Falleció el escultor Osneldo García, Premio Nacional de Artes Plásticas 2003

El escultor Osneldo García, quien mereció el Premio Nacional de Artes Plásticas 2003 por la obra de la vida, falleció en La Habana a los 90 años de edad en la noche del viernes.

Con una vocación creativa tempranamente definida, Osneldo se inició en la talla y la maquetería durante su niñez campesina en Mayajigua, en las inmediaciones de Yaguajay, al nordeste de la antigua provincia de Las  Villas.

Al trasladarse a la capital, el joven se ganó la vida con la elaboración de figuras ornamentales de yeso y reproducciones de vírgenes, imágenes de santos y angelotes, y así logró pagarse la matrícula y graduarse de dibujo y escultura en la Academia de San Alejandro, donde conoció a Camilo Cienfuegos. En aquella etapa volvió una y otra vez a su lugar de origen.

Como muchos otros coetáneos suyos sintió la necesidad de transformar la asfixiante situación política y social imperante a partir del golpe de estado de 1952. De modo que militó en el Movimiento 26 de Julio, fue su máximo responsable en Mayajigua y se incorporó al Frente Norte de Las Villas, y más tarde a la columna no. 2 liderada por el comandante Camilo Cienfuegos.

La Revolución representó  para él no solo el triunfo de los ideales por los que luchó sino la oportunidad de desarrollar a plenitud su talento artístico, como lo demostró con una exhibición personal en el Museo Nacional de Bellas Artes.

En 1962 viajó a la República Democrática Alemana a completar su formación académica. El resultado del salto cualitativo se mostró en exposiciones sucesivas hacia la medianía de aquella década en varios países de Europa oriental y en la que desplegó en 1968 en la Galería Habana.  Osneldo fue en todo sentido un adelantado. Obras suyas han participado en numerosas exposiciones durante todos estos años.

Este último recinto fue testigo en 1977 de uno de los momentos definitorios en la trayectoria de Osneldo: su incursión en el arte cinético, en el que destacó por su labor pionera. A escala pública dos de sus más emblemáticas obras en ese campo se hallan emplazadas en los jardines del Teatro Nacional y el Palacio de los Pioneros Ernesto Che Guevara.

Sobre su obra expresó el poeta, artista y crítico Pedro de Oraá: “En la animación de la materia ha resuelto Osneldo su particular interpretación de las contingencias y obsesiones del espíritu de la época.

Tomado de CNAP.

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.