Venezuela: En el II Congreso de la Clase Obrera, un punto de inflexión en la economía

Por Geraldina Colotti.

En el Poliedro de Caracas había gran expectativa por el discurso que daría el presidente Nicolás Maduro en la inauguración del II Congreso de la Clase Obrera “José Chino Khan”. Y el presidente no la defraudó: no solo aprobó todas las propuestas provenientes de los trabajadores y trabajadoras, presentadas por el coordinador del congreso, Oswaldo Vera, sino que relanzó algunas líneas estratégicas. Propuestas que encajan en las “3R.net”: Resistir, Renacer, Revolucionarlo todo.

Una fórmula con la que Maduro resumió la estrategia de la revolución bolivariana hacia la transición al socialismo. Un desafío a implementar de aquí al 2030, bicentenario de la muerte del Libertador, para “hacer irreversible la revolución bolivariana”. Un proyecto que parte, en primer lugar, del plan económico, desde el cual se irradia el ataque multiforme del imperialismo sobre un país rico en recursos estratégicos para un capitalismo en crisis estructural, que se concentra en nuevos sectores, imprescindibles para la “revolución digital”.

Por eso, aun ante la crisis ucraniana y el ataque económico-financiero del imperialismo a Rusia, que vuelve a plantear, en gran escala, el desplegado contra la Venezuela bolivariana, el paquete de propuestas incluye el fortalecimiento de la economía digital y el establecimiento de un fondo soberano para la clase obrera. Propuestas que, dijo el presidente, deben concretarse fortaleciendo la unión de la clase obrera y de sus organizaciones de bases como los Cptt “con el proceso de socialismo territorial de las comunas y los concejos comunales”.

Un objetivo también enunciado por Oswaldo Vera al presentar el documento: “construir el Estado obrero, campesino y popular”. Estos son los puntos principales de la propuesta: avanzar hacia una economía productiva y revolucionaria; ajustar el salario mínimo equivalente a medio Petro (la moneda digital venezolana cuya unidad está anclada al valor de un barril de petróleo); hacer parte del salario el sistema de bonificación que recibe la clase obrera a través del Carnet de la Patria; adaptar sindicatos, Cptt y otras organizaciones a la realidad actual; elaborar un plan trienal centrado en el destino del país para 2024 (próximas elecciones presidenciales), en el que se encuentren propuestas políticas para la renovación de las estructuras básicas de dirección de la clase trabajadora; Organizar un plan de formación política, técnica, cultural y comunicacional.

Maduro, particularmente brillante y en sintonía con un contexto del que se siente “orgullosamente parte”, viniendo de la propia clase trabajadora, ha bromeado muchas veces, intercambiando con algunos de los presentes, con quienes ha compartido las luchas desde su juventud, durante la IV República. Afirmó haber recibido el documento en el último minuto y haberlo «enlatado en la noche». Para implementar el paquete de propuestas y mantener un vínculo directo con la clase trabajadora, junto al Ministro de Trabajo, José Ramón Rivero, y el dirigente sindical Will Rangel, en la mesa estuvieron presentes la vicepresidenta con responsabilidad en Finanzas, Delcy Rodríguez y Tareck El Aissami, ministro de Industria y Producción Nacional y Petróleo, y vicepresidente del Área Económica.

Delcy, experta en derecho laboral internacional, ratificó la viabilidad de las propuestas relativas a la economía digital “inclusiva” y destacó el impulso que prevén para el bienestar general de las trabajadoras y los trabajadores. El Aissami, experto en monedas digitales, se comprometió a presentar «en 72 horas» el diseño del banco digital, que funcionaría como una caja de ahorro de la clase trabajadora, a la que recurrir en caso de necesidad. “Lo que estamos haciendo ahora -dijo- será recordado como un  cambio histórico por las generaciones posteriores”.

En ese sentido, ya existe un antecedente, la plataforma de delivery “Vitrina Venezuela”, conformada por el “Chamba delivery”. Esta plataforma reúne a empresarios, pequeños y medianos productores en una red comercial nacional para ofrecer apoyo técnico y sostenible a quienes deciden emprender o desarrollar este negocio. El servicio «Chamba Delivery» cuenta con 30 motos en pleno funcionamiento y 2 Grupos de trabajo. Esta categoría de trabajadores estuvo presente en el Poliedro, y el presidente precisó que sus derechos serán protegidos y no pisoteados como sucede en los países capitalistas.

Para sustentar las propuestas -explicó el mandatario- estuvieron y estarán sobre todo los impuestos que pagan las grandes fortunas, en una economía que se recupera gracias al esfuerzo de la clase obrera por incrementar la producción y resistir el bloqueo económico-financiero. Maduro resumió las cifras de la caída dramática de los ingresos nacionales por el bloqueo económico, reivindicó la adecuación de las medidas de flexibilidad monetaria para «aumentar el comercio interno», y dijo que el modelo bolivariano se siente lo suficientemente fuerte como para exportar petróleo u oro también en Estados Unidos.

En este sentido, han tenido fuerte impacto las intervenciones de tres delegadas en representación de sectores productivos claves para la economía del país: petróleo, petroquímica y cemento. Tres vanguardias, que ilustraron propuestas concretas de control y participación obrera en todo el proceso productivo y significaron la fuerza de la mujer en todos los niveles de la revolución bolivariana. Si el imperialismo quiere entender por qué no puede vencernos -dijo el presidente- miremos lo que representa hoy este poliedro desbordado. Las medidas de “bioseguridad” han sido pero muy estrictas en un país que, como atestiguaron los presentes a mano alzada, ha vacunado a casi toda la población, sin haber bajado la guardia ante la presencia de las nuevas variantes.

En la sala estuvieron presentes los ministros de gobierno y los dos «gobernadores obreros», el exministro de Trabajo Eduardo Piñate (estado Apure) y Ángel Marcano (estado Bolívar). Para la ocasión, el mandatario anunció que Jorge Arreaza asumirá el ministerio de las Comunas, pues la actual ministra Noris Herrera irá a «tareas importantes en la alcaldía capitalina». Más de 60 países se conectaron al encuentro de manera virtual. Entre los invitados, los embajadores de Cuba y Nicaragua. El secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), Ulises Guilarte de Nacimiento, llevó un mensaje de solidaridad. El secretario ejecutivo de ALBA-TCP, Sacha Llorenti, aceptó la propuesta de instaurar «el Alba de la clase obrera» lo antes posible.

 

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina/ Foto de portada: Prensa Latina.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.