EEUU y China dialogan en Roma sobre la crisis entre Rusia-Ucrania y temas bilaterales

El asesor en seguridad nacional de EEUU, Jake Sullivan, abordó diversos temas bilaterales y la crisis entre Rusia y Ucrania en una reunión con el máximo diplomático chino, Yang Jiechi, en Roma, informó la Casa Blanca en un comunicado.

«El asesor de seguridad nacional Jake Sullivan se reunió hoy con el miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China y director de la Oficina de la Comisión de Asuntos Exteriores Yang Jiechi en Roma, Italia. Su encuentro fue una continuación de la reunión virtual del 15 de noviembre de 2022 entre el presidente Joe Biden y el presidente Xi Jinping», dice el texto.

Sullivan planteó «una serie de cuestiones sobre las relaciones entre EEUU y China, con un debate sustancial sobre la guerra de Rusia contra Ucrania. [Los funcionarios] también subrayaron la importancia de mantener abiertas las líneas de comunicación» entre Washintgon y Pekín, añade el comunicado.
Alineación China-Rusia

EEUU tiene una gran preocupación por el alineamiento de China con Rusia, y Sullivan comunicó a Jiechi las posibles consecuencias de ciertas acciones, declaró un alto funcionario del Gobierno.

«Tenemos una profunda preocupación por el alineamiento de China con Rusia en este momento y el asesor de seguridad nacional fue directo sobre esas preocupaciones y las potenciales implicaciones y consecuencias de ciertas acciones», dijo el funcionario estadounidense a la prensa.

La reunión entre Sullivan y Yang fue intensa y sincera dada la gravedad del momento, añadió.

El diario Financial Times informó, citando a funcionarios del Gobierno estadounidense, que Rusia había pedido a China equipamiento militar y otra asistencia para continuar con su operación en Ucrania.

Posteriormente, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó que Rusia no ha pedido ayuda a otros países para su operación en Ucrania.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Zhao Lijian, negó estos informes y acusó a EEUU de difundir desinformación contra Pekín en lo relativo a la situación en Ucrania y destacó que su país se esfuerza por promover las negociaciones de paz.

El 24 de febrero, Rusia inició una operación especial para desmilitarizar y desnazificar Ucrania, en respuesta a las solicitudes de asistencia de las repúblicas de Donetsk y Lugansk para defenderse de los ataques cada vez más intensos de las tropas ucranianas.

Numerosos países condenaron la actuación de Rusia en Ucrania y activaron amplias baterías de sanciones individuales y sectoriales que buscan infligirle a la economía rusa el mayor daño posible.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que esta operación tiene como objetivo la infraestructura militar ucraniana y que la población civil no está en peligro.
Según la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU cientos de civiles murieron y fueron heridos en Ucrania desde el 24 de febrero.

Por otra parte, más de dos millones de ucranianos buscaron refugio en países vecinos desde el inicio de la operación rusa, según datos de la ONU.

Ucrania rompió relaciones diplomáticas con Rusia, impuso la ley marcial en todo el territorio nacional, además del toque de queda en Kiev y otras ciudades y decretó la movilización general.

La Asamblea General de la ONU aprobó el 1 de marzo, por 141 votos a favor y cinco en contra, con 35 abstenciones, una resolución no vinculante que deplora el uso de la fuerza contra Ucrania y exige ponerle fin inmediato.

Corea del Norte

Asimismo, Sullivan y Jiechi discutieron sobre Corea del Norte y acordaron entablar conversaciones profundas sobre el tema en un futuro cercano, dijo un alto funcionario de Washington.

«Las dos partes discutieron sobre Corea del Norte porque también es una situación en aumento que exige nuestra atención. Acordamos que los funcionarios con responsabilidades en este tema de las dos partes profundizarán su conversación en un futuro próximo», afirmó.

El 5 de marzo, Corea del Norte disparó un presunto misil balístico hacia el mar del Este (mar del Japón) desde la zona del aeropuerto internacional de Sunan, en Pyongyang.

El Estado Mayor Conjunto surcoreano estima que el proyectil voló unos 270 kilómetros y se elevó a una altitud máxima de 560 kilómetros.

En lo que va de año, Corea del Norte realizó otras ocho pruebas de armas, algunas de las cuales violan las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

El 5 y el 11 de enero lanzó presuntos misiles hipersónicos, el 14 de enero disparó dos balísticos de corto alcance, el 17 y el 27 de enero realizó lanzamientos de misiles guiados tácticos y el 25 de enero disparó dos misiles de crucero.

El 30 de enero Pyongyang ensayó un misil de crucero de alcance intermedio Hwasong-12 y el 27 de febrero realizó el lanzamiento de un misil balístico que, según afirmó posteriormente, tuvo lugar en el marco del desarrollo de un satélite de reconocimiento.

Tomado de Sputnik / Foto de portada: REUTERS / Hyungwon Kang.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.