Uruguay: Prorrogan por 90 días más la emergencia agropecuaria

A pesar de las precipitaciones registradas en enero, que produjeron algo de alivio, las consecuencias de la sequía persisten, dijo el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Fernando Matto, por lo que se consideró necesario prorrogar por 90 días más la emergencia agropecuaria.

La emergencia agropecuaria se extendió a casi 12 millones de hectáreas del territorio, con la incorporación de zonas de los departamentos de Artigas, Rivera, Cerro Largo y Tacuarembó. La medida también abarca al sector granjero que produce en invernáculos. Asimismo, se respaldará la instalación de la hotelería para terneros en la zona de Guichón, en Paysandú, a consecuencia de la sequía y los incendios forestales, se informó a través del portal de Presidencia.

El ministro Fernando Mattos se reunió, este jueves 3, con integrantes del Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet), con representantes del Ministerio de Economía y Finanzas, y del propio Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) en Montevideo, para analizar informes técnicos de los tres organismos.

Luego de la reunión, el secretario de Estado dijo a Comunicación Presidencial que los datos objetivos hacen referencia al estado del tiempo; a imágenes satelitales que determinan el estado de situación del índice verde, que refleja cómo están los campos y los forrajes en Uruguay, y que se realizó una evaluación de la situación de humedad, las precipitaciones ocurridas y los índices de temperaturas registrados en los últimos días.

Aclaró que, sin perjuicio de que se produjo un alivio, en general, con las precipitaciones de enero en buena parte del territorio nacional, las consecuencias de la sequía persisten por un tiempo y que 90 días es un plazo razonable para evaluar.

Además, afirmó que la recomendación es ampliar las áreas comprendidas por la sequía, de un poco más de 10 millones a casi 12 millones de hectáreas. Se incorporaron zonas de los departamentos de Artigas, Rivera, Cerro Largo y Tacuarembó porque las lluvias de enero no fueron suficientes y no se produjeron de la misma forma en el norte de Uruguay.

La emergencia agropecuaria también se extendió para el sector granjero que produce en invernáculos, ya que atravesó episodios de tormentas y vientos intensos que dañaron a cultivos que se hacen bajo esa modalidad.

Tomado de UyPress – Agencia Uruguaya de Noticias/ Foto de portada: Marquicio Pagola.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.