos contra instalaciones de infraestructuras del sistema electroenergético nacional, de salud pública y transporte, que provocaron daños económicos y pusieron en riesgo la vida de personas.

“El denominador común de estos hechos es que han sido perpetrados por ciudadanos cubanos con una pésima conducta social, con antecedentes criminales, que han sido reclutados, orientados y financiados por personas radicadas en Estados Unidos, vinculados a grupos de extrema derecha en ese país”, explicó.

Entre abril y julio de 2017 Cuba también investigó hechos provocados mediante el lanzamiento de artefactos explosivos incendiarios contra instalaciones en La Habana.

“Como parte del proceso investigativo resultaron detenidos seis ciudadanos cubanos. A partir de sus declaraciones se determinó que estas acciones buscaban provocar el pánico y crear una imagen de desestabilización, las que fueron organizadas por dos ciudadanos cubanos residentes en Estados Unidos”, comentó.

El Coronel Victor Álvarez aseguró que la Fiscalía General de la República solicitó severas sanciones para los acusados, de hasta 28 años de privación de libertad.

Por otra parte, en enero de 2018 Cuba entregó a Estados Unidos los resultados de esta investigación, así como los datos de Jorge Luis Fernández Figueras e Iván Leiva Basulto, quienes reclutaron, dirigieron y financiaron a los perpetradores en Cuba.

Como parte de este enfrentamiento cubano al terrorismo, en mayo de 2019 se investigó el descarrilamiento de un tren de carga procedente de la Terminal de Contendedores de Mariel, el cual provocó cuantiosos daños materiales. Como resultado del proceso fueron detenidos cuatro ciudadanos cubanos, quienes fueron contactados por dos emigrados y les propusieron el pago de mil dólares por el descarrilamiento.

Además, en enero de 2020 autoridades cubanas investigaron una serie de actos vandálicos contra bustos de José Martí y vallas con imágenes de héroes de la Patria. Como resultado fueron detenidos cinco ciudadanos, quienes igualmente reconocieron el reclutamiento, organización y financiamiento de los hechos por personas que viven en Estados Unidos.

“Entre las acciones orientadas a estos terroristas desde Estados Unidos estaban el apedreamiento e incendio de ómnibus públicos, la contaminación de fuentes de agua potable, la agresión a autoridades, la toma de emisoras de radio y los atentados contra sedes diplomáticas y entidades cubanas”, agregó.

“Las autoridades cubanas han notificado diligentemente y requerido cooperación a sus contrapartes estadounidenses de aplicación y cumplimiento de la ley, en el marco de los intercambios profesionales que se mantienen en áreas de interés mutuo. Sin embargo, estas actividades violentas no han cesado hasta el momento”, apuntó.

 

Fuente: Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *