Ucrania como expresión de «la descomposición del capitalismo en su etapa neoliberal»

Intelectuales, dirigentes políticos y sindicales y militantes sociales de varios países presentaron un documento en el que expresan su posición en relación con la guerra en Ucrania, a la que definen como “una expresión del proceso de descomposición del capitalismo en su etapa neoliberal”.

Con la firma de, entre otros, del premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel;  la colombiana Piedad Córdoba, el politólogo Atilio Borón, el secretario de Relaciones internacionales del Movimiento Evita, Alejandro Rusconi y el diputado nacional venezolano Saúl Ortega, el documento plantea que los medios hegemónicos, ocupan espacio cubriendo la situación de Ucrania mientras ocultan que “los israelíes han atacado Siria y Cisjordania, donde se han cobrado nuevas vidas y cientos de heridos palestinos, y el Pentágono acaba de bombardear Somalía”.

El texto al que también adhieren la periodista e investigadora Stella Calloni, la periodista Sandra RUsso, Jorge Kreynes, secretario de relaciones internacionales del Partido Comunista Argentino; la escritora Luisa Valenzuela; Nidia Díaz, del FMLN de El Salvador; Roberto Perdía, Luis D´Elía, el periodista Jorge Elbaum, Carlos Aznárez, Julio Gambina, la escritora alemana Christiane Barckhausen y el cineasta Lois Pérez Leira, contextualiza la reacción rusa en el ataque del gobierno prooccidental de Ucrania desde 2014 “contra la población pro rusa del Donbáss,  donde ya han muerto 14 mil personas y destacan por su crueldad los grupos paramilitares neonazis armados y azuzados por la OTAN y Estados Unidos”, y destaca que esos ataques “vulneran los acuerdos de Minsk de 2015”.

Con la rúbrica también del panameño Carlos Lenin Villa Toribio; el español Xavier Moreda; el escritor Carlos Pronzato, el abogado de derechos humanos Gustavo Maradini, el cineasta Pedro Cardoso, el sindicalista costarricense Edgar Gutiérrez Cordero, entre otros, el escrito considera que “la conquista de una paz duradera, que, con moderado optimismo, entendemos viable, no puede lograrse a expensas de la seguridad de ningún Estado miembro de la comunidad internacional”.

Y señala, finalmente, que “la pelea de fondo que la clase trabajadora y los pueblos debemos sostener es la lucha por un orden alternativo al capitalismo, sin explotación y de cooperación entre los pueblos, des-mercantilizado y solidario, respetando a la Naturaleza y a la vida”.

Tomado de Tiempo Argentino / Foto de portada: AFP.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.