Perú: Un gabinete con varios ministros de derecha y una campaña desestabilizadora que no cesa

Por Carlos Aznárez/ Resumen Latinoamericano.

Un gabinete tras otro parece ser la tónica del actual gobierno peruano, y mientras tanto la derecha no cesa en su idea de remover (vacar) a Pedro Castillo. De esta coyuntura tan impredecible hablamos con el periodista Roger Taboada, director de El Puka, uno de los pocos medios de izquierda en el Perú.

-Realmente estamos preocupados por la situación de crisis política que vive el país y por la desorientación de parte  del gobierno de Pedro Castillo,  y por otro lado, la ofensiva ultraderechista que está pugnando por seguir desestabilizando al país, en su afán de querer tener el control total del aparato del estado que hoy no lo tiene. O lo tiene a medias, y posee la capacidad de adueñarse de los recursos de la patria, que a fin de cuentas, es lo que les interesa, la riqueza de los recursos naturales y decidir sobre ellos saqueando de manera impune como lo han hecho durante 200 años.

Esa impunidad quisieran tenerla y es la razón de su desesperación en estos momentos. Lo cual, no significa que Pedro Castillo haya optado por una posición más firme en cuanto a la defensa de la Patria y los recursos del país. Pero sí es una perturbación para la  derecha el no tener un incondicional manejo del aparato estatal.

-Pedro Castillo ha hecho varios cambios de gabinete, en uno dejó de lado a su partido Perú Libre, por otro lado en otro momento optó por la gente de Verónica Mendoza, ahora ¿Por qué opción política se ha inclinado?

-Pedro Castillo habló de un Gabinete de Unidad nacional, de recomponer el gabinete ministerial apelando a la llamada “ancha base”, es decir,  convocando  a sectores de la centroderecha, inclusive a la izquierda moderada, conocida en el Perú como  “Izquierda caviar”. Pero no ha sido tan así, no hubo tanto eco en los sectores de la derecha liberal ni en la centroderecha, que representan los partidos Acción Popular, Alianza por el Progreso, Somos Perú o el Partido Morado. Ellos han manifestado su resistencia a participar en el gabinete de Pedro Castillo y están dubitando entre plegarse a la ultraderecha en pos de la vacancia o hacer el último esfuerzo por buscar  mayores espacios de cuota de poder en el gobierno de Castillo.  ¿Qué Gobierno tenemos?, es un gobierno variopinto donde ha retornado Perú Libre con dos ministerios al gabinete, y algunos otros independientes, hay gente de la “izquierda caviar” representando al Ministerio de la Mujer, y otros que no expresan ni siquiera la totalidad de las posiciones de la izquierda peruana. Tampoco han logrado abrirse al centro político que le permita una estabilidad mayor.

-Hay un cargo que nos interesa saber en manos de quien está a nivel de lo que represente políticamente,  uno es del nuevo Premier, Aníbal Torres, exministro de Justicia ¿qué representa este hombre?

-Así es, Aníbal Torres es un jurista que tiene cierto prestigio académico, no es el sumun del Derecho en el país pero tiene ciertos espacios ganados, por ser estudioso de algunos temas vinculados al derecho penal. Dentro de su trayectoria, fue miembro de la Comisión Reorganizadora de la Universidad Decana de América, la Mayor de San Marcos. Y lo fue en la época del fujimontesinismo, en la época del más cruda y dura que se vivió, allí ocupó el cargo “a dedo”  de la Facultad de Derecho, de 1991 a 1994. Se convirtió en un feroz enemigo  de los trabajadores, profesores y estudiantes. Ha pasado el tiempo, y pasó ahora dice que es un demócrata  pero los que estamos vinculados a la docencia universitaria sabemos perfectamente que  él fue un feroz fujimontesinista en los años 90’. Le han quedado sus rasgos autoritarios, es un hombre que está en el entorno presidencial de los llamados “chotanos” porque él es original de un pueblo llamado Chota,  en las sierras del Perú,  de donde es también el presidente, y él encabeza ese grupo radical de personas de derecha pero que tiene un discurso un poco democrático. De tal forma, el Ministerio de Justicia en medio año no ha hecho ninguna reforma para reorganizar y mejorar el sistema de justicia, ellos son los más corruptos del país. Lo que sí se ha preocupado es en generar fisuras entre Perú Libre y Cerrón y Castillo. Se ha preocupado en decir que el marxismo está por un lado y el pasado es historia, y la ideología de Perú Libre no calza con la realidad actual, se ha preocupado en desdeñar y perseguir a Vladimir Cerrón. Se está por probar y hay evidencias, y también lo ha hecho con otros líderes sociales en el país muy por debajo. Parece que el hombre no ha superado sus restos fujimontesinistas pero se disfraza con discursos democráticos y la propia ultraderecha no lo cuestiona porque tenía un hermano que recibía beneficios del estado en la importación de vacunas.

