Cuba, asegurar el futuro generacional de la Revolución

Por Orlando Oramas León* / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

El Gobierno cubano tiene la vista puesta en la atención a la juventud, segmento poblacional que sufre también las carencias provocadas por el bloqueo de Estados Unidos contra la isla, y en el colimador de los aprestos desestabilizadores de Washington.

Son millones de dólares los que dedica la potencia norteña para influir en la juventud cubana, que resulta el relevo natural y de la continuidad de la Revolución.

Numerosos son las partidas y los programas empleados y diseñados para influir en la mente de sectores juveniles, en un combate que cada vez más se libra en las redes sociales.

Los enemigos del proceso revolucionario buscan aprovechar las necesidades materiales que afectan a niños, adolescentes y jóvenes, en particular estos últimos, hacia los cuales se hacen incitaciones a emigrar incluso por caminos irregulares.

Pese a las innegables dificultades económicas que atraviesa Cuba, el Gobierno considera prioritaria la formulación de una Política Integral para la atención a jóvenes y niños, en particular a partir de una propuesta presentada por la Academia de Ciencias a la máxima dirección del país.

Fue el tema de una reciente reunión en el Palacio de la Revolución de La Habana, con dirigentes, investigadores y expertos encargados de elaborar la estrategia sobre un asunto de alta sensibilidad, y que encabezó el presidente Miguel Díaz-Canel.

Hay que hacer propuestas rápidas, sobre todo de políticas para empezar a ejecutar lo más pronto posible un grupo de acciones que vayan dando un cambio en la situación y en la percepción que existe sobre este tema, dijo el mandatario en el encuentro, en el que también participó el primer Ministro Manuel Marrero.

Díaz-Canel lo consideró uno de los proyectos más importantes que debe priorizar el país para abordar diversas problemáticas presentes, desde la situación social, la arista migratoria y, también, la dinámica demográfica en una nación que envejece mientras no pocos de sus jóvenes emigran.

Si no existe atención diferenciada a la juventud se rompe la continuidad de la Revolución, alertó el jefe de Estado. Y acotó: tenemos que buscar que encuentren su proyecto de vida en el país, y tendremos que proyectar cosas para los jóvenes que están en Cuba, y también para los que tenemos fuera, con los cuales hay que mantener una relación.

No se trata de una visión asistencialista ni paternalista del problema. El programa pretende encontrar vías para que los jóvenes encuentren posibilidades para desplegar sus potencialidades y capacidades en la vida política, social, económica y espiritual.

Es muy importante, puntualizó el presidente de la República, tener en cuenta los elementos de participación en su visión más amplia, los valores, las posibilidades de empleo, de ingreso a la Educación Superior, de acceso a la cultura y al deporte, sin desventajas de ningún tipo.

El acceso a la vivienda es una de las aristas del asunto, en un contexto en el que Cuba acumula déficits acumulados por años. Díaz-Canel graficó que en muchos hogares cubanos conviven varias generaciones.

Se trata de una problemática que no se resolverá a corto plazo, pero dentro de la Política de la Vivienda se pueden tomar determinadas consideraciones distintas hacia jóvenes que se gradúan, forman parejas o tienen hijos, añadió el gobernante.

Otra faceta a tener en cuenta será la atención a jóvenes y menores en situación de vulnerabilidad, así como acciones de prevención. Por ese camino las autoridades cubanas revisan los programas sociales creadas por el líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, muchos de los cuales tuvieron fuerte incidencia en el sector juvenil.

Para todo esto se conforma un grupo gubernamental que definirá las acciones a fin encarar el desafío generacional para el futuro del proceso revolucionario y para lo cual Miguel Díaz-Canel demandó un desempeño más inteligente, culto, de todas las instituciones que tienen que ver con la juventud. Será prioritario, remarcó.

(*)  Periodista cubano, autor de los libros “Raúl Roa, periodismo y Revolución”, “Pohanohara, cubanos en Paraguay” y “Cuentos del Arañero”.

Foto de portada: Radio Rebelde.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.