-¿Cómo es eso?

 -Se necesitaban sistemas de refrigeración que su hermano tenía y ahí han quedado, por la cantidad de 8 a 12 millones de soles, estamos hablando de más de 3 millones de dólares, cuando él era Ministro de Justicia. Aunque lo niega y dice no saber del tema, no hay confianza en un hombre que viene reciclado del  fujimontesinismo, enemigo jurado de la libertad de Antauro Humala, que ya debería estar libre porque sigue siendo secuestrado durante 17 años por el estado peruano.

-Dos cargos más que interesa saber: Relaciones Exteriores se lo otorgaron a Cesar Landa y Economía a Oscar Graham ¿qué cambia con esto?

-Cesar Landa es un hombre de derecha, es miembro del Tribunal Constitucional de un pasado aprista (vinculado al APRA), no ha estado contaminado en casos graves, de corrupción, como se estilaba con estos miembros del comité del Tribunal Constitucional de Perú. Tiene cierta trayectoria profesional, pienso que dará continuidad a la política conciliadora, un poco de medias tintas que le gusta a Pedro Castillo.

Oscar Graham es un tecnócrata que ha salido de las carteras de una de las universidades de Perú, pero no tiene mucha trayectoria, tampoco política reconocida. Lo que se espera es que le dé continuidad a la política de Pedro Franque que no ha tocado nada ni ha podido impulsar otro tipo de reformas que permitan la recuperación real de la economía, sino que optó por darle continuidad o lo que  se suele decir “administrar la crisis encontrada hasta hoy”.

-¿Cuáles son los dos cargos que ocupa Perú Libre en este gabinete?

-En el Ministerio de Energía y Minas, un ex director regional de la misma rama en la región de Junín donde Cerrón fue gobernador, y el otro es en el  ministerio de Salud, que también fue director regional de salud de Huancayo y de la Sierra Central, donde Cerrón fue director y gobernador. Ha traído a dos  directores regionales de Huancayo y los ha puesto en el sitio. Me parece que Perú Libre está optando por reclamar cupos y espacio  de poder, ahora ya no se habla de la nueva constitución, no se habla de la segunda reforma agraria, tampoco  de la reforma tributaria, de la negociación de los contratos mineros, petroleros y gasíferos, sino que se habla  de cuota de poder, participación en el gobierno de cargos, y me parece que está cayendo en ese tipo de posiciones, generando desconfianza en el pueblo que seguramente pasará factura.

-De todos modos, este gabinete también tiene características provisorias, porque puede ser rechazado a nivel parlamentario.

-Tiene un plazo de 30 días este gabinete para otorgar en el Congreso lo que se llama “investidura presidencial”, difícilmente van a obtener el respaldo, considerando que el ministro de Salud  está severamente cuestionado por la Universidad de San Marcos, por la Facultad de Medicina, y el Colegio Médico del Perú, lo acusan de el ejercicio ilegal de la medicina, por ser un médico que está impulsando el uso de la medicina natural y alternativa. Por supuesto, eso es cuestionado severamente por los monopolios farmacéuticos y por monopolios de las grandes empresas transnacionales que venden y trafican con las salud y vida humana  a través de la venta de productos farmacológicos, Eso sectores, por supuesto no levantan el cuestionamiento por decisión política y su acercamiento a ala derecha.

-¿Cómo hace para gobernar Pedro Castillo, porque no parece que sea fácil hacerlo con tantos cambios de equipo, y la campaña de la derecha?

-Se han cambiado 4 gabinetes en 6 meses, y han pasado 45 ministros  durante ese tiempo. Es decir, la situación es muy inestable y preocupante, hay sectores que hemos asumido una proyección crítica o apoyo crítico al gobierno, pero  que cada vez nos vamos desencantando más del actuar del presidente. Hay cosas que van a ir decantándose en el curso de los próximos días, pero por supuesto no podemos olvidar que tenemos al frente a una ultraderecha feroz, fascista, agresiva y voraz. Con estos tampoco queremos confundirnos, ni siquiera orillar las posiciones que ellos están levantando. Por eso hay una posición prudente pero creo que eso también se va acercando a un límite.

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina/ Foto de portada: La Tinta.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